El default y después

El endeudameiento público llegó en el año 1999 a niveles de escándalo. Alcanzaba los u$s 144.657 millones y representaba más del 52% del PBI. Después llegaron nuestros salvadores a ponerle fin a toda esa infamia, Adolfo Rodriguez Saa cantó “default”, Duhalde declaró “el que depositó dólares recibirá dólares” sin aclarar que se refería a los que hubieran hecho depósitos en dólares pero fuera del país. “Andá a cobrarle a tu hermana buitre” le dijimos a los panaderos de New York y los torneros de Turín. El genio de Lavagna, el opositor oficialista, puso sonrisita pícara y declaró todo lo que nos ahorramos. Quedamos como el tuje con todo el mundo pero somos re piolas.

El líder de la juventud maravillosa y estúpidos que gritaban, el ex presidente don Néstor Kirchner declaraba por cuanta reunión de chupamedias en la Casa Rosada se organizara que gracias a su sagacidad y después de una quita del 70% el país se había ahorrado 70 mil millones de dólares.

Le pagamos el FMI en efeté ¿recuerdan? Para que no nos miren más las cuentas porque somos bolivarianos y no nos gusta que nos presten y después nos quieran cobrar.

Antes los cuentos de hadas terminaban bien, pero eran parte de la política de expansión cultural norteamericana. Más afrancesados ahora terminan en una catástrofe. Después de todo esto, la deuda pública alcanzó a fines del 2007 la cantidad de u$s 144.728, lo que representa el 56,1% del PBI, habiéndose incrementado en el último año en u$s 8003 millones. Esto sin considerar el default actual fabricado por el amigo Moreno al tocar el índice de precios al consumidor de manera permanente y en medio de los festejos diarios por el superavit fiscal.

Hagamos otro default gigante porque es evidente que de nuevo el mundo nos está explotando. Bush para ser más exactos, porque los negocios de deuda con Chávez son tan culpa de él como las valijas bolivarianas.  Y a no alarmarse que el asunto no es tapa de ningún diario.

12 thoughts on “El default y después

  • March 16, 2008 at 7:43 am
    Permalink

    Quedese tranquilo Benegas, como Ud dice esto no va a ser tapa en ningun diario y si alguien tuviera el atrevimiento de hacerselos ver, ya deben tener una respuesta adecuada el duo comico “Los Fernandez” o el nuevo bufon de la corte K, el ahora renovado ministro de economia (al menos, ya lo dejan salir en la tele mas seguido).

    Reply
  • March 16, 2008 at 10:34 am
    Permalink

    Cometiste un olvido Josè…te olvidaste de culpar a Menem de lo que nos pasa hoy.

    Reply
  • March 16, 2008 at 3:41 pm
    Permalink

    El regocijo progresista por la cesación de pagos imaginaba que habíamos recagado con el default a a la comunidad financiera internacional.

    En realidad a quienes mas se perjudicó es a los futuros jubilados locales,

    a quienes se les licuaron la mitad de sus aportes.

    Y los efectos de largo plazo del “pagadiós” recaerán en las próximas generaciones.

    Pero esta escoria gobernante ya estará bien lejos de esos alcances.

    Reply
  • March 16, 2008 at 4:26 pm
    Permalink

    Algunos números no cierran en estas estadísticas. Si la deuda externa al año 2000 era de 144.647 millones de dólares, sobre un PBI valuado en 279.000 millones, lo que representa el 52%, lo comparamos con las cifras actuales 144.728 millones de dólares que representan el 56% del PBI, nos da una valuación del PBI en dólares de 258.000 millones de dólares, que es en realidad un 7.5 menor que el PBI del año 2000.
    Los economistas más serios dicen que el PBI del año 2007 es un 24% mayor que el de año 1998, lo que da una tasa de crecimiento promedio de 2.4% anual, bastante lejos de las cifras que publican en los diarios que dicen 8%, 9% e incluso 11%.
    Midiendo el PBI del año 1998, más un 24%, que serían alrededor de 346.000 millones, pero la valuación real da 258.000 millones, entonces se puede deducir que el tipo de cambio peso-dólar está sobrevaluado en un 34%.

    Reply
  • March 16, 2008 at 4:36 pm
    Permalink

    R. Saa dijo en una entrevista que su “gran idea”, consensuada con el FMI y otros organismos, era establecer el default temporario hasta analizar la “verdadera deuda” y unificarla en el FMI a 20 años…….
    Si era verdad, tal vez hubiera funcionado.
    Tal vez sea ése, el motivo por el que fué destituido por Duhalde.
    Para pensar.

    Reply
  • March 16, 2008 at 5:29 pm
    Permalink

    Bueno, no tenemos que asustar marcapasos porque el default no fue un cuco como lo describe José. A no temer porque tuvimos el raro privilegio de tener el default mas alto en dólares pero mas corto en tiempo.¿Por qué no pensar en un nuevo récord para hacernos famosos como argentinos que somos?. Leí este “clarinetito” que había olvidado ya. Al final hay un señor hipócrita, un tal Dallara que previene sobre una falta de recuperación de la Argentina por ese camino. ¡Qué facho!

    http://www.clarin.com/diario/2003/09/12/p-00701.htm

    Reply
  • March 16, 2008 at 5:53 pm
    Permalink

    Atención con los cálculos de PBI con dólares de 10 años atrás no ajustados en moneda constante.

    Reply
  • March 16, 2008 at 6:09 pm
    Permalink

    Maldito neoliberal! Ya sabía yo que tarde o temprano este Benegas iba a mostrar la hilacha!

    No lo oigan, compañeros!!!

    Este es el tipo de periodista que está a sueldo de Bush, y se la llevó toda en los 90!!!

    Hay que resistir!!! Con Hebe, con Néstor, con Cris, hasta el Frente para la Victoria, siempre!!!

    El Licen

    P.D.: ¡¡¡Juicio y castigo a los chacales que secuestraron y torturaron al militante Gerez!!!

    Reply
  • March 16, 2008 at 6:33 pm
    Permalink

    Pablito, el cálculo debe tener en cuenta el “deflactor”, que es el índice de inflación en dólares, que en 9 años y medio a sido de 14%, el valor nominal del producto debe ser dividido por este deflactor.

    El PBI real de Argentina ha crecido 24%. No se cuanto dice el gobierno que creció pero seguramente dirán una cifra que duplica al menos este porcentaje.

    Reply
  • March 16, 2008 at 6:54 pm
    Permalink

    José,
    Muy buen artículo. Esto muestra que hoy no le debemos al fondo (al que si no le pagamos por lo menos parte de la deuda, tiene herramientas suficientes para cobrarse) sino que le debemos a los propios argentinos (que no tienen ningún instrumento para hacerse del dinero que le sacan.)
    Saludos,
    pablo

    Reply
  • March 16, 2008 at 7:51 pm
    Permalink

    Hay un componente falso en el cálculo del PBI y que obedece al cómputo del valor agregado de la “producción estatal”

    con iguales criterios de valoración que el agregado privado, que está sujeto a las valoraciones libres del mercado, mientras que el primero no.

    Mas intervención del estado en la economía, mas falso es el cómputo.

    Reply
  • March 16, 2008 at 9:17 pm
    Permalink

    Es cierto Pablito. En este caso hablamos del 56% de un PBI mucho más público que el de 1999; es decir, es un peso mucho mayor sobre el sector privado.

    Reply

Leave a Reply