Rumor: ¿También se vendió Clarín?

Parece que no solo BAE se vendió la semana pasada. Como secuela de las tapas que tapan que vimos ayer en el blog, Clarín salió a respaldar las versiones oficiales sobre un atentado contra el pobre Don president, un hombre incomprendido al que quieren hacer daño por todo lo que trabaja por nosotros.

Pero el modo en que este respaldo de Clarín se está produciendo, no hace más que dar crédito a la fuerte versión que está circulando entre los pasillos (sin pasillos no hay versiones) y es que el grupo se habría vendido, pero no a don Szpolsky sino a los dueños de la Revista Barcelona. Hace tiempo que sospechamos también que el mismo grupo de adueñó del Periódico Austral del ex chofer kakista Rudy Ulloa.

Ampliaremos.

D’Elía reivindicará al Lobo Feroz

Muchos se escandalizaron por la trifulca con la que la muchachada que sigue al protegido presidencial y ex-funcionario kakista Luis D’Elía respondió a algunas muestras de disidencia con sus palabras en la conferencia que dio en la Feria del Libro para culpar a los judíos por los atentados en la Embajada de Israel y la Amia. ¿Pero cuál es la novedad? Lo que de verdad nos sorprendió es la posibilidad de que el ayhatola Luis haya leído un libro.

Fuentes cercanas a la organización de la Feria dejaron trascender que la próxima actuación de D’Elía será una mesa redonda para reivindicar la figura del idealista Lobo Feroz que luchó contra el capitalismo de la abuela de Caperucita. Se sabe ya, y si no habrá que esperar a la próxima obra de Felipe Pigna, que la abuelita por puro egoísmo reprimió el derecho a la vivienda de aquel luchador social. Don Luis pediría, según nos comentan, juicio y castigo a la chica de la canastita por actos aberrantes al abrir la panza del pobre lobo para rescatar a la degenerada de su abuelita.

El acto por supuesto depende de que el ex-funcionario llegue a tiempo para terminar el cuento en cuestión.

Ampliaremos.

Tapas que tapan

Hay pocas dudas en cuanto a cuáles son las noticias más importantes del día. Las derivaciones del caso Skanska, el envío de la agrupación “Hijos” a asustar y agredir al presidente de la Cámara de Casación Penal que parece un paria al que nadie se gasta en defender después de ser marcado por el presidente, el pronunciamiento eclesiástico contra la demagogia y el clientelismo (temas morales reales de los que ya era hora que se ocuparan, dicho sea de paso) y la militarización de Santa Cruz en lo que constituye en términos verbitzkianos aplicados sólo a sus enemigos políticos una forma de”represión de la protesta social”.

Después quedará por discutir la jerarquía de estos cuatro enormes frentes que se le abrieron al gobierno. Miremos las primeras planas de los principales diarios del domingo y podremos sacar muchas conclusiones sobre alineamientos y acuerdos. Las sutilezas se ve que en materia de operaciones con la prensa son cosa de los noventa.

Para La Nación el título mayor lo ocupa la declaración de la Iglesia. El caso Skanska le sigue en jerarquía en la columna de la derecha.

Clarín elige quedarse solo con el documento eclesiástico enjuagándolo para que no suene fuerte: “La iglesia reclama más transparencia”. De los otros temas ni mu.

Lo mismo hace el boletín oficial Página 12 (ni que pertenecieran al mismo dueño ¿no?).

Perfil, edición impresa, sigue su costumbre de abrir con una imagen, en este caso la cobertura que Jorge Lanata está haciendo desde la militarizada Santa Cruz. El título mayor está dedicado al escándalo de Skanska y el reclamo de los obispos está mencionado como parte del día.

Lo curioso es que nunca el gobierno habrá estado tan contento de contar con una crítica de la Iglesia para tapar otros incendios.

El señor que autorizó el sobreprecio del caso Skanska, un kakista fanático

Fluvio Madaro, el interventor del ENERGAS que autorizó el pago de 13 millones de pesos extras a la empresa Skanska que ésta a su vez reconoció como la cifra pagada en coimas, es un fanático kakista del riñón pingüino que rodea a K y responde al ministro de planificación Julio De Vido.

Se encuentra en la lista de los amigos del poder que compraron tierras en El Calafate a precio vil que denunció hace un tiempo Jorge Lanata.

En el año 2003 despidió del organismo al contador Miguel Marsili por haber actuado como fiscal de Compromiso para el Cambio en las elecciones para Jefe de Gobierno de la Ciudad. Por ese episodio el macrismo pidió que sea removido de su cargo el año pasado. Cosa que por supuesto no ocurrió y ya se sabe que don Madaro estaba ocupado en asuntos revolucionarios muy concretos como para que lo dejaran ir así nomás.

Para que se den una idea de hasta que punto el gobierno está comprometido y la gravedad que como consecuencia de ello alcanzan las desmentidas del presidente y los ataques del ministro del interior al juez López Biscayart, el propio boletín oficial Página 12 dice que los funcionarios del Frente para la Victoria están hasta las manos.

Todo esto es la joda kakista que no empezó hace un mes, sino hace tres años a la luz de todos los diarios y todos los programas de televisión y radio que se estuvieron haciendo silencio con honrosas excepciones. Se ve que la revolución necesita unos mangos.