En Quilmes el cambio empezó hace rato

Parece que el fiel continuador del cambio don Sergio Villordo (en la foto con el matrimonio gobernante), intendente ultrakakista de Quílmes que aspira a su reelección, casi un delegado de Aníbal Fernández, tiene algunos problemas para controlar el entusiasmo de sus militantes. El diputado Francisco Gutiérrez, uno de sus oponentes y candidato por una “colectora” del Frente para la Victoria, fue víctima de un atentado a balazos contra su casa del que resultó herido un oficial de policía custodio.

Es el tipo de hecho al que el señor presidente llamaría “mensaje mafioso” si no fuera porque ocurre entre gente de su palo (en la foto de abajo Gutiérrez con la Candidata Espiritual de la Nación). Este otro candidato a intendente, hombre de la Unión Obrera Metalúrgica, tampoco se anda con vueltas. Se lo acusa de haber apretado a un fiscal y haber agredido a policías cuando participaba de una manifestación de estudiantes de bellas artes contra Villordo.

El poder en Quilmes se dirime de esta manera desde hace tiempo. El único problema es que al recordar el pasado muchos de los involucrados en episodios de violencia estaban en veredas distintas y ahora disparan todos desde el mismo lado. Debe ser lindo ser fiscal ahí ¿no?

Marcelo Tinelli sin vergüenza

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Foto: Presidencia de la nación. Un aporte de tus impuestos a la campaña de la Candidata Espiritual de la nación.

El felpudo del día sin lugar a dudas es Marcelo Tinelli. Se prestó al juego sucio del gobierno haciendo inauguraciones para la campaña y sacándose fotos para obtener beneficios del estado. Vergüenza debería tener, pero no la tiene, de ponerle el nombre de su abuelo a una instalación mal habida, a cambio de favores electorales a un par de déspotas de cuarta a pocos meses de haber sido acusado de maniobras fraudulentas como una forma de dañar a Jorge Telerman. Se presta inclusive a una falsa inauguración a cambio de este favor, porque la verdadera ocurrió el fin de semana.

¿Se acuerdan cuando este sujeto comparaba a Alberto Fernández con López Rega?

¿Te faltaba guita para construir el estadio? Te podríamos haber juntado unos mangos.

Colaborando con A dos Neuronas

El programa de TN “A dos neuronas”, también conocido como A dos sobres o A dos voces, conducido por esas estrellas del firmamento periodístico, émulos dilectos de don Gómez Fuentes, que son Marcelo Bonelli y Gustavo Sylvestre, tendrá como invitada a la Candidata Espiritual de La Nación.

Ayudemos a la producción sugiriendo preguntas para la señora, ya que es la primera vez que se la entrevista en la televisión argentina como candidata.

La sugerencia es que escribamos a mensajes@tn.com.ar

Van algunas (seguro que Bonelli y Sylvestre ya las tenían anotadas): ¿Es usted abogada? ¿Por qué no muestra el título? ¿Piensan devolver los fondos de Santa Cruz? ¿A quién iba dirigida la valija de Antonini Willson? ¿Qué información tiene el gobierno sobre la desaparición de Julio Lopez? ¿Por qué tuvimos los argentinos que pagar su campaña? ¿Cuál es la dimensión de su guardarropas? ¿Qué es la inflación? ¿De verdad quieren que nos creamos lo del Indec? ¿Podría exponer un plan de seguridad? ¿Hay sobresueldos en este gobierno? ¿Cómo hizo el jefe de gabinete para hacerse rico si nunca trabajó en la actividad privada? ¿Cómo hicieron la fortuna con la que cuenta su familia? ¿Qué opinión le merece lo que hizo Varizat?  Etc.

Temor

Al involucrarse la oposición en el mismo tipo de ilegalidades para la postulación de candidatos que el oficialismo (De Narváez y Scioli) pierde autoridad y por lo tanto iniciativa.

El jefe de gabinete salió raudo a apoyar nada menos que al candidato de Unión Pro, temeroso de que el agua de la legalidad le llegue al principal sostén del mantenimiento del poder kakal Daniel Scioli, mostrando que existe una complicidad porque “entre bueyes no hay cornada”.

Si esto no fuera así, toda la oposición debería estar moviéndose para rechazar la presión del gobierno sobre la Corte de la provincia, llamando a manifestaciones y tomando otras medidas para ponerse del lado del Poder Judicial y contrarrestar la presión política del gobierno ¿Alguien hará algo así?

Borocotismo lógico

Entre las opiniones sobre el traspaso de candidatos de una lista a la otra y la aparente indiferencia por la agrupación que los lleve al cargo y los mantenga (ver nota de La Nación de hoy) faltó decir que no es una ilusión de borocotizados que todos los partidos (o grupos) den más o menos lo mismo ¿Conocemos diferencias de verdad?

El oficialismo está dominado por la intolerancia de un proyecto autoritario y de negocios de amigos y en el resto ese aspecto está más o menos morigerado. Puede hacerse en ese sentido una diferencia ética importante, pero no hay divisiones dramáticas, ni explicaciones contrapuestas de lo que pasó o lo que podría ocurrir como para que el electorado tome partido de una manera definitiva, menos lo van a hacer los políticos profesionales.

El domingo escuché al diputado Esteban Bullrich, candidato a vice presidente de Ricardo López Murphy decir que ofrecerían, de llegar al poder, un subsidio para el primer empleo de los jóvenes a las empresas que los tomaran. Frente a todo lo que ocurre no me parece una cosa grave, pero en el contexto de mensajes tan parecidos y falta de confrontación con las líneas demagógicas del gobierno es un elemento de confusión importante. Con confusión quiero decir que las opciones se camuflan en lugar de distinguirse buscando gustar a todos. Todos es igual que nadie en política y si todos seducen a todos el borocotismo es una actitud perfectamente normal.

Despúes de mencionar esto Bullrich habló de eliminar cargas al trabajo para sueldos de hasta 1500 pesos y de reducción de impuestos en general. Pero lo dijo después. Y para pensar esto realmente hay que tener un proyecto opuesto al populismo, quitarle valor al mensaje de reparto de riqueza que solo produce pobreza. ¿Cómo podría servir tal línea de pensamiento como modo de diferenciación si su propio candidato a presidente sostuvo hace poco que hace falta distribuir mejor la riqueza como un modo de acercarse a una posible alianza con Carrió? Acá va el otro ejemplo. Si López Murphy y Carrió pueden aliarse por qué no podría alguien hacer un salto de un partido a otro.

El kirchnerismo representa el poder, el patriotismo montonero y el nacional socialismo redivivo. Reúne plata, mística y poder. Líneas muy claras en las que no tiene oponentes igual de claros, a lo sumo protestones testimoniales que podrían dedicarse al periodismo si no fueran demasiado tibios para entretener.

Quiero decir con esto que el borocotismo es consecuencia de la evasión de las discusiones de ideas de fondo, la falta de cuestionamiento por miedo o falta de convicción al estatismo, a la demagogia, al asistencialismo, a la noción de que el estado es proveedor. Posiblemente porque todos son presas del mensaje de que el presupuesto público terminará con la terrible pobreza que en realidad ese presupuesto público causa. Si esa idea no se discute es irracional no estar en el partido del que demuestre mejores dotes para la tarea repartidora, subsidiadora, protectora y sobre todo para llegar y mantenerse en el poder.

Por supuesto esto no es algo que se logre en una campaña electoral. Seis años de esta tendencia en picada hacia el oscurantismo político y económico no se revierten con un par de spots de último momento. Me imagino que el electorado está menos confundido de lo que parece. Si todas las opciones son kirchnerismos más buenos, ¿por qué no quedarse con el original?

No es que postule quedarnos con el original. Es la peor opción de todas, solo señalo que si todas las ensaladas tienen gusto parecido no se puede esperar otra cosa que ingredientes intercambiables.

Una campaña con extras

La calidad de la democracia argentina está un poco más abajo que el sótano. Cuenta con una Candidata Espiritual de la Nación, la obediencia de la televisión, la inexistencia de militancia no contratada y los actos públicos que ya no son públicos sino reducidos a un grupo selecto de individuos todos anudados a partir de algún incentivo económico.

Nadie sabe nada de las elecciones, muy pocos han escuchado a los candidatos o han visto que existan distintas líneas de acción. El mensaje es muchachos acá no pasa nada, no va a cambiar nada, nadie es mejor que es gobierno, “circule…”.

Pero siempre quedan cabos sueltos. Cuanto más el poder se sustenta en el mantenimiento de ficciones que se van transformando en obligatorias, los testigos molestos, los que no tocan el clarinete oficial, los que no se hacen los boludos, digamos, son un incordio mayor. Un ciudadano sufriente de la Argentina pude mirar los noticieros y enterarse de que vivimos en el paraíso y encima ahora viene una señora de muchos colores que es querida en todo el mundo y se saca fotos con una cantidad de personalidades, encargada de continuar el cambio. O puede sumergirse en Internet y darse cuenta de que esa señora es tal vez el personaje más odiado de la Argentina junto con su marido, el señor que llegó a presidente después de hacer desaparecer mil millones de dólares de una provincia.

Internet es como ese testigo molesto. Con una llegada reducida, la diferencia entre Internet y el mundo “real” es que con la red no se puede negociar y el fenómeno del momento es que esa minoría del cibergplaneta inunda los foros de los diarios online con mensajes de asco frente a la obscenidad dorada, valijera, borocotizadora, crispada y chiflada del oficialismo. Son estas las palabras porque son la expresión del estado de ánimo que se percibe con el oficialismo en sitios que reciben decenas de miles de visitas como Minutouno que suspendió la posibilidad de que los usuarios comentaran las notas en las que salía la pareja presidencial porque los llenaban de insultos.

Si los datos de encuestas por una de esas casualidades de la vida estuvieran bien, este fusible que es Internet en un país donde la información está controlada o comprada en una medida escandalosa, no tiene efecto electoral. Sin embargo el oficialismo no lo quiere ver y cree que es cuestión de repartir unos mangos más para contrarrestar la protesta al modo dirigista, algo que nos permite ver fotos de gente que vota a la señora.

Una campaña PRO por llamarla de alguna manera. Lo interesante es ver que quienes diseñaron este movimiento perciben el poder creciente de las redes sociales y los intercambios de información y comunicación que se producen en la red de modo espontáneo. Fotos, videos, mensajes, contactos. Internet es algo más de lo que fue hasta hace poco tiempo y lo ven. Pero lo interpretan al modo soviético, es decir que no lo entienden.

El dirigismo quiso reemplazar al mercado con decisiones de un centro de planificación sin comprender su naturaleza y complejidad. La sociedad no puede ser objeto del diseño de nadie, es un producto de un conjunto de interacciones que pueden observarse a lo lejos pero que solo comprenden y deciden los individuos que las protagonizan.

Las reacciones de la gente sin control en lugar de ser para ellos una fuente de información sobre sus puntos flojos, sobre aquello que están generando con sus acciones, omisiones y exhibiciones son una manifestación más de descontento que al no poder comprarse debe contrarrestarse. Y lo quieren hacer a través de un comando central instrucciones milimétricas, como lo dije al mejor estilo soviético, que reemplacen lo que ocurre en la red por iniciativas individuales y espontáneas. Confunden el medio con el motor, creyendo que la conciencia individual y el espíritu independiente no existe. De hecho no pueden concebir crítica alguna sino como una campaña. Por lo tanto la respuesta es otra campaña “bien planificada”.

Y se van a encontrar con otro problema que describía al principio. Militancia esto no es, ni siquiera se trata de fanáticos como los que en la Unión Soviética fueron capaces de producir hambrunas memorables que al menos pudieran alimentarse con su obcecación. Los “soldados” de ahora son del sandwich y la coca, cuando no más caros del último celular.

Guillermo Fajardo me mandó el “instructivo” para ciberactivistas” de la red kakistas ¿Hay algo más incompatible que la naturaleza y espíritu de la web 2.0 y estas consignas?

Cristina superstar

Para tener el puño crispado hay que estar elegante. La señora de tanto sacarse fotos y mirar su página en internet diseñada como si se tratara de una estrella hollywoodense se le ocurrió pedir cosas dignas de Madonna para acompañar a su marido y promotor a un acto en San Julián en el que se inaugura un acueducto que costó 40% por encima de los precios de mercado hecho por empresas amigas.

La señora necesita mantener su monada con un trailer propio, calefacción en el escenario para poder mostrar su vestido de hoy sin padecer el fresquete patagónico y un espejo gigante para poder mirase antes de mostrarse a su público.

¿Cantará?

Su público pide que sea sumada a la lista de estrellas que exigen excentricidades para sus shows.

fuente: Opisantacruz