¿Como encontraron los K al sector eléctrico (según K) y cómo lo dejaron?

Diagnóstico sobre la situación del sector energético en general, incluyendo el eléctrico, presentado por Néstor Kirchner a través de su experto en el área, luego secretario de energía, Daniel Cámeron, durante la campaña electoral de 2003.

Hoy se los escucha hablar del desastre de las privatizaciones y las faltas de inversión. En el 2003 informaban:

Inversión total en el sector energético año 1990/2000 en millones: u$s 78 mil

Sector eléctrico:

En el mismo período: u$s 16.800

Mismo período, evolución de la producción eléctrica (en twh): 44,09/79.03 (79,5%)
1992/2000, evolución de los precios (u$s/mwh monómico)

“Como contrapartida a estos logros” explicaba Cámeron, se produjeron estos efectos, que en su interpretación eran defectos:

“Pérdidas de puestos de trabajo por aproximadamente un 30%” (traduzco yo: racionalización del personal contratado de más por el estado, improductivo)

“El estado cedió gran parte de las decisiones sobre el sector” (traduzco yo: los políticos dejaron de meter la cuchara)

“Alta volatilidad de los precios” al quedar atados a los del mercado (traduzco yo: dinamismo, capacidad de adaptación de acuerdo a las circunstancias del mercado)

“Mayoritariamente las empresas dejaron de ser nacionales” (traduzco yo: los políticos no tenían ningún amigo)

“Se dio una importante concentración empresaria” (traduzco yo: de gente que no conocemos)

Como se ve, los efectos señalados por Cámeron no obedecen a cuestiones económicas ni productivas, sino a invocaciones nacionalistas, políticas y demagógicas.

Eso fue lo que hicieron, eso fue lo que cambió después de la década del noventa y en este momento tenemos el resultado.

El informe prevé que si se continúa sin sincerar los precios del sector, en 2 o 3 años habría desabastecimiento ni bien se saliera de la recesión y reconoce cosas como que en materia de distribución “hasta el instante previo a la devaluación no presentaba distorsiones importantes” y era necesario renegociar los contratos que habían sido rotos por el Estado

El informe completo aquí

¿Semana negra?

Cualquiera diría que un corte de suministro eléctrico es igual de importante se produzca cuando se produzca. Los inconvenientes para los usuarios son idénticos si ocurre por algún inconveniente climático, una fatalidad, un error humano o una política energética desarrollada por un gobierno intervencionista. A lo mejor sería inclusive más interesante como noticia si ocurriera mientras ese gobierno intervencionista jura y perjura que acá no pasa nada.

Claro que no cualquiera es argentino. Acá las cosas valen o no depende de quién sea el responsable.

Para Página 12 el gran tema del verano del 99 fue el corte de suministro eléctrico en el área de EDESUR. Con múltiples interrupciones en el servicio eléctrico en todo el país desde hace varios días, en particular ayer, la cuestión ni figura en la edición del día de la fecha. En cambio la falta de combustible consecuencia del desconocimiento de la realidad por parte de este oficialismo de ficción, se muestra como una “pulseada” entre quienes producen y distribuyen el compustible y los funcionarios buenos que se encargarían, se supone de que nos llegue barato.