Durante muchos años Carrío representó la lucha del bien contra el mal. Primero el “mal menemista”, después quedó algo desencajada cuando los que más la impulsaban a ese terreno estaban comprometidos con un gobierno, este y el anterior, que era culpable de verdad, multiplicado por diez y sin ninguna verguenza de todo lo que se decía  de la década del noventa. Incluídos ahí Clarín, que la inventó, y Verbistky que la moldeó.

Sin embargo en los úlitmos meses está actuando como oposición no por pose sino sobre asuntos marcandole cada cosa al gobierno y entonces su papel en la política se hace más serio. Interviene en las cuestiones que tiene que intervenir, no dudó en apoyar a Colombia en su enfrentamiento con Chávez y Correa por temor a que le dijeran que estaba con el malo de Bush, dejó en alguna medida de jugar al juego puritano que solo representa prejuicios ideológicos con Macri, para concentrarse en todo caso en aquello con lo que no está de acuerdo. Y arriesga, porque en la cofradía izquiedista nacional no tomar posiciones irreductibles respecto de determinadas personas y cosas es una forma de apostasía.

Ahora está arriesgando otra vez apoyando al campo, que está incluído en el manual del perfecto izquierdista que busca laburo entre los sectores malos, terratenientes y oligarcas.

¿Sería a esto a lo que se refería Aníbal Fernández cuando le reclamaba que labure?

Categories:

10 Responses

  1. Yo no le tengo ninguna simpatía ni confianza a Carrió. Más aún, creo que es una persona capaz de cualquier pirueta con tal de colocarse en el sitio que cree más apropiado en cada momento.

    Ahora está con el campo, con Uribe y con Macri que es un modo de estar abiertamente enfrentada al kirchnerismo y eso le reditúa porque es cabalmente la única voz opositora.

    Pero voy a hacer como vos, José. Voy a abrir un compás de espera o, lo que es lo mismo, darle credibilidad a esta nueva postura, con la esperanza (y la duda) de que no vuelva reincidir en lo que ya le conocemos.

  2. Pienso igual que vos Ricardo. En definitiva creo que la gente no “es” de una manera, sino que actúa de una manera. Mientras actúe bien me parece genial.

  3. Carrió pasó de la izquierda vernácula a querer ascociarse con el liberalismo sin entender ni siquiera la esencia del mismo, recuerdo que en una de sus charlas en la universidad en la que estudié dijo que era una “liberal de izquierda”.
    Mucha confianza no me inspira, ojalá el equivocado sea yo.

  4. ¡Que bueno!, estoy de acuerdo con todos.Prefiero que siga “actuando” de liberal que de zurda.Pero le creo muy poco o nada.
    El día que le pregunten algo y confiese que no sabe mucho del tema voy a empezar a escucharla con más voluntad.
    Por ahora creo que solo busca lucirse, por eso su mirada y guiño cómplice.

  5. Como opositora esta pegando donde debe pegar, sin embargo a la Carrió le faltan mas definiciones sobre lo que haría si accediera al poder.

  6. Le creo mucho más a Lilita Carrió que al filoduhaldista y desleal con los aliados de Macri y al tibio, irresoluto y liberal vergonzante de López Murphy.

    Al menos es una oposición que cumple con lo mínimo que cabe exigirle, que es que se realmente opositora. Los otros, no existen.

  7. Hay que reconocerle a Carriò, el enfrentarse al kakismo, màs allà de sus indefiniciones y delirios mìsticos.
    Sospecho que se diò cuenta ademàs, de que tiene que “derechizarse” bastante y que ese espacio no lo ocupa actualmente nadie.
    Soy otro que me siento a esperar el avance de èsta pelìcula sin demasiadas expectativas, en cuanto a Lilita.

  8. Creo que es mentirosa y acomodaticia:

    – Sus famosas “cajas” eran bullshit.
    – Su pasado “procesista”, cuidadosamente ocultado.
    – Su alianza con Bonasso para impedir que asumiera Patti su banca.

    La gorda tiene mal olor.

  9. Creo que a la protesta del campo debemos llamarla por su nombre:

    Una Rebelión Fiscal

    De esas que la corporación política viene necesitando hace rato.

    Una lección definitiva para los apropiadores violentos del fruto del esfuerzo de la población productiva.

  10. Acabo de leer al ultimo escrito de Jose Benegas, le comento Jose, soy lic. en Marketing, y su exposición es realmente perfecta, pero que es, un reclamo, una denuncia, una pregunta., con todo respeto me voy a atrever a contestar, durante la vida politica de este país la oposición siempre fue la posición sin o mas comoda, esta “SRA” es la abanderada en este sentido, pruebas de su incapacidad de ejercer, de hacer, de trabajar y lo mas importante DE REPRESENTAR.
    Un saludo y n o se preocupe, como marketinero la politica para mi es estar del otro lado, asi nos va.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: