La realidad adaptada a la ficción

Los índices de precios están manejados de forma tal que no reflejen el costo de vida real y que se minimicen las consecuencias de la inflación. Los items no tienen el peso real en el índice que tienen en la vida diaria, de manera que algunos que las personas consumen menos como la vestimenta moderen las consecuencias de otros en el promedio como la comida.

Así y todo, este gobierno obsesivo por manejar la información con costumbres antirepublicanas, ha decidido politizar más el Indec. Seguramente la inflación se medirá ahora en base al precio de las fotos de la familia K.

Contentos con el gobierno sin embargo, una lista de gente grande no dirá nada: Lopez Mena, Verbitsky, Franco Macri, Pescarmona, Cotto, Gustavo Sylvestre, Marcelo Bonelli, Mario Pergollini, Marta Oyhanarte, Ocaña, Chacho Alvarez, Borocotó, Moyano, Luis D’Elía, Bonasso, Estela Carloto, Hebe de Bonafini.

Siguen las firmas.

Otra de Buquebus

Ayer un ilusionado veraneante terminaba de llenar el baúl del auto con sus valijas y su familia estaba “pronta” para partir hacia Punta del Este gracias a los servicios de la empresa del amigo de Kirchner Juan Carlos Lopez Mena, es decir Buquetruch. La “empresa” que recibe los beneficios económicos del delirio gualeguaychusista.

Felices ellos partían al mediodía hacia Montevideo, pero recibió una llamada antes de Buquetruch diciéndole que se quedara en casa porque el barco se había atrasado. Saldría a las 15. Rutina, pensó nuestro protagonista, el atraso es cosa de todos los días en Buquetruch.

Al menos le avisaron ¿no? Se tomó unos mates, compró sandwichitos para que los chicos no jodan por un rato y a la hora señalada se presentó en el puerto con una sonrisa de oreja a oreja.

Mucha gente, algo parecido a cincuenta colectivos 60 a las siete de la tarde; algunos muy enojados. Les anunciaron que salían a las 15.30. Bueno, pensó nuestro amigo, mientras uno de sus chicos corría por todos lados, el otro le pedía que le compre cosas y la mujer le recriminaba no protestar con suficiente fuerza.

Al rato Buquetruch anunció que saldrían a las 16, después a las 16.30, después a las 17. Como nadie les quemó el boliche y saben que cuentan con la protección del gobierno para cagarse en sus clientes dado que cuentan con un monopolio, finalmente les dijeron que salían a las 18.00hs pero no hacia Montevideo sino hacia Colonia.

El pasajero en cuestión, al borde de un infarto con la presión insoportable de toda la familia sobre él se puso a tono con otros compañeros de viaje y saltaba de bronca. La explicación de los empleados de Buquetruch fue que no podían mandar el barco a Montevideo porque ya habían mandado muchos.

En fin, la pasó bomba este pobre señor. Se le ocurrió iniciar una carrera política para viajar en avión y alquilar auto el año que viene. Se imaginó como modelo de progreso a Cristina K que viaja en primera y se aloja en el Waldorf Astoria.

¿Para qué el Windows Vista?

¿Alguien sabe qué cosa maravillosa podrá hacerse con la computadora gracias a Windows Vista que hasta ahora no pudiéramos hacer?

Lo que sabemos es que el nuevo sistema operativo de Microsoft tiene mayores exigencias de hardware. ¿Vale la pena instalarlo?

Hace unos meses instalé la versión Beta de Office 2007. A las pocas semanas lo desinstalé porque era mucho más lento que su antecesor el Office 2003 y todo estaba distribuido de una manera distinta que no tuve paciencia de aprender, a pesar de que soy bastante curioso en estos asuntos.

Solicito ayuda ¿Windows Vista nos hará más felices?

Duerme tranquilo, segunda parte

El PAMI es el Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados. Es parte del Estado de Bienestar concebido por gente que piensa que por suerte existe el Estado porque si no el mercado se despreocuparía de cosas como los pobres viejos.

Tiene, se supone, el carácter de “entidad pública no estatal” una entelequia que le confiere, se supone, autonomía de las autoridades políticas para que no sea utilizado para otra cosa que no sean los intereses de los jubilados y pensionados. Parece un chiste, pero ese es el propósito que le han dado todos los políticos buenos que trabajan pensando en nosotros.

También se supone que en “la década del noventa” ahí había mucha corrupción porque se contrataban servicios privados y a partir de la Alianza, con Cecilia Felgueras, Horacio Rodriguez Larreta y el cuñado de Fernandez Meijide los viejitos iban a vivir una situación parecida a los protagonistas de Cocoon. Después vino la ex lugarteniente de la señora Carrió, doña Graciela Ocaña. Una mujer que cuidaba con denuncias en la mano de la plata de los ancianitos. Veía corrupción por todos lados.

Veamos dónde quedaron todas estas suposiciones. El Jefe de Gabinete acaba de anunciar que se van a sacar de encima el muerto del Hospital Francés con el PAMI. Lo van a expropiar “en beneficio” del PAMI.

El Hospital Francés fracasó como empresa privada, así que como empresa pública se va a convertir en una hipoteca de los ya demasiado afanados ancianos argentinos. Y no digo afanados por los que meten la mano en la lata, digo afanados por los sensibles y los buenos que son los que revientan nuestros bolsillos con mayor eficiencia.

El PAMI es cliente de hospitales, no prestador de servicios. Pero a Kirchner que le importa, él no va a tener que vender uno solo de sus metros cuadrados para pagar esta tremenda pelotudez.

¿Señora Ocaña, no se le presenta a usted ningún dilema ético aceptando esto?

Gualeguaychú, vamos por más

Supongo que lo que sigue lógicamente de acuerdo a la retórica de los piqueteros enemigos del papel uruguayo, es tomar medidas contra España como manifestaciones en la embajada, piquetes contra Iberia y carteles en el microcentro. Es muy parecido a lo que se viene haciendo y seguro que ameritaría la felicitación presidencial.