Ya empezó #AlasOcho, de Lunes a Viernes a las 20hs.

Roberto Cachanosky y yo empezamos esta semana una nueva experiencia de seguir la actualidad diaria de la Argentina por TV Online en vivo. También se puede ver después la grabación. De lunes a viernes a las 20 en www.alasocho.tv.

Se pueden hacer preguntas durante el programa, los que tengan una cuenta de gmail

Esta experiencia se está haciendo enteramente con aportes hechos por el público en este lugar.

En la página abajo pueden ver la lista de nuestros productores, ciudadanos interesados en hacer conocer el punto de vista liberal, de la Constitución histórica de la Argentina, ausente por completo de los medios tradicionales que viven del estado. Gracias a todos ellos. Aquí les dejo el programa de anoche.

Difundan, peguen en Facebook, en Twitter o manden por mail para que esto crezca. Estamos esperando que otros se sumen, contarán con todo nuestro apoyo.

Robar es fácil

Robar es fácil. Bajo la moral del poder actual está permitido y la inmensa mayoría que no roba sólo se mantiene así porque quiere. La Argentina es en realidad la demostración de que el aspecto coactivo detrás de la vigencia del derecho es relativo. El empalago que sentimos hoy ante los saqueos de la marginalidad del “modelo”, sumado al de los marginales que nos gobiernan, junto con una cultura de la marginalidad que se expresa solo en parte en la glorificación del terrorismo y la estigmatización de la producción, son nada en contraste con una inmensa mayoría, asombrosa, que no roba aunque se haya creído que son más las veces que está bien (estado de bienestar, reparto de riqueza, impunidad de la izquierda para robar o del poder, asalto callejero que suponen culpa de las víctimas de los asaltos) que las que está mal. Esto es un gran capital moral inexplotado.

Sin embargo, hay una línea más allá de la cual todos robaremos. Las hordas liberadas en la calle más las hordas en el poder pueden llegar al punto en el que pongan en juego no nuestras convicciones pero si su efectividad, su conexión con el contexto. Robaríamos el pan en un campo de concentración y robaríamos si mantener nuestra propiedad en un ambiente de salvajismo revolucionario resulta imposible y no hay otros con los cuales dar por sobreentendidas reglas de mutuo respeto.

Lo que vemos hoy es a los lacayos de la déspota caprichosa y dispacacitada moral en un festival de hibris del latrocinio, la mentira, la agachada, la trampa y la traición. Una sociedad en la que cada vez más gente entiende que la ley no tiene sentido y ni siquiera la ética. El infierno hobbesiano traído de la mano del positivismo democratista en el que poder/ley/etica se acuestan y confunden en beneficio del primero, en desmedro de las otras dos y nos llenan de veneno.

Los saqueadores de hoy están completando el cuadro. Son como Kicillof sin tanta retórica. Son hijos de la “Asignación Universal por Hijo”, robo general que nos prometía la Coalición Cívica que terminaría con el robo hormiga, pero que el kircherismo entendió mejor como el robo masivo que haría tolerable el robo de la corona.
Robar entonces es fácil. Pero veremos rápido que es más caro que no hacerlo. El costo de oportunidad que se paga por no respetarse es gigante, la civilización es el producto de entenderlo.

Esa mayoría que no roba lo sabe aunque no lo puede expresar y aunque su mala consciencia creada por la deseducación moral diga lo contrario. Pero para ellos como digo también hay un límite. Llega el punto en el que pueden actuar como les dice su moral y su gobierno. Entonces estará todo perdido.

Shannon se acordó de lo que le dijo el gobierno argentino

Leo este domingo a la mañana  (al mediodía en realidad, aunque de la hora que nos da la señora) las declaraciones del Subsecretario de estado para el Hemisferio Occidental Tom Shannon lamentando un mes tarde el show consprirativo ensayado por el gobierno para la victoria de la señora Kirchner para tapar los vínculos económicos que lo asocian al proyecto de expansión de Hugo Chavez de acuerdo a la investigación que surge del caso de la valija del amor hegeliano.

No puedo menos que preguntarme si el funcionario norteamericano se sorprendió. No parece percibir que el kirchnerismo es nada más que un aparato de apropiación (no “un gobierno equivocado”, no erran una), y que por ese lado se vincula al dueño de Venezuela. La nota señala que un allegado a Condoleezza Rice cree que “los argentinos” comprendieron que de lo que se trata la investigación de la valija en Miami es de un proceso judicial y que “lo mejor para todos es permitir que se agote” ¿Está seguro hombre?

Van a intentar cien veces más acercarse a alguna versión light del chavismo para contener a Chávez; y doscientas veces se van a dar contra la pared.

Lo que el rugby le enseñó a mi amigo Martín Simonetta

A días del Mundial Francia 2007

Lo que el Rugby me enseñó

Por Martín Simonetta*

 

Cuando era chico no me interesaba el rugby. A pesar de la insistencia de mi padre, quien lo había practicado, yo decididamente prefería el popular y televisivo fútbol. La realidad evidenció que no era bueno para el deporte de la redonda y, en consecuencia, fui rechazado en el equipo de mi colegio. En esas circunstancias, casi no me quedó otra opción que –alrededor de los 8 años de edad- probar con el otro deporte que se practicaba en la escuela: el de la “guinda”.

 

Cerca de treinta años después, me alegra decir que la elección parece no haber sido tan mala ya que el rugby me ha enseñado mucho, y no sólo en el campo de lo deportivo.

 

El rugby me enseñó que se puede jugar siendo gordo. Que hay un lugar para cada uno y que debemos luchar hasta encontrarlo. También me enseñó que el gordo puede enamorarse del deporte, entrenar, ir al gimnasio,  potenciarse, jugar y ganar. Y que puede transformar su supuesta debilidad en una incontenible fortaleza.

 

Me sorprendió cuando, por primera vez, un compañero tapó mi cabeza con su espalda para impedir que el botín del contrario la pisara. A partir de allí, aprendí y ejercí –como todos- esa práctica que refleja el espíritu de equipo, de amistad y, sobre todo, de lealtad, esencial al rugby.

 

También me hizo ver que en determinados momentos es necesario bajar la cabeza como un toro, concentrar toda la energía e ir para adelante buscando el in-goal contrario, aún sin saber exactamente las consecuencias de tal decisión.

 

Me mostró que el juego termina cuando suena el silbato, que se debe abrazar al rival tras la pitada final y disfrutar relajadamente un tercer tiempo de reconciliación con los jugadores del equipo contrario. Me enseñó a construir relaciones fructíferas más allá de las dificultades de corto plazo.

 

Me hizo saber que el árbitro es sagrado, y que, a pesar del eufórico entusiasmo del juego, las reglas deben ser cumplidas y que las decisiones del referee, independientemente de su pequeño tamaño, son inapelables e indiscutibles.

 

Me mostró que una espalda ardiendo bajo las duchas del club significa haber dejado todo en la cancha. Que se debe disfrutar de la sensación del deber cumplido, más allá del resultado. Que jugar y dejar todo en la cancha, ya es ganar.

 

Me enseñó a que la vida es “todo terreno” y que, a veces, nos lleva a jugar en verdes canchas con delicadas pasturas, y otras, en áridas superficies de tierra seca. Que la meta es la misma pero la estrategia, para jugar y triunfar, puede cambiar.

 

Me hizo comprender que no importa ganar ni perder sino jugar, jugar mucho y divertirse. Que jugando se aprende de los errores, se modifican las estrategias, se incrementa la autoestima e indefectiblemente se gana más de lo que se pierde, en este u otros campos de la vida.

 

Me demostró que es compatible el trabajo duro con la mayor diversión. Que, cuando uno se enamora de lo que hace, pocas barreras pueden frenarlo. Me alentó a celebrar los éxitos, pero también los fracasos cuando se deja todo en la cancha.

 

Nuestro rugby es un reflejo de los “buenos viejos tiempos” de la Argentina, cuando éramos un país abierto y atractivo al comercio, a las inversiones y a las personas de todo el mundo. De la época en que Gran Bretaña arriesgaba el 65% de las inversiones que realizaba en toda América Latina en este país. Vías férreas, puertos, frigoríficos y por qué no decirlo, el rugby, son algunas de las herencias recibidas. Como un fiel y persistente reflejo de aquel legado, la Argentina es el único país latino que se encuentra –con firmeza y autoridad- entre los 10 mejores equipos del mundo, jugando de igual a igual –y en muchos casos derrotando- a las 5 naciones donde el deporte fue dado a luz.

 

Faltan pocos días para que comience la Copa Mundial de Rugby Francia 2007. En medio de este clima de alegría no puedo evitar pensar en cuánto valor este deporte ha agregado a mi vida y a la de mi familia. Me enseñó a crecer, a animarme a ir para adelante, a tomar riesgo y a sentirme respaldado confiando en mis compañeros, en mis amigos, pero -sobre todo- en mí mismo.

 

 

* Dedicado a mi “viejo”, Julio A. Simonetta (h).

¿Qué pasa con Opisantacruz?

Lo señaló Nicolás en un comentario al post anterior. Opisantacruz, la agencia independiente de noticias que quiebra el monopolio de Truman Show kakista en el feudo del presidente está en este momento fuera de la red.

¿Desperfecto técnico? Sabemos con la clase de gente que estamos arando en este gobierno. Sabemos que se ocupan de interrumpir las señales de medios nacionales cuando rozan los intereses de la facción gobernante. No hace falta ser muy suspicaz para responsabilizar al oficialismo por esto.

De cualquier modo debemos tomarlo como una acción desesperada de una banda asustada.

PD: Esta vez no fueron ellos. Haste la fama…

Ya le escribí a Papá Noel

Acabo de enviar el siguiente mail a la ONG Human Rigth Watch que tan emocionada se ha mostrado en el pasado con la supuesta política de derechos humanos del señor K. No es Papá Noel, pero quién sabe si me llegarán a regalar una respuesta. 

Señores Human Rights Watch:

Me gustaría conocer la opinión de ustedes sobre la situación en la provincia del presidente argentino Néstor Kirchner que como todos saben es el verdadero poder detrás del trono.

Les dejo el link de las últimas noticias: http://www.lanacion.com.ar/politica/nota.asp?nota_id=905733&pid=2485134&toi=5258

Pero pueden seguirlas también a través de este blog en el que abunda información: http://juancruz-rgl.blogspot.com/ y de esta agencia independiente de noticias local: http://www.opisantacruz.com.ar/

Se los pregunto porque suelen interpretar la realidad por lo que diga el CELS de Horacio Verbitksky, que como todos sabemos aquí, no se allá, es un aliado del presidente. En caso de que necesiten más datos no duden en pedirlos, se los puedo suministrar.

Desde ya agradeceré una respuesta para publicar.

Saludos,

José Benegas

periodista

Argentina

Les dejo la dirección de mail por si quieren hacerle ustedes mismos un pedido: hrwnyc@hrw.org

El señor que autorizó el sobreprecio del caso Skanska, un kakista fanático

Fluvio Madaro, el interventor del ENERGAS que autorizó el pago de 13 millones de pesos extras a la empresa Skanska que ésta a su vez reconoció como la cifra pagada en coimas, es un fanático kakista del riñón pingüino que rodea a K y responde al ministro de planificación Julio De Vido.

Se encuentra en la lista de los amigos del poder que compraron tierras en El Calafate a precio vil que denunció hace un tiempo Jorge Lanata.

En el año 2003 despidió del organismo al contador Miguel Marsili por haber actuado como fiscal de Compromiso para el Cambio en las elecciones para Jefe de Gobierno de la Ciudad. Por ese episodio el macrismo pidió que sea removido de su cargo el año pasado. Cosa que por supuesto no ocurrió y ya se sabe que don Madaro estaba ocupado en asuntos revolucionarios muy concretos como para que lo dejaran ir así nomás.

Para que se den una idea de hasta que punto el gobierno está comprometido y la gravedad que como consecuencia de ello alcanzan las desmentidas del presidente y los ataques del ministro del interior al juez López Biscayart, el propio boletín oficial Página 12 dice que los funcionarios del Frente para la Victoria están hasta las manos.

Todo esto es la joda kakista que no empezó hace un mes, sino hace tres años a la luz de todos los diarios y todos los programas de televisión y radio que se estuvieron haciendo silencio con honrosas excepciones. Se ve que la revolución necesita unos mangos.

La recepción de la prensa mexicana a Cristina K

Mientras las usinas oficiales nos venden la visita de campaña de la señora Cristina K a México como si se tratara de una estrella rutilante ante la cual los anfitriones se derriten a su paso, el Universal de Mexico, tal vez el diario más importante de ese país, la recibió con un baño de ese tipo de realismo que se aprecia en quienes describen lo que ocurre sin ser alquilados (fenómeno que a nosotros nos llama la atención pero que es bastante común fuera del país).

La nota le da al matrimonio gobernante para que tenga y guarde, y no precisamente en sus aspectos más flojos como son sus transgresiones a las reglas constitucionales y su manejo dictatorial, sino en el costado izquierdo que es el único que los K creen que existe en esta vida. Por supuesto, la explicación del artículo sobre la pobreza es equivocada porque la muestra como la mayoría de los dirigentes argentinos como causada en la economía y no en la política y los impuestos (no en vano todos hablan de ella y nadie la soluciona). Y peor que el diagnóstico es que busca la solución en el reparto, cuando el reparto es el principal impulso del empobrecimiento de buena parte de la población.

Esto es consecuencia de que la visión de la nota es la de Claudio Lozano. Pero los hechos no pueden discutirse. La Argentina post noventista que se suponía iba a corregir con izquierdismo el hecho de que el país crecía sin que se viera una reducción de la pobreza, solo está generando el mismo fenómeno pero ahora acompañado de amigos que se enriquecen solo porque las reglas de juego los favorecen. En lo que se equivoca Lozano y el cronista es en creer que no hay reparto. Sobra el reparto y también sobra algo que a la izquierda no le preocupa y que además promueve: los impuestos que no hacen otra cosa que generar capas impermeables de estándares de vida opuestos. Impuestos es lo que crean todos los que quieren repartir. Impuestos es el elefante que se les escapa y cuya consecuencia inmediata es eso que ellos llaman con enorme error “exclusión social”

Pero vuelvo al punto (estoy cada día más disperso, debe haber una pastilla que lo corrija). La señora es recibida en México con indiferenica u hostilidad. La gran mayoría de la cobertura de su presencia pertenece a medios argentinos. Sobre todo Telam e Infobae. Está claro que este viajecito que le pagamos tiene el único fin de hacer campaña en la Argentina. Desde el punto de vista internacional para la Argentina es un fiasco.

¿A quién te recuerdan las frases del asesino de Virginia?

Un señor muy alterado el tal  Cho Seung-Hui, autor de la matanza de Virginia. Sus declaraciones en videos grabados y enviados a la cadena NBC me produjeron un cierto “Deja Vú” (como me enseñó Daniel). Antes de matar a 32 personas dijo cosas como “me arrinconaron y sólo me dieron una opción”. Se veía a si mismo como una víctima de aquellos a quienes daño, estaba lleno de ira y se podía adivinar el tipo de explosión que podía producir en cualquier momento. Un tipo peligroso. Imagínensé lo que hubiera pasado si en lugar de brotarse se metía en la política y un día llegaba a gobernar Estados Unidos. Que pesadilla ¿no? Si bien a los norteamericanos no se les ocurriría elegir a un loco, uno se pone a pensar si no sería necesario a esta altura que las consituciones prevean algún tipo de test sobre el estado mental de los candidatos.

Más allá del caso en si, a mi me hizo acordar a alguien. A un señor muy importante, pero no se bien a quién.  Es que la política es una actividad de locos.