Repaso dominguero

Mayonesa soviética

El relato de Silvia Pisani del modo en que el equipo estatal de propaganda prohibió el acceso de la prensa argentina a la candidata Cristina Kirchner recuerda a la situación que los cubanos tienen en su propio país, donde no se les permite entrar a los hoteles, ni tener teléfonos celulares ni acceder a determinadas playas, porque todo eso está reservado para los extranjeros. Los de adentro son súbditos sometidos y no importan, ni si quiera se preocupan por atenderlos ni contestar sus preguntas.

El otro aspecto es el delictivo. La señora se da el lujo de contestar a la prensa española sobre el problemita de Garré con el juez Tiscornia descalificando al Juez por coimero, pero tiene todo un equipo estatal al servicio de su candidatura, incluida la empresa estatal Telam que no para de ser utilizada con fines personales de la parejita gobernante.

Repasemos (para el fiscal Stornelli, con el compromiso de que no se lo cuente a Anibal Fernández):

Art. 260 del Código Penal:

Art. 260.- Será reprimido con inhabilitación especial de un mes a tres años, el funcionario público que diere a los caudales o efectos que administrare una aplicación diferente de aquélla a que estuvieren destinados. Si de ello resultare daño o entorpecimiento del servicio a que estuvieren destinados, se impondrá además al culpable, multa del veinte al cincuenta por ciento de la cantidad distraída.

Los fondos de la presidencia tienen como destino pagar viajes oficiales del presidente y no pagar viajes de campaña de su mujer y de una cantidad importante de funcionarios y empleados públicos con alojamientos en hoteles de 5 estrellas.

Art. 261.- Será reprimido con reclusión o prisión de dos a diez años e inhabilitación absoluta perpetua, el funcionario público que sustrajere caudales o efectos cuya administración percepción o custodia le haya sido confiada por razón de su cargo. Será reprimido con la misma pena el funcionario que empleare en provecho propio o de un tercero, trabajos o servicios pagados por una Administración pública.
 

La senadora, el señor Nuñez y el señor Granovsky dispusieron como funcionarios la utilización de servicios de empleados públicos y material televisivo, cámaras de fotos y otros elementos para la campaña del Frente para la Victoria. La señora se dio el lujo de criticar a Isabel Perón llamándola mediocre (algunos lo interpretaron como un elogio) pero su campaña española recuerda a los cheques de la cruzada de la solidaridad. El equipo de comunicación de la presidencia está destinado a la comunicación del presidente y no a la campaña electoral de su mujer.

Para completar un poco más esta receta de mayonesa tenemos el artículo 248 del Código Penal:

Art. 248.- Será reprimido con prisión de un mes a dos años e inhabilitación especial por doble tiempo, el funcionario público que dictare resoluciones u órdenes contrarias a las constituciones o leyes nacionales o provinciales o ejecutare las órdenes o resoluciones de esta clase existentes o no ejecutare las leyes cuyo cumplimiento le incumbiere.

La Constitución habla en el artículo 1 de nuestra forma republicana de gobierno, lo que implica la publicidad de los actos públicos. En este caso se trata de privar el acceso a la prensa argentina de actos en los que una senadora actúa como si representara al país utilizando recursos públicos y la orden de no dar acceso a la prensa argentina, sobre todo habiendo periodistas extranjeros es un claro abuso de poder. Aunque habria que ver en este caso por la cuestión de la jurisdicción. Capaz que habría que recurrir al juez Garzón que seguro no tendrá problemas en aplicar nuestras leyes. Salvo que las ordenes respectivas se hubieran dado desde Buenos Aires.

Nos queda la cuestión discriminatoria y para eso deberíamos recurrir al artículo 1 de la Ley 23.592:

ARTICULO 1°.- Quien arbitrariamente impida, obstruya, restrinja o de algún modo menoscabe el pleno ejercicio sobre bases igualitarias de los derechos y garantías fundamentales reconocidos en la Constitución Nacional, será obligado, a pedido del damnificado, a dejar sin efecto el acto discriminatorio o cesar en su realización y a reparar el daño moral y material ocasionados.

A los efectos del presente artículo se considerarán particularmente los actos u omisiones discriminatorios determinados por motivos tales como raza, religión, nacionalidad, ideología, opinión política o gremial, sexo, posición económica, condición social o caracteres físicos.

Con esto el señor Verbisky puede ir acumulando material para reconocer la naturaleza delictiva del ejercicio del poder al “estilo” presidencial.

Pico(lotti) y pala. El otro significado de la calidad institucional.

No basta conseguirle trabajo a los amigos, también es necesario construir algo para tener qué hacer en el futuro. Como diría Alberto Fernandez, Picolotti es bárbara porque está en contra de las empresas y aún mejor porque está a favor de sus propias fundaciones con nuestra plata. Bueno, lo de propias es una forma de decir, porque en realidad son nuestras en lo que se refiere a poner los morlacos.

A ver si me explico mejor. El decreto 739/2007 le otorga 20 palitos para formar una fundación (una entidad de derecho privado según el artículo 33 del Código Civil ¿Se acuerdan cuando los progres objetaban que Aerolíneas se constituyera en S.A para su venta?) bajo el nombre de Instituto Nacional de Investigación para el desarrollo Sustentable. Tendrá representación del Estado, pero no estará necesariamente conducida por el estado, sino por un cuerpo directivo de gente que no se sabe quienes son y pareciera que eso es algo que al presidente no le ha preocupado al decidir meternos en esto. ¿Funciones de la Fundación?, cumplir las tareas que se supone le corresponden a la Secretaría de la señora Picolotti (decir “de la señora” ya no tiene un valor figurativo) pero sobre todo estudiar, ver, averiguar. Traduzco: contratar muchos pero muchos expertos preocupados por las plantas y los patitos para que digan cosas horribles sobre lo que nos está pasando en el planeta (y acá también, para los que se han dado cuenta que no formamos parte de él). Una especie de mini estado separado, controlado por Magoya porque al ser una entidad de derecho privado ni siquiera entraría dentro de la Ley de Administración Financiera, sin que el Congreso se haya siquiera enterado. La SIGEN y la AGN no están para controlar fundaciones. Traduzco un poco más: Un curro que no tiene precedentes.

El señor Jefe de Gabinete, su jefe su Alteza Kakal y Picolotti, entienden que el estado está para hacer cualquier cosa. Es decir, nueva calidad institucional. Tanto que don Fernández no creyó necesario explicar nada de esto en su defensa de Picolotti, cuando se trata de un derivado más de la investigación abierta (y cerrada) por Clarín y circula la información mucho más allá de cualquier arreglo con el “gran diario argentino”. José Maindo lo había descripto en un comentario a un post del blog reproducido en La Historia paralela además de llegarme otros detalles por otra fuente. Esta fundación sería la tercera “cajita feliz” como la llamó Clarín y no dudo que se estarán formando más. Cuando las presenten en Córdoba y en Gualeguaychú será bajo la consigna de “que lindo es dar buenas noticias”.

Por supuesto, el cambio recién comienza.

Ahora las cirugías se hacen con luz de celulares

El cambio recién comienza y en la Argentina ya se están haciendo operaciones con luz de celulares.

Por supuesto, va a haber gente que vea esto como un problema, pero su Alteza Kakal nos va a explicar en breve que los que piensan así trabajan para algún lobby de las empresas eléctricas.

Y para los que creen que acá hay improvisación, si llega el momento en que no haya electricidad para cargar las baterías de los celulares, el hermano Hugo nos va a mandar varios conteiners.

El mundo mejor va a llegar, lo quieran o no.

No voto a Cristina

El blog No voto a Cristina es una recopilación de motivos de distintos bloggers para no votar por la señora . Mi principal razón para no votar por la señora es que no encuentro ninguna razón por la cual la votaría, salvo que tuviera algún indicio de que colocarla en la presidencia sólo causaría que hiciera un papelón que haga desaparecer la nostalgia montonera fashion que tanto daño le hace a la Argentina.

El papelón está garantizado, lo que falta es que venga solo, es decir sin serias consecuencias para un país que está tan confundido respecto a qué cosa es un país que existe la posibilidad de que esta señora triunfe.

Está muy fresco esta mañana, debe ser por el calentamiento global. Más precisamente culpa de Bush

Certera observación sobre cómo se cubrieron las inundaciones en China y el Reino Unido en los medios occidentales realizada por Newsbusters y referida por el Opinador Compulsivo.

Una experiencia un tanto más aterradora es seguir los noticieros argentinos donde cualquier cosa es atribuída por un productor formado en nada al Calentamiento Global. Todos los años desde que tengo memoria se informa sobre nevadas terribles y muertos en Europa y Estados Unidos (el mundo, según nuestro particular catalejo) en nuestro verano y olas de calor insoportables en nuestro invierno. En el último año todo eso parece darle razón a Al Gore según los locutores preocupados por el destino del mundo.

Ciencia al servicio de la política

El sitio de La Nación permite hace tiempo comentar las notas online y desde hace unos días también las notas impresas, con lo cual se generan debates interesantes y esa cosa de “experto” que sentencia lo que debe decirse empieza a quedar anulada.

Esta mañana salió una nota que habla de un estudio publicado en una revista médica sin dar mayores destalles del contenido, pero si sobre su “conclusión” que es que “la marihuana podría provocar psicosis“. Las opiniones empezaron a llegar cargadas de corrección que es un subproducto, no “haría” falta ningún estudio que lo demuestre, de lo que el estado inculca para demostrar lo necesaria que es su presencia, entre otras cosas para que la gente se vuelva psicótica. Es más, todo indica que el estudio más que estar relacionado con preocupaciones de tipo médico lo está con objetivos políticos, es decir demostrar mediante el descubrimiento de malos efectos de ese producto que prohibirlo está genial.

Esto es lo que respondí y supongo que traerá cola:

El estudio dice que “podría”, con lo cual tengo que concluir que también “podría” tener el efecto contrario. Me parece un asunto tan privado como el consumo de chocolate, que “podría” provocar varios problemas. De lo que estoy seguro y no “colocaría” en potencial, es de que otorgar el control a un tercero de lo que consumimos trae consecuencias nefastas sobre nuestras vidas. Inclusive peor es la educación como una forma de lavado de cerebro que imparten los gobiernos acerca de los males y fantasmas que le esperan a la población si ellos no intervienen, por ejemplo para decir que cosa consumir. Me gustaría una opinión “medica” sobre estos tabúes religiosos y el efecto mental de ceder la propia responsabilidad a una autoridad externa. Qué enfermedad mental provoca esto.

La señora que abronca a los que ya invirtieron

Consiguió más prensa la señora en Madrid además de la chupada de medias de El país, al polemizar con Francisco Gonzalez del BBVA, el único dentro de un conjunto de chupamedias sometidos a los métodos extorsivos kakistas que fueron elegidos para almorzar con la candidata de su Alteza Kakal y que le puso puntos sobre las íes, algo con lo que esta gente no cuenta y considera una transgresión.