La izquierda bosta

No existe casi izquierda con la que se puedan discutir ideas. Utilizan la palabra “derecha” como descalificación, adoctrinan en lugar de convencer, demonizan en lugar de criticar, se dan aliento entre sí cuando dicen tonterías contrarias al sentido común, insultan a los extraños y hacen abuso del espíritu de cuerpo con los propios. Atacan primero, juegan a las víctimas después. El mensaje es: con nosotros no se puede convivir. Por eso Verbisky es su sacerdote, jamás en su vida, ni una sola vez, nunca, escribió una idea para discutir otra. Cualquiera que diga o haga algo contrario a la religión con la que se identifica pero que es incapaz de describir, o que moleste a sus sacerdotes, o que esté cerca de los herejes, es castigado sin piedad como si fuera el mismísimo demonio. Pero Verbisky no escribe una idea ni por milagro. Todos son insultos o bombas. Como ya no necesita bombas porque se trata de un país de pelotudos que le tienen miedo y le rinden culto, se ha convertido en el jefe de la barra brava de la banda de Alí Babá y no hay mucha diferencia a cuando jugaba a ser el fiscal de la anticorrupción (encontrada con la misma metodología ideológica).

Demonizar requiere atribuir cosas, lo que sea; identificar al otro con algún mal y después tratarlo de manera irreductible de acuerdo a la propia imágen de él que se han hecho. Es una forma de hostigamiento que sirve para devolver al autor una imagen igual de artificial de sí mismo como la del perseguidor del mal; es decir, el bueno.

Página 12 es el nido y es la escuela. ¿Qué es una persona que está en la posición que molesta a la izquierda? Un hijo de puta al que hay que encontrarle algo, descalificar, joder, destruir ¿Discutir? No, ese verbo no existe. Los que buscan los defectos son otros hijos de puta que si no estuvieron avalando la violencia terrorista de los setenta, fueron parte de ella, o del ataque a la Tablada, o son los defensores del totalitarismo cubano, o los mejores cómplices del gobierno más ladrón, tramposo, ilegal y autoritario de la era democrática que se haya visto. Lo que pasa es que como la gente tiene en general cosas mejores que hacer que responderles ahí quedan solos con sus fantasmas.

Decía el viernes que este era un momento crucial porque el campo se percibía a si mismo como lo que había sido desde el peronismo hasta acá: el pato de la boda y que el poder en lugar de estar acoplado a la productividad, lo estaba a la improductividad. Esa opción por la improductividad cae perfecto para esta izquierda troglodita. Y el poder no es sólo la política. Son las cámaras empresarias que piden privilegios, los sindicatos que son empresas familiares que parecen minas de oro y esta pseudo prensa panfletaria que no tiene doctrina sino un listado de a quienes tienen que atacar y a quienes asegurar impunidad. Todos saben que si el pato se revela están terminados y que todos sus insultos juntos no alcanzarán para comprar las lentejas.

El campo es el sector políticamente más débil y es a su vez el que tiene todas las cartas a su favor. Como el caballo al que se lo ha desatado del palenque y permanece ahí porque no lo sabe. Su sola queja es percibida como insulto o agresión. Si algo no le gusta le caen encima los insultadores para ponerlo en su lugar porque la mera idea de que puede protestar es altamente subversiva. Algo está mal. Muy mal.

En definitiva toda la postura de la izquierda de desvanece si no hay quién pague las cuentas. No es tanto un problema de entender. Lo es de mirar la billetera y decir “muchachos, se acabó la joda”

¿Hay otra izquierda? A veces existe en el trato personal, la agrupación los convierte en eso. Así es la vida del faccioso.

Página 70

Como señala Urgente24 Página 12 se ha convertido en un folletín sobre la década del setenta. Sobre la última parte de la década del setenta durante la cual lo que ellos creen que eran los buenos idealistas recibieron una gran dosis de su propia medicina y fueron destruídos. Cada ejemplar es una masturbación sobre las mismas cuestiones y cada cosa se relaciona con lo mismo. Casi siempre el tema es tapa y como encima la información es parcial y el enfoque panfletario y sensiblero, lo deben leer ellos solos y los que les derivan publicidad oficial.

En parte es obsesión, pero en parte es una forma de llenar un diario que está al servicio de un gobierno que no hace cagada por hacer y del que no pueden hablar porque son aliados. Ya ni siquiera es un diario.

¿Semana negra?

Cualquiera diría que un corte de suministro eléctrico es igual de importante se produzca cuando se produzca. Los inconvenientes para los usuarios son idénticos si ocurre por algún inconveniente climático, una fatalidad, un error humano o una política energética desarrollada por un gobierno intervencionista. A lo mejor sería inclusive más interesante como noticia si ocurriera mientras ese gobierno intervencionista jura y perjura que acá no pasa nada.

Claro que no cualquiera es argentino. Acá las cosas valen o no depende de quién sea el responsable.

Para Página 12 el gran tema del verano del 99 fue el corte de suministro eléctrico en el área de EDESUR. Con múltiples interrupciones en el servicio eléctrico en todo el país desde hace varios días, en particular ayer, la cuestión ni figura en la edición del día de la fecha. En cambio la falta de combustible consecuencia del desconocimiento de la realidad por parte de este oficialismo de ficción, se muestra como una “pulseada” entre quienes producen y distribuyen el compustible y los funcionarios buenos que se encargarían, se supone de que nos llegue barato.

Página trucha

Federico Young es uno de los anunciados responsables de agencias con las que Mauricio Macri piensa manejar la Ciudad. Página 12, es decir, el kirchnerismo, o lo que es lo mismo el estado, está en campaña abierta contra el jefe de gobierno electo de Buenos Aires y hoy se lanza contra Young.

Macrí haría bien en notificarse de que será objeto de las mismas maniobras de prensa por parte de esta izquierda rentística que padecieron otros porque si le pasa como a los que se enteraron tarde puede seguir la misma suerte. Fíjense la manipulación de los lectores en la nota. Young participó de un seminario sobre “Igualdad ante la Ley Juicio y castigo a los terroristas de los años ’70” Página 12 presenta la noticia como un acto para “condenar la reapertura de los juicios a los represores procesados por delitos de lesa humanidad y reivindicar la dictadura”, como la promoción de la violación de los derechos humanos, cuando la ponencia de Young, según la cuentan ellos mismos, es en pro de los derechos humanos y para juzgar las acciones terroristas llevadas a cabo por ocupantes del estado actuales.

El panfleto incluye darle a Cecilia Pando el lugar de “lobbista castrense”, lo que implica asignarle un papel que es evidente que no tiene, pero al convertirla en cuco no hace más que demostrar la intención obvia del diario. Lobbista podría decirse que es Página 12, con una tirada ínfima y suculentos ingresos de dineros públicos, es una empresa hecha para asustar y presionar y lo peor de todo es que hasta está perdiendo la compostura. Lo peor que podría pasar sería que de verdad asuste en lugar de hacer reír.

El reconocimiento de la política del gobierno de protección a ese movimiento terrorista, y por tanto la responsabilidad del estado argentino en la promoción y ocultamiento del terrorismo está en el tratamiento de la presentación de Young como “antisistema”.

Felisa oscurece y Horacio no votó a Filmus

Es mucho. El kakismo está superando todo lo conocido en materia de circo. La señora de la bolsa sumó otra versión más para explicar los morlacos encontrados en su baño. Primero eran 241 mil dólares (que las fuentes de Perfil siguen afirmando que era la cifra, y les creo cuando veo cómo se miente del otro lado) después fueron 63 mil, al principio era plata para una operación inmobiliaria frustrada, después lo fue para una operación que si se realizó y de la que hay boleto. Ahora parece que la plata era del hermano de la señora, después de que ella dijo que el dinero constaba en su declaración jurada. Primero dijo que se trataba de una “información errónea y falsa” y ahora pide disculpas.

Y ocupa un ministerio en esto que dicen que es un país y encima recalcan que es en serio ¿En serio?

Pero olvidemos la estrategia de defensa armada por algún saca presos ignoto. La señora decidió cerrar el pico hasta tener más hechos sobre la mesa para después armar una versión (y su jefe lo acepto junto con su mujer la que continuará el cambio). Esto quiere decir que la señora de la bolsa se dispuso a defenderse.

Ocupa un cargo público y desde él demoró información para colocarse en una posición favorable, algo que es aceptable para un imputado pero no para alguien que continúa siendo ministro de economía. Para permanecer en el cargo en un país en que el presidente fuera mejor que ella debería haber hablado hasta por los codos explicando todos los detalles de lo ocurrido para despejar dudas y ser transparente al extremo y así demostrar que no estaban esperando a ver qué surgía para construir su versión a partir de ahí. Aunque los dichos actuales de la señora de la bolsa fueran coherentes siempre quedaría la duda de si los armó a partir de conocer qué cosa se podía probar. Sería imposible volver a confiar en ella al grado en que se necesita confiar para que sea ministro de economía. Pero al contrario, se le está permitiendo presentar novedades con cuenta gotas porque los parámetros para ocupar un ministerio en la Argentina son los mismos que para elaborar una defensa ante un juez penal.

Y en ese silencio el gobierno entero es cómplice.

La última de las explicaciones, se supone que la mejor que pudo encontrar, es que tiene un hermano buenísimo que le había prestado la plata (gran parte, será justo la que no aparece en su declaración jurada) y que luego ella gestionaría una hipoteca para devolver el dinero. Un hermano generoso y que se olvidó de preguntarle “¿che y por qué no vas a gestionar la hipoteca ahora, sobre todo con la banca que tenés?” O a lo mejor se lo preguntó y doña Felisa abriendo la bolsa de papel y haciéndole un gesto al hermano bueno para que la llene le habrá respondido que este es un país en serio y que como ministro/a de economía y ex presidente del Banco Nación no tiene ningún privilegio en ningún banco que le facilite un préstamo. Y de tan bueno el hombre también se olvidó de repreguntarle “Ah, tenés dudas de que te den el préstamo en este país en serio y me pedís la guita a mi como si eso fuera un hecho ¿Y si no te lo dan cómo me la devolvés?” Pero por qué se iba a plantear tales interrogantes si ni siquiera se enojó por el trato que la hermana le dio al dinero olvidándolo en el baño.

La conclusión es obvia. El hermano de doña Felisa no votó a Filmus. Y ella esperó  un mes y medio para contar esto porque así como se olvida la plata del hermano en el baño de un lugar público, le llevó tiempo recordar de dónde había sacado la guita.

Esto decían las fuentes del ministerio en plena etapa de “desmentida”: “En Economía admiten que esas sumas no serían consistentes con la situación patrimonial declarada para el ejercicio 2005, cuyos detalles ya trascendieron a la prensa. Pero aseguran que son compatibles con los ingresos que la ministra puede demostrar en 2006″. O este famoso hermano y Papá Noel le dio el dinero como donación el año pasado o se lo prestó entonces y ella en realidad quiso decir que entre los ingresos de 2006 estaba este préstamo fraternal. Pero claro, todo se complica al final. Porque la negociación por esta casa apetecida tendría que haber durado demasiado y hubiera tenido tiempo de sobra para gestionar su hipoteca.

La Nación le pregunta sobre esto y de acuerdo a su respuesta cuesta entender la supuesta compatibilidad con la declaración del 2006:

-¿Lo pidió este año o en 2006? -No, unos días antes. -¿A un hermano suyo? -A mi hermano Horacio, con el que estoy todos los fines de semana, que voy a comer asado. -Entonces los fondos no están en su declaración jurada de 2006. -No. Mi saldo al 31 de diciembre de 2005 en la caja de ahorro era de unos 76.000 pesos; al 31 de diciembre del 2006, 105.000 pesos. Esto fue presentado ante la AFIP y ahora estamos elaborando la declaración ante los organismos de control, porque para eso hay tiempo hasta el 31 de julio; el tema es que esa declaración incluye los datos hasta el 31 de diciembre de 2006 y yo le estoy pidiendo a mi contadora que, aunque no corresponda, incluya estos fondos de ahora. Porque si no, lo voy a poder explicar recién a mediados de 2008.”

Para compatibilizar un poco declaraciones: “sería consistente con su declaración de ingresos de 2006” solo porque la contadora incluiría el préstamo en el 2006 que se hizo en el 2007. Qué cosa los contadores son capaces de hacer magia.

Algo que preguntamos en el blog allá lejos y hace tiempo ¿hubo boleto?. “No”, responde la señora. Ni siquiera tenía una propiedad en vista.

Horacio es un buen hermano. Le había prestado la plata para que la tuviera, aunque sea en el baño, por si encontraba una propiedad en algún momento. Aún cuando Horacio no podía ignorar comiendo tanto asado con ella el trabajo que le costaría buscar su casita, porque no tenía tiempo ni para guardar 63 dólares en el banco, según había dicho.

Pero surge otra cuestión ¿Le mintió a su Alteza Kakal? Según Bonelli, el osito cariñoso (ver post anterior), el presidente a quién estas cosas lo ponen mal le pidió explicaciones, y doña Felisa le habría dicho: “Presidente, el día anterior no se pudo hacer el boleto y dejé el dinero en mi despacho”. Y agrego, según Bonelli: “Al final, la operación se concretó y yo tengo el boleto inmobiliario para entregárselo a la Justicia“. “Voy a creer en tu palabra. Pero todo se debe aclarar en sede judicial”. Que crédulo hombre, que crédulo.

Supongamos que creemos la última versión, la que da Miceli en el las reuniones con periodistas elegidos hoy. De nuevo esto habla de la bondad de Horacio. Le dio la plata antes de que la hermana tuviera un inmueble en mente y supiera entre otras cosas cuanto iba a necesitar. Podría haberle preguntado para qué quería el dinero antes de tener una operación precisa que realizar. Pero sabemos que Horacio no pregunta mucho. Lo más probable es que termine trabajando de periodista estrella en algún gran medio.

El operativo blanqueo, o intento de blanqueo incluyó  a Clarín. Ahí hay una tercera o cuarta versión acerca de la casa que ya no es una casa ni es eventualidad sino que hasta tiene dirección: “-El lunes 4 de junio a la mañana lo traje para después llevarlo al Banco Nación, abrir una caja de seguridad -porque no tengo- y depositar en la caja de ahorro otra parte. El dinero lo tenía porque quiero comprar una casa en Núñez, cerca de donde estoy viviendo, que es en un dúplex en la calle Amenábar, en Saavedra.”

Generosos los periodistas de Clarín no repreguntan nada pero terminan la nota dando lugar a la respuesta conspirativa de la señora de la bolsa. Dijo que iba a averiguar cómo había trascendido a la prensa la información y que creía que era todo un complot para perjudicarla.

¿Perjudicarla por qué señora, si se habla de que se encontró plata suya, o de Horacio, para una operación, o no, para comprar una casa, o un PH, que todavía no encontró, o si?

De cualquier modo al tercer diario de esta mini conferencia con elegidos, Página 12 también le dio una versión distinta de la conspiración:

–¿Sabía de ese procedimiento de la Brigada Antiexplosivo? –Sí. No sabía que iban a abrir el placard. No sabía con qué grado de diligencia y detalle. No lo veo mal tampoco. Yo creo que no estuvieron mal ni es para hacer ningún acto en contra mío. La actuación de ellos es la lógica. No estoy en ese sentido paranoica de que me querían perjudicar. Nada, de nada. Ni siquiera me llamó mi secretaria.”

Hay dos cosas que son un clásico en los funcionarios argentinos. Los que tienen mujeres millonarias y los que obtienen préstamos de los parientes cercanos de los que no hay comprobantes.
 

De Gramsci a TV guía

El boletín oficial Página 12 publicó hoy una nota titulada “Un policía en Gran Hermano“. Sabemos que “policía” es algo feo de acuerdo a la macumba montonera que nos rige cual dogma sagrado, y la señora Susana Viau habrá querido demostrar que ella es tan buena discípula como cualquier ganador del Martín Fierro. Lo logró.

Por supuesto la nota deja en claro que la señora no ve el programa. Faltaba más, eso es de gente inculta, es decir, de gente de derecha cultora de las costumbres de los noventa. Nunca vería una señora que sabe lo terrible que es haber encontrado un policía en gran hermano, un programa de gente “good for nothing” como ella misma dice.

¿Y cuál es el contenido de esta larguísima nota que me tomé el pesadísimo trabajo de leer entera para contarles hasta dónde ha llegado a caer nuestra izquierda idealista? Pues una biografía de Luis Vadalá el ex novio de Moria Casán. Una biografía, digamos, de un good for nothing salvo para motivar ríos de tinta en ese pasquín de empleados públicos conocido como Página 12.

Sin ver el programa Gran Hermano, en Página 12 se enteraron de que Vadalá había dicho que hizo la conscripción en la policía y que otro integrante del programa había tomado tal “confesión” como un descubrimiento de estar conviviendo con un maléfico represor. Suficiente para que Viau, que debe agradecer haber nacido en la Argentina (¿se imaginan su destino en un país en serio?) investigara todo lo relacionado con Vadalá, con Moria Casán incluida. Así descubrió un terrible crimen en su historial que a todos los investigadores vadalistas se les había pasado por completo por alto: Vadalá es amigo de un señor que estuvo vinculado a Etchecolatz. ¿Se puede creer que alguien sea capaz de semejante crimen?

Pero a Página 12 no se le iba a pasar por alto esto, obvio. Así la prueba incriminante fue contundente: un llamado de un anónimo que denunció el delito de amistad impropia y dejó todo al descubierto. En definitiva, si Vadalá figura en la libreta de teléfonos de ese tal Buby Avellaneda, quiere decir que algo habrá hecho.

Vuelvo a aclarar, para que no piensen mal de esta señora. Todo esto lo descubre Viau sin ver Gran Hermano.

Y pongan atención porque esto no termina acá. Adivinen de quién más era amigo el ex de Moria. Del mismísimo Carlos Menem. Contundente, terrible. Tomen medidas para que sus hijos no vean gran hermano, si no van a terminar en cualquier cosa. Capaz que se hacen de derecha.

Menéame

¿Tu también Página 12?

Si uno anda medio distraído capaz que piensa que la tapa de ayer del boletín oficial Página 12 era casi rebelde. El sólo hecho de poner el caso Skanska ahí era todo un grito de libertad. Veamos esa tapita:

tapan.jpg

Lo primero que les debo contar sobre esta tapa es que cuando la bajé de internet me enteré de que el nombre del archivo es muy adecuado para esa sección de Página 12. Se llama “tapan.jpg”. A confesión de parte…

Pero fíjense que a la vez que se ocupa de Skanska se dedica a ahondar sobre la empresa en si y contar su historial en todo el mundo. El argumento oficialista implícito es “no somos nosotros solamente”. Ahora bien, muchachos de Página 12 pónganse las pilas porque si no ustedes van a pasar a ser privados en cualquier momento también. Y no porque alguien decida investigarlos como una virtual empresa del estado que son al servicio del gobierno, sino por meter la pata. Si Sknaska coimea por todos lados quiere decir que estamos dentro del club de los países cuyos gobiernos son comprables por Skanska. No se si me explico.

Darío Gallo explica creo yo para qué Página 12 coloca en tapa el caso Skanska. Coronan la palabra del vocero oficial Horacio Verbitsky (linda investigación también, la relación de Verbitsky con el estado, en sus tres poderes) quién parece convertirse en una suerte de entregador mediático del señor De Vido.

¿Ya decidieron lanzarlo por la borda? ¿Rápido no? Que mal negocio resultó la lealtad a su alteza kakal.

Tapas que tapan

Hay pocas dudas en cuanto a cuáles son las noticias más importantes del día. Las derivaciones del caso Skanska, el envío de la agrupación “Hijos” a asustar y agredir al presidente de la Cámara de Casación Penal que parece un paria al que nadie se gasta en defender después de ser marcado por el presidente, el pronunciamiento eclesiástico contra la demagogia y el clientelismo (temas morales reales de los que ya era hora que se ocuparan, dicho sea de paso) y la militarización de Santa Cruz en lo que constituye en términos verbitzkianos aplicados sólo a sus enemigos políticos una forma de”represión de la protesta social”.

Después quedará por discutir la jerarquía de estos cuatro enormes frentes que se le abrieron al gobierno. Miremos las primeras planas de los principales diarios del domingo y podremos sacar muchas conclusiones sobre alineamientos y acuerdos. Las sutilezas se ve que en materia de operaciones con la prensa son cosa de los noventa.

Para La Nación el título mayor lo ocupa la declaración de la Iglesia. El caso Skanska le sigue en jerarquía en la columna de la derecha.

Clarín elige quedarse solo con el documento eclesiástico enjuagándolo para que no suene fuerte: “La iglesia reclama más transparencia”. De los otros temas ni mu.

Lo mismo hace el boletín oficial Página 12 (ni que pertenecieran al mismo dueño ¿no?).

Perfil, edición impresa, sigue su costumbre de abrir con una imagen, en este caso la cobertura que Jorge Lanata está haciendo desde la militarizada Santa Cruz. El título mayor está dedicado al escándalo de Skanska y el reclamo de los obispos está mencionado como parte del día.

Lo curioso es que nunca el gobierno habrá estado tan contento de contar con una crítica de la Iglesia para tapar otros incendios.