Raul Castells habló de corrupción de Bonafini Y Shocklender hace un año

Mientras muchos medios se enteran de los problemitas con el dinero de las Madres de Plaza de Mayo diciendo “oia, que horrour”, Raúl Castells decía esto hace un año en Esta Lengua es Mía.

¿Por qué lo que se sabe debe ser habilitado en los mismos medios que el gobierno ni siquiera tolera? Pregunta retórica la mía.

En comañía de amigas de las FARC manifestando por Betancourt

Las evidencias de los vínculos entre Hugo Chávez y las FARC son abrumadoras. Aún así los franceses apurados por la presión política de uno de tantos casos como el de Ingrid Betancourt coquetean con el dictador venezolano como quién trata con un amigo de los secuestradores, sin importar el daño que se le hace al resto de los secuestrados que carecen del mismo apoyo político. Ellos son carne de cañón gratuíta para el grupo terrorista.

Nuestro papel es peor. No es que le hacemos el juego a Chávez por la presión de las circunstancias, sino por el sólo hecho de mejorar la situación de las FARC. La señora presidente marchó a Paris, como una de las grandes amigas de los amigos del grupo terrorista, acompañado por las Madres de Plaza de Mayo que de manera abierta y sin disimulo reinvindican a las FARC.

“En nombre del pueblo argentino vine junto a representantes de Abuelas y Madres de Plaza de Mayo a pedir la liberación de Ingrid” dijo Mylady.

Audio de Bonafini: “Vivan las FARC, viva Chávez y viva nuestro presidente“:


powered by ODEO

Actualización: Más en El Universal de México

La intocable

Hoy hay un ejemplo de cómo funciona la manipulación montonera. Hebe de Bonafini maneja importantes subsidios del gobierno, está de hecho autorizada a regentear una fábrica tomada y una universidad ilegal, defiende el terrorismo de manera abierta porque se ha colocado en el pedestal del centro de la mitología montonera sobre la década del setenta. Nadie la discute, nadie la enfrenta en la oposición y esta especie de sacerdotisa de la izquierda  irracional y violenta bendice a Néstor Kirchner.

¿Por qué ningún lider de la oposición ataca el centro neurálgico de la “moral” kakal? ¿Porque es madre, pobrecita, y le mataron a los hijos? Eeivindica como guerrilleros, murieron en su ley. No fueron víctimas inocentes de la represión ilegal; ni ella sostiene tal cosa. Para ella fueron víctimas injustas porque el terrorismo es lindo y quién se opone al terrorismo es malo.

Muchas madres pierden a sus hijos, pocas los mandan a matar.

Intocable Bonafini es el mejor símbolo de una sociedad silenciada y manipulada.

Pilar Rahola habla del país en el que Hebe de Bonafini es intocable

Se cumple un año de la desaparición de Julio López. Los noticieros, como todos los días, trabajan para el gobierno sembrando la hipótesis idiota y encima no probada ni por indicios, de que detrás del hecho se encuentran ex policías o militares cercanos a Etchecolatz. Idiota porque atenta contra el sentido común semejante esfuerzo contra un testigo en particular de entre tantos testigos y juicios. Idiota porque es lo que el gobierno quiso difundir para probar que es necesario luchar contra los fantasmas del pasado. Idiota porque ahí tienen al caso Gerez para saber de sobra que el lugar dónde debe indagarse que le pasó a López es Balcarce 50. Pero como digo, los noticieros están ahí repitiendo que las “únicas pistas apuntan a militares y policías”. Eso no es una pista pedazos de ignorantes, es nada más que la teoría conspirativa de propaganda que difunden los que deberían dar respuestas.

Nadie le pregunta a Hebe de Bonafini por qué se se ocupó tan rápido de minimizar el aporte de López a la causa contra Etchecolatz y a descalificarlo como persona y como “militante” ¿Qué sabe la señora? ¿Por qué nadie le pregunta?

Los elefantes pasan, pero nadie investiga. Este es el paraíso post noventista, la Argentina en serio.

Volviendo a la Hebe, Pilar Rahola se ocupó de ella en El país de España. Pero no sólo de ella, sino también de manera elegante del país en el que es intocable y todos le temen.

“Lacra de toda Latinoamérica y no sólo de Argentina, la actitud de una parte del espectro social, que minimiza, justifica e incluso avala el terrorismo, es un penoso síntoma del relativismo ético que practican muchos líderes de izquierdas, hasta el punto de no conmoverse ni con la muerte masiva. Ahí está, para vergüenza de Argentina y para vergüenza de la humanidad, el brindis que Hebe de Bonafini -la antigua presidenta de las madres de Mayo- hizo, celebrando el atentado del 11-S. Un total de 4.000 muertos, 4.000 personas con sus vidas, sus esperanzas, sus ilusiones, convertidas en humo en manos del terror, y la risa de Bonafini bendiciendo la matanza. Y su famoso ¡Viva ETA! En la España que la había invitado y aún lloraba la muerte de Ernest Lluch. Hebe representa el paradigma de una izquierda violenta, revanchista hasta la locura, inequívocamente reaccionaria. Sin embargo, ¿es ella lo alarmante? Al fin y al cabo, personajes como Hebe o como otros que pululan por el continente, con el delirante Chávez a la cabeza, no son nuevos en el mercado del populismo demagógico. No. Lo alarmante es que el día después del brindis de muerte, las Hebes continúen teniendo micrófonos, vida social activa, miles de pesos de ayuda pública y hasta el aval institucional. “Todos somos hijos de Hebe”, me aseguran que dijo Néstor Kirchner. Sobran palabras… Eso es el relativismo ético, ésa es la quiebra de valores que, con angustiosa naturalidad, se puede respirar en la Argentina que avala determinado progresismo. En esa Argentina, y en alguna de las Españas… Como dijo el sabio, “habrá que defenderse de una derecha muy diestra, y de una izquierda muy siniestra”.

¿Se enojará tanto con Bonafini como lo hizo con Redrado?

El berrinche presidencial de la semana lo ligó Martín Redrado al querer hacerse el independiente y decirse preocupado por la inflación que el mismo provoca. Mister president mandó a uno de sus lacayos a decir ¿inflación? ¿qué inflación?

Ahora la que habló es su madre adoptiva doña Hebe de Bonafini y Obes. No está contenta con el Indec, por lo cual, de acuerdo a las interpretaciones ingeniosas de la señora del puño crispado, la empresaria y académica madre de la Plaza de Mayo, estaría defendiendo los intereses de los acreedores del estado argentino. Tenía razón al final, que las hay, las hay.

¿Le va a gritar don president a doña HB? ¿Saldrá Alberto Fernández a descalificarla?