Los graciosos

Chiste uno. Nuestro jocoso presidente salió a contestarle a doña Elisa Carrió. Todos hablan de coimas en el ministerio de planificación, pero mister K se siente acusado. Dijo de la señora que siempre habla con el del más allá que veía “la paja en el ojo ajeno pero no en el propio”. Supongo que en esta Argentina con tanto buen humor, en el próximo CQK le harán sentir el error. Lo mismo todos los programas que reproducen bloopers de la televisión. También Tinelli se reirá como lo hizo en su momento de don Fernando de la Rúa, el presidente que nos vendieron Cuatro Cabezas, Verbitsky y Clarín. Todos le harán ver al señor K que el problema está en ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio.

Pero el sentido del humor de don Néstor es algo que puede hacernos desternillar de la risa. Es tan ocurrente que no se cómo no se ha dedicado a chistosear por ahí. Dijo de Carrió: “hay alguna dirigente que quiere la perfección en una actitud fascista absoluta, una dirigenta opositora que dijo que se iba a venir un tsunami y yo le dije a Daniel (Scioli) ‘menos mal que tengo al campeón de motonáutica al lado, porque me salvo” (risas). ¿No está buenísimo lo de la motonáutica? Que ocurrente por Dios.  Pergollini se lo festeja seguro. Y lo que se van a reír de él por decir “dirigenta” va a ser genial seguro. No podemos olvidar tampoco al genio que puso el título en Infobae llamandole a esto “duras críticas a Carrió”.

Chiste 2. Hablando de Tinelli, está muy malhumorado. No le gustó que el chief de gabinete lo involucrara en el caso Skanska (cómo zafó Menem todavía no lo puedo creer. Capaz que los militares si tienen algo que ver). Y entonces se acuerda de un montón de temitas pendientes que en sus tres años de sobarle el lomo al gobierno parecían olvidados. Le dió con un cañete a Fernández, lo llamó el Lopez Rega de Kirchner. Con lo cual Kirchner sería el Isabel Perón de Alberto Fernández ¿no?

Pero Tinelli, hombre afecto a las amistades, dejó a un lado a Isabel, perdón, a Nestor Kirchner de toda esta comedia. Dicen que Kirchner es bárbaro, pero está mal rodeado. No se si alguna vez vieron que se utilizara este recurso.

 En fin señores, paren con los chistes. ¡Se me acalambran los abdominales!