La lección nunca entendida: China contra la propiedad privada.

China es un país fascinante, tanto como lo debe ser la Argentina para observarla como extranjero y desde lejos (aprovecho para recomendar otra vez la lectura de “Cisnes Salvajes” de Chang Jung). Un país que es un mundo por si mismo, que conoce el totalitarismo más extremo junto con un oscurantismo que, en la comodidad de la libertad gratis que nos queda aún, tendemos a pensar que no es posible a esta altura de los acontecimientos. En medio de eso, de un partido comunista descarnado y una cultura que no fue tocada por el cristianismo como elemento moderador, se coló igual el ímpetu individualista y el deseo de progreso que hizo posible con la maravillosa y falsa (es decir, maravillosa por falsa) etiqueta de “comunismo distinto” cierto resurgir que no podía imaginarse sin un cambio del statu quo político. China es la demostración de que todo es posible.

Me aburre un poco pero voy a aclarar que está muy pero muy lejos de ser un país civilizado. Pero fue en Estados Unidos donde se inventó esa arma macabra del poder llamado impuesto a las ganancias y sin embargo seguimos encontrando motivos para admirar a ese país.

El punto que quiero destacar es que la fuerza liberadora en China es informal, es ilegal y es eso lo que la hace seria, fuerte y digna de respeto. Occidente tiene un virus plantado que lo va a hacer volar en pedazos: es un invento llamado “poder legislativo” que ha hecho pensar que es legítimo que el estado dicte leyes o que la ley es un producto de una votación y no una regla que se debe descubrir analizando las relaciones y los hechos bajo una vara objetiva de justicia. Estado de derecho quiere decir que el poder es un esclavo de la ley no un dictador de ellas. Reconocerlo creador es hacer desaparecer la libertad para hacerla depender de la bondad del gobierno (que es la quimera nunca encontrada que se busca con la democracia). Con mucha más razón si ese error se lleva al paroxismo y se le otorga al poder la facultad de votar inclusive acerca de derechos básicos.

Lo que requiere una nación civilizada es un parlamento dedicado controlar al poder ejecutivo, no a los particulares, cuya ocupación principal debe ser recortar el presupuesto y resistir la voracidad fiscal. Un país en el que la “propiedad privada” es producto de una ley que se vota y se puede derogar, moderar, moldear, modificar por parte de una organización que tiene a diario motivos para demostrar que lo necesita y en contra de la cual se concibió la mera idea de “propiedad privada” y donde no hay ninguna fuerza igualable que la contrapese es un país sin propiedad privada. Tales preceptos deben estar al menos contenidos en un estatuto con autoridad superior al poder legislativo o se convierten en lo contrario de lo que pretenden. Los legisladores chinos han sido notificados ahora de que ellos otorgan derechos de propiedad.

Es cierto que esta “ley” demuestra que dentro del partido comunista chino se están entendiendo algunas cuestiones, pero la vía elegida es la contraria al objetivo.

Alguien podrá ingenuamente decir que en la situación anterior el estado chino podía hacer lo que quisiera con las propiedades. Debe ampliarse la visión para percatase de que ahora también, con el agravante de que pequeños personajes con un voto entre miles se sienten ahora dueños de un cambio que estaba produciéndose en una inercia política que pasaba, por suerte, por encima de todas las normas y por encima de esas pequeñas almas poderosas.

La propiedad privada no se le pide al poder, se le quita. La ley es una piña en la nariz del poder, no una creación del poder.

11 thoughts on “La lección nunca entendida: China contra la propiedad privada.

  • March 18, 2007 at 2:14 pm
    Permalink

    Brillante y lucida aclaracion sobre la naturaleza del poder y elvrol de las instituciones que deben controlarlo.
    Pocos reparan en el origen de los parlamentos y el proceso de deformacion historico que han sufrido. Los parlamentos fueron historicamente las asambleas a las qeu concurria el REY a PARLAMENTAR con los nobles, aristocratas u otros representantes de del la sociedad. En estas asambleas el REY SOLICTABA aprobacion para sus propuestas, y a esta asamblea solo le estaba permitido aceptar o vetar la propuesta. Nunca nadie imagino que esta asamblea tenga el poder de proponer y aprobar leyes, menos aun leyes que conspiran contra los principios mas elementales de libertad y justicia (que como bien señalas) estan por encima de cualqueir autoridad terrenal. Es decir el poder se halaba sujeto a esas INMUTABLES LEYES naturales o divinas (dependiendo del caso) …hoy todo se ha revertido el poder es ejercido en forma absoluta por un grupo de personas activamente organizada que se han arrojado la facultad de ser ellos la fuente del DERECHO…
    Solo un sociedad de estupidos y lobotomizados puede aceptar que el el ESTADO se asocie a las ganancias de uno por el solo echo que un gurpo de insignificantes ignroantes asi lo dispone..solo una sociedad absolutamente ignroante y lobotomizada puede aceptar pasivamente una intromisión en la vida privada de cada ciudadano como lo es una decalración de impuestos a las ganancias…que carajo tengo que decirle yo a un burocrata que es lo que hago con vida???..es por esta razón que en Atenas nunca cobraron impuestos directos …
    Sin embargo hoy las relaciones de oder estan invertidas y asistimos al triste expectaculo del aplauso global a una medida que no significa otra cosa que desde hoy la propiedad privada en China deja de ser un hecho para convertirse en una graciosa conseción de un regimen criminal as sus ciudadanos…lo peor , reitero, que en vez de denuciar el hecho los imbeciles ignorantes lo aplauden

    Reply
  • March 18, 2007 at 5:18 pm
    Permalink

    Este post tan esclarecedor de José me hace acordar a la discusión entre los redactores de la Constitución de USA, respecto de si en ésta debía constar una declaración de derechos.

    Alexander Hamilton, con extraordinaria lucidez sostuvo que, desde que el poder reside en el pueblo, y los derechos no son graciosas concesiones de los gobernantes, era innecesaria tal declaración de derechos.

    Reply
  • March 18, 2007 at 5:37 pm
    Permalink

    De acuerdo con todo.
    Pero también creo que el tema de la propiedad privada en China aparece como una cuestión de supervivencia.
    Y seguramente impondrán también los chinos el impuesto a las ganancias, si es que ya no lo han hecho, con ese nombre o con otro parecido.
    Porque cualquier impuesto, sea lo que sea, no es más que un medio del estado para hacerse de recursos. No necesita ser lógico, es un robo legal, entonces hasta podría haber un impuesto a las pérdidas, si fuera necesario.
    Los chinos están cambiando, y deben estar recaudando mucho también.

    Reply
  • March 18, 2007 at 5:54 pm
    Permalink

    Lo mismo ocurre en argenta…vos podras disponer de la carne que produzcas en la medida que no contradiga los deseos o necesidades de este gran kancer que nos carcome… el kakismo, la propiedad privada ya no existe en argenta solo podras disponer lo que la partidokracia disponga…aporte jubilatorio obligatorio y compulsivo, impuestos moviles segun las necesidades y caprichos de financiamiento de estos excecrables ..lo que quede y en la medida que no moleste a nadie lo podras disponer…pero tampoco a tu antojo ya que estos cerdos apestosos han prohibido o difultado tu eleccion ya que para beneficio y conveniencia de sus amigos, hinchas o partidarios han decidido que el dinero que ellos emite y que te obligan a usar debe valer cada vez menos, a eso es lo que llaman tipo de cambio competitivo, eufemismo para que los idiotas repitan y oculten el verdadero significado de tal despojo y violacion a la libertad y propiedad individual

    Reply
  • March 18, 2007 at 5:57 pm
    Permalink

    lo mismo ocurrio hace unos meses cuando todos los medios señalban con cierto irresponsble regocijo el reconocimiento de la propiedad privada por ese semisalvaje ignorante que okupa la presidencia de bolivia…Lo unico que falta es que nos pogamos contentos por que K reconoce el derecho a la vida….

    Reply
  • March 18, 2007 at 8:17 pm
    Permalink

    Andà a convencer a K y su banda de eso…(y a una mayorìa de la sociedad).

    Reply
  • March 19, 2007 at 4:14 am
    Permalink

    Valga una aclaracion. Aca en China NUNCA hubo propiedad privada. Toda propiedad siempre fue del emperador de turno.
    Los chinos cuentan su historia por las diferentes dinastias. El sistema imperante hoy no ha cambiado en nada. Es solo una nueva dinastia, con la unica diferencia que, en lugar de un emperador, tiene un politburo.
    Valga como ejemplo: Cuando compras una casa o un departamento, no lo estas comprando. Lo alquilas por 50 anios y despues vuelve al estado.
    Saludos desde Beijing.
    Guillermo

    Reply
  • March 19, 2007 at 8:05 pm
    Permalink

    Guillermo, lo que Jose plantea es que lejos de regocijarse por esta medida hay que denunciarla, por que han bastardeado el derecho natural a poseer cosas (las que produzco, las que intercambio, o encuentro, o invento ) y lo han degradado a una mera y graciosa conseción de los despotas que tiranizan a toda la poblacion…el mensaje es clarisimo, vos podes tener algo por el solo hecho que unos apestos rojos asi lo disponen…lo peor es casi nadie lo entiende y encima todo el mundo les rinde pleitesia por que creen que ahi hay muchos negocios y no se cuantas gansadas mas…esto de la nueva economia con la irrupcion de china e india es similar a lo que ocurrio con las punto com, impacto tendran y tienen pero mucho menos y no tan pronto como todos los incautos devenidoos en estrategas y economistas dicen que tiene y tendra…y ahi se acordaran que en realidad es un regimen tiranico con 800 millones de tipos viviendo en el medioevo y que si hoy goza de poder economico es por que unos retardados e inbeciles asi lo dispusieron (y los financiaron)…las tensiones entre las libertades economicas necesarias para sostener ese proceso de desarrollo economico y la supervivencia del un regimen despotico y tiranico como el Chino se pondran de manifiesto mas temprano que tarde (cuanto mas crezcan mas rapido se manifestaran estas tensiones) y al dia de hoy no sabemos quien prevalecera, el mercado o el estado…lo que si puedo arriesgar es que este enfrentamiento no sera incruento ni de corta duracion por eso me atrevo a decir que el impacto real no sera el que la gran mayoria prevee..

    Reply
  • March 20, 2007 at 1:27 am
    Permalink

    Leandro, totalmente de acuerdo. Simplemente quise describir como son las cosas aca.
    Desde ya que no pretendo que la mayoria de la gente comprenda que un DERECHO no se otorga, sino que es innato e inalienable. Porque se deriva del derecho basico que todo ser humano tiene que es el derecho a la vida.
    Saludos desde Beijing
    Guillermo

    Reply
  • Pingback: Chávez no respeta ni su propia constitución bolivariana « No me parece

  • August 12, 2007 at 12:58 pm
    Permalink

    Cito: “Lo que requiere una nación civilizada es un parlamento dedicado controlar al poder ejecutivo, no a los particulares”
    LLamense ejecutivos o legisladores, veo uno (o dos) grupo(s) que imponen leyes a los particulares, y considero que el grado de civilización depende de las leyes en sí, no del sistema.
    Roma ya dejo claro que el Senado era tan esperpéntico como la dictadura.

    En países donde no tocas ni a 1 metro cuadrado por habitante, consideró que es obligación del estado controlar la propiedad como la demografía.
    ¿Que pasaría con las personas que quedaran excluidas de la propiedad? En china signigicaría la extinción de millones de habitantes.

    Reply

Leave a Reply