Podcast, episodio 2: Igualdad y los crímenes cometidos en tu nombre. Lunes 7 de marzo.

 JOSE BENEGAS TALKS PODCAST

“LA IGUALDAD Y LOS CRIMENES COMETIDOS EN SU NOMBRE” Episodio 2

LUNES 7 DE MARZO. 8PM ET (6PM hora argentina)

 

En este episodio: Igualdad y todos los crímenes que se cometen en tu nombre. Igualdad ante la ley y justicia ¿A dónde nos llevó la igualdad socialista?

Participaran en este episodio: Ana Olema (Miami), Elder Flores Duran (Guatemala) y ustedes.

Los oyentes pueden comunicarse vía telefónica (USA) o via Skype (resto del mundo), para esto deberán tener abierto su Skype y su cuenta de Facebook.

También participa en el chat durante la emisión, para lo cual es necesario que estés logueado mediante Facebook.

José Benegas Talks, un podcast semanal para discutir cómo los acontecimientos, declaraciones y opiniones de la actualidad, influyen en nuestra vida como individuos. Cuestiona el statu quo y la moralina social de los medios masivos de comunicación, para abordar la realidad sin temor, en forma interactiva con los oyentes.

JBT puede escucharse en vivo los lunes a las 6 PM (Eastern Time) 20 hs (Argentina) o a través de iTunes o en la página josebenegastalks.com

. También en el sitio en Facebook…. Los oyentes participan por teléfono o vía Skype. 

Escucha el Episodio 1

INMIGRACION COMO MERCADO / INVITADA: MARIA BLANCO

ESCUCHAR NUESTRO PRIMER EPISODIO

Rosendo Fraga y la seguridad política

Rosendo Fraga comenta hoy en La Nación la pérdida de vigencia de la visión ongeísta e ingenua de lo que se llamó “consenso de Washington” respecto de las reglas bajo las cuales se atraen inversiones.

Relacionado con esto escribí hace tiempo la diferencia que existe entre “seguridad jurídica” y “seguridad política”. Esta última es la aspiración general de los empresarios argentinos, muchos de los cuales encabezaron las conspiraciones contra los “terribles noventa” y ahora se los ve tan felices con el kakismo.

Claro que hay y habrá inversiones en estas nuevas formas de socialismo copiadas de Hitler que olvidaron sus viejos prejuicios marxistas y se decidieron a hacer caja llenándose de cómplices. ¿Acaso le fue mal a Schindler?

Agregaría al artículo de Rosendo, que en muchas regiones del mundo como Asia y Latinoamérica estatismo y negocios están comulgando del mismo modo que en su momento lo hicieron gobiernos y bancos. El problema no es para “los países” sino para la gente que carece de poder, los privados, los que quieren pensar por si mismos y quedan afuera de cualquier beneficio y los que valoran su libertad.

Para un régimen totalitario como el chino o el cubano esta salida del sistema mediante la complicidad con empresarios es un avance. En cambio para países que se encaminaban hacia la libertad es una pérdida dramática. Pero estos últimos son también consecuencia de los errores del consenso de Washington. Para ellos la izquierda era parte de esa “institucionalidad”, inclusive era más parte todavía que la derecha liberal. Desde Washington se los fomentó como una forma de promover la democracia. Y es esa izquierda que en nombre de la igualdad recurrió al estado, democráticamente, para repartos de riqueza y terminó convirtiéndose en la dueña de las inversiones y con ello de las libertades de los individuos. ¿Y la democracia? Pues la democracia se convirtió en esta cáscara que legitima tiranos.

No me arruinen el curro, responde Chávez

Entre un presidente norteamericano que quiere decirle a sus vecinos que produzcan un combustible alternativo (cuya “alternatividad” está por verse) en lugar de dejar que los precios hagan su trabajo y su supuesto enemigo pidiendo a los mismos vecinos que no hagan lo que les pide el norteamericano porque competirían con el recurso del que se ha apoderado para sostener su poder, es difícil quedarse con algo.

De Chávez lo entiendo. Su juego es la política metida en todos lados y su fin enriquecerse y manejar por la fuerza a sus congéneres. “Produzcan alimentos y no combustible para los autos de los ricos” que es precisamente lo que él vende al “imperio” para comprar lealtades. De Bush no lo entiendo tanto. “Ocuparse de Laninoamérica” no es ni asistirla ni entrar en el juego competitivo que le ofrece el payaso que rige Venezuela y pretende regir toda la región. Menos caer en el peor tipo de castrismo al creer que se pude cambiar desde el gobierno lo que la gente consume.

Y hablando de Castro. No siempre el dictador venezolano combate al etanol. A veces lo promueve, depende de quién lo produzca. Casi pareciera que Bush es un copión.

Están todos muy pero muy pavos ¿no?

¿Contra quién es el acto de Chávez?

El dictador venezolano Hugo Chávez se apresta a realizar un acto político en Buenos Aires, tomando a los argentinos como parte de su clientela. El gobierno local ya ha recibido con creces las veinte monedas que pagan la habilitación de un gobierno extranjero para hacer proselitismo en el país. El gobierno vendido es nacionalista, como no podía ser de otro modo, e izquierdista, es decir deplora las ganancias y ama las pérdidas.

La oposición no dice mucho al respecto porque según ellos es feo “hacer ideología”, están más bien para señalar ineficiencias. Mejor muestra del sentido de evasión que tiene este eficientismo y el alto costo que paga el país por el desequilibrio que existe entre una izquierda que se ha convertido en el basural de toda la política latinoamericana, y una derecha (o no izquierda) que quiere hacer como que tal cosa no importa sólo porque le tienen temor.

El asunto es que el acto chavista no está dirigido a “derrotar a Bush”, algo evidente, sino a someter a los argentinos al dominio de un jerarca de cuarta que a base de cheques está comprando a todo político de la región que se deje comprar. ¿Dónde cuernos están los defensores de la soberanía?