Como nos mintió este tipo. Y a cuanto bobo engañó. En la década del noventa era el gran fiscal de cualquier desvío. Cuando Menem cometía alguna transgresión para llevar a cabo su programa de privatizaciones y desregulación ahí estaba Chacho y sus siete amigos levantando el dedito acusador. Era parte de la cantinela de la “calidad institucional”. El problema de él con Menem era ese, el institucional y el moral. Nunca discutió desde ninguna posición progre las privatizaciones, menos que menos la convertibilidad. Jamás. El era, con toda la fauna de prensa progre hoy cómplice, CQC incluido, un fiscal moral.

Ahora es parte de la mayor cloaca institucional que se haya conocido, pero el no ve ya ningún problema.

Señor, que mentiroso. Usted no tenía ninguna diferencia moral, ni institucional con Menem, pero se disfrazó de serio para terminar justificando el gobierno por decreto sin Congreso, la entrega de áreas petroleras a los amigos sin licitación, el uso de fondos fiduciarios para extraer recursos del presupuesto y carecer de control. Renunció a la vicepresidencia indignado por la coima a los senadores de la que usted mismo fue responsable, pero ahora asiste sin problema a la borocotización generalizada de todos los niveles de poder al servicio de un señor que gobierna para su fracción y trabaja para que esto continúe.

Pero no quiero extenderme sobre el pasado de este sujeto bien conocido. No solo jusitifica a K sino que también lo hace con Chavez. Según él en Venezuela hay absoluta libertad de prensa. Un país donde los extranjeros son amenazados de expulsión si critican al dictador. Según Alvarez, el cierre de RCTV es legal y no tiene nada que decir al respecto.

Señor Alvarez, recupere la vergüenza. El estado se ha apoderado en todos lados de las ondas televisivas y las reparte. Y entonces según usted si el dictador cerrara todos los canales estaría bien porque es su facultad. Nada tiene que decir de la selección de ese canal para quitarle la licencia por las críticas al patán que gobierna Venezuela. Hitler tenía facultades legales para confiscarle los bienes a los judíos, y Stalin ejecutaba contrarrevolucionarios como lo hace Fidel Castro basados ambos en sus propias leyes. Las facultades legales no cambian en nada el problema de la libertad, sobre todo cuando se entiende que es el estado el autor de la ley.

La evaluación del señor Alvarez sobre la libertad de prensa en Venezuela es que estuvo ahí y encontró dos diarios críticos. Tal vez el comparar a la prensa de Venezuela con lo que vivimos en la Argentina hasta hace unos meses lo llevara a semejante estúpida conclusión. La libertad de prensa no se prueba por el hecho de la prensa digna que hay, sino por la que es eliminada. En Venezuela hay castigo a la oposición y a la crítica. Fijese señor por qué lo critican los diarios venezolanos que subsisten, porque en Venezuela la prensa tiene pelotas tan grandes como los bolsillos de la nuestra.

Así que ahí lo tenemos, de crítico acérrimo de Menem a chupamedias de Chávez. Linda trayectoria.

Categories:

20 Responses

  1. Ya lo dije, estimado Jose. Todos eran fiscales morales y abogados de las instituciones en los 90 y ahora miran para otro lado, cuando es probablemente se roba mas que en la decada infame, el congreso está de adorno y los jueces bajo la lupa ( Casualidad, se acordaron de que Tiscornia era un impresentable justo cuando acuso a Garre) Insisto, para no creerles nada. Los derechos humanos no tienen ideología y la corrupción tampoco. Alguna vez se les van a terminar los 70 y los 90 y tendrán que hacer frente a lo que nos estan dejando. Por cierto, el proceso y Menem ( conste que no me simpatiza) parece que son la única fuente de los males en el país, me pregunto porque se olvidaran de Alfonsin, cuyo gobierno acabó en hiperinflación.

    Saludos

  2. Asi es el doble discurso de la izquierda, lo que en la época de Menem era un afano ahora es “me equivoqué por boluda”, Videla es un dictador asesino y Castro “un revolucionario”, no se si recuerdan cómo la progresía nacional criticó y boicoteó la famosa “ley mordaza” en los ´90 que intentaba poner un código de etica a la actividad periodística, esa misma gente es la que ahora justifica los atropellos de Chavez contra RCTV y toda la prensa libre.

  3. Ah, otra cosa. Tenes razón, la prensa nuestra es lamentable. La Nación es supuestamente un medio opositor, pero últimamente se ha vuelto un orgulloso informante de la gira de la primera ciudadana. ( asi, bien al estilo jacobino) pareciera que le hacen campaña, llamándola por su nombre de pila. Un lector comentaba “Porque Lavagna no es Roberto; o Carriö Lilita”. La mayoría de los medios cunado critican, es aun concierto desgano, como para no quedar para no quedar parados en la vereda de la “derecha”. Para encontrar medios con una autentica mirada crítica, lamentablemente parece que solo queda Internet.
    Saludos

  4. Chacho Alvarez, ademas de hipócrita es un traidor, he oido que los mismos montoneros lo detestan porque vendío a varios a los militares.

  5. A propósito de los medios que hoy llamar por su nombre de pila a la Senadora Kirchner, recuerdo que en los 90 (cuando “pagaba” muchísimo ser antimenemista) hacían lo mismo con el propio “Chacho” y con “Cristina” (Fernández Meijide).

    Por cierto que al llegar estos al poder y hacer el inolvidable papelón que hicieron, esos mismos medios que los habían construido, miraron para otro lado, como si ninguna responsabilidad hubieran tenido.

    Hoy por suerte nada de eso ocurre, y tenemos la suerte de contar con una revista como “7 DÍAS”, que no pocos analistas ya están comparando (por la objetividad de su información y la capacidad de sus editores) con el “GRANMA” (de Fidel), y “EL DIARIO” (de Irigoyen!).

    Retomando la seriedad, aclaro que no me da menos asco Chacho Alvarez (cuya insignificancia intelectual y moral ya está al descubierto) que los Santos Biasatti, las Rosarios Lufrano, o los Marios Pergolini, que ayer nos daban clases de ética impoluta, y hoy -cual émulos del inolvidable Lamolina- sólo saben decir: “Siga, siga”

  6. De acuerdo pero…creo que nunca nadie le creyò nada a Chacho Alvarez.
    “…el camaleòn mamà, el camaleòn, cambia de color segùn la ocasiòn…”

  7. Juan, buen razonamiento. Los mismos progresistas ruborizados que nos vendieron a la alianza ahora miran tambien para otro lado, parece que es un deporte muy común en ese ambiente.

    Saludos

  8. Alvarez es uno de esas rara avis que dió la política argentina. Nunca tuvo una posición definida, siempre arrugó a la hora de hacer frente a alguna responsabilidad. Graciela (no Cristina) Fernández Meijide lo retrata cabalamente en su libro de reciente aparición: un hombre sin más convicciones que su ego. Cuando renunció a la vicepresidencia -agosto del 2000- había preparado una puesta en escena como para emular al 17 de octubre. ¿Recuerdan? Salió de su caa en Charlas y Scalabrini Ortiz a las 14 hs. y en una menguada caravana fue hasta el hotel Castelar adonde esperaba encontrar a las masas vivando su nombre. Sólo se encontró con las masas de confitería que deglutían algunos parroquianos junto con el café.
    Después de esa ampulosa retirada, pidió volver. Lo condujo a Cavallo al Ministerio de Economía mientras él se postulaba para Jefe de Gabinete. ¡Qué lastima! El Mingo pasó pero él, como en el aldón pirulero, se quedó afuera. Entonces aguardó para golpear otra puerta y de casulidad encontró una con la letra K (de kiosco, posiblemente) y allí entró. Ahora no sabe qué hacer aunque, con seguridad, ya estará preparando una nueva excusa para salir airoso de este desastre.

  9. Ricardo, Graciela también es una trucha, su verdadero nombre es Rosa Castagnolo y durante muchos años fue ñoqui en el Consejo Deliberante, basó toda su carrera política en que es madre de un desaparecido, ese es su único mérito.

  10. Pensar que yo fui uno de esos que creía en la honestidad intelectual de Álvarez… Y ojo que no me gustaba lo que pensaba, solamente le creía que era honesto. Por lo visto es más fácil venderse a un gobierno que toma una o dos actitudes similares a las que uno tomaría…
    Con respecto a la prensa libre en La Argentina te digo que está siendo rápidamente aniquilada. Recién leí en un diario opositor on-line de Tucumán (a cuyos periodistas ya sacaron del aire en un canal de TV en esta provincia) que levantaron el programa Entrelineas… Y así nos vamos quedando sin periodismo real.
    Espero que cuando caiga este gobierno recordemos el nombre de esos periodistas y empresarios vendidos.

  11. Da un poco de asco escuchar al sociólogoargentinus, especie de dinosaurio que resucita… no puedo creer que habiendo alguna vez pasado por Venezuela tenga cara para decir que allí hay libertad…el pueblo venezolano subsiste porque tiene riquezas que lo mantienen a flote, pero la gente vive con miedo. Ahora uno que los asecha y preocupa, la reforma de la constitución y un cambio concerniente a la patria potestad…Muy preocupante. Y el sociologoargentinus, como la maja de la candidata haciendo competencia de discursos superfluos…

  12. WW: la mayoría de los empresarios son unos vendidos al gobierno de turno ya que son prebendarios, los mismos que ayer eran ultramenemistas hoy se inclinan ante K, los Eurnekian, Techint, Vila, Moneta etc. Aquí en Mendoza se lanzó una licitación para la explotación de nuevas áreas petroleras y oh casualidad ¿adivinen quien la ganó? Vila-Manzano osea la Mafia de UNO multimedios, ayer menemistas hoy kirchneristas.

  13. El Chacho sabe que si no se acomoda y araña algo bueno, mientras le de el cuero, puede terminar, achacoso e ignorado en cualquier dependencia burocrática, como Vicente Zito Lema. Alquien se acuerda de su rally político?
    Asi es la hipocresía de la progresía. Absolutoria y benévola con sus camaradas y despiadada y vengativa con sus contrarios.

  14. No nos olvidemos que el SR Chacho Alvarez, andaba en el Menemovil durante la campaña del año 89. Al poco tiempo se despego porque no le cerraba la política de Menem. Me parece que en política son pocos y se conocen mucho. No sabía durante la campaña como era Menem…andaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

  15. Creo que son injustos al juzgar al Chacho… Después de todo, en Venezuela sí hay libertad de expresión… lo que no hay es libertad DESPUÉS de la expresión

  16. Para que seguir agreagando comentarios, sinteticemos la escencia del señor alvarez en una sola frase: Alvarez sons un imbecil HIJO DE PUTA

  17. El señor Chacho, antiguo ñoqui del Congreso de la Nación – en uso de licencia, según dijo él mismo – cuando su imbécil soberbia le hizo perder el curro de vice del señor De la Ruina, encontró otro, afín a su título de profesor de historia: una cátedra de no sé qué en la Universidad Nacional de Quilmes, cueva de la progresía y el zurdismo militantes. Luego, tras sorberle los calcetines al Virrey de Argenzuela, reemplazó al Cabezón en la importante tarea de no hacer un pimiento en el Mercosur mientras la gilada – nosotros contribuyentes -pagamos su sueldo, sus viáticos y sus giras por Europa y otros lares.
    Al colega lector que lo confundió con un sociólogus argentinus: este caradura no ha de haber leído en su vida otra cosa que el Patoruzito. La mayoría de los sociólogos son bolches, pero no ignorantes como este zapallo.

  18. Pero miren quien habla acerca de Venezuela…sí, el mismo que se cagó y rajó cuando era vicepresidente.

    Chacho, mejor dedicate a las charlas de café en Varela Varelita.

  19. Hablando de truchos y veletas, miren esto:
    PRESENTACIÓN DEL CELS
    VERBITSKY DENUNCIA A KIRCHNER

    La Nación informa sobre una medida de Néstor Kirchner que data del año 1995, cuando era gobernador de Santa Cruz, por la cual removió al procurador general de esa provincia derivó en una denuncia del CELS que preside el periodista Horacio Verbitsky ante la OEA contra el Estado argentino.

    Por Gabriel Sued

    Por una medida que promovió Néstor Kirchner hace 12 años, cuando era gobernador de Santa Cruz, el Estado argentino cuenta desde hace casi un mes con una nueva denuncia en su contra en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), dependiente de la Organización de Estados Americanos (OEA).

    En la última semana del mes pasado, el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) acusó al país por la falta de respuesta en el “caso Sosa”. Así se conoce la remoción irregular, concretada en 1995, del entonces procurador general de Santa Cruz, Eduardo Emilio Sosa.

    El desplazamiento del funcionario se decidió por una ley provincial que desdobló en dos la Procuración General. Sosa debió abandonar su cargo sin un juicio político previo y, pese a que la Corte Suprema ordenó su reposición, nunca recuperó su lugar.

    En la presentación que hizo el CELS en Washington se afirma que, por la falta de resolución del caso Sosa, el Estado argentino violó diversos derechos garantizados en la Convención Americana de Derechos Humanos.

    Sobre el Estado nacional, en particular, se dice que “violó los derechos a la protección judicial y a contar con un recurso efectivo”.

    El CELS acusó a la provincia de violar “los derechos y garantías” del ex funcionario y de mantener “una situación que implica la afectación de la independencia del Poder Judicial y de debilitamiento del Estado de Derecho”, según consta en el escrito firmado por Gastón Schiller, director ejecutivo del organismo.

    De acuerdo con el reglamento de la CIDH, en las próximas se le correrá traslado de la demanda al Estado argentino para que presente su descargo en un plazo de dos meses. Después la comisión resolverá si admite o no el caso. Este proceso no tiene plazo.

    “Para nosotros éste es un caso paradigmático de vulneración de la independencia judicial en las provincias. Creemos que la intervención de la comisión puede ayudar a consolidar la democracia en la Argentina”, dijo a LA NACION Andrea Pochak, directora del área jurídica del CELS.

    Problema nacional

    La presentación se suma a otras que hizo el organismo ante la CIDH acerca del avance del poder político sobre la Justicia en las provincias. En 2003, denunció las destituciones irregulares de dos juezas de San Luis, Adriana Gallo y Ana María Careaga. El caso ya está en la Corte Interamericana, el superior a la CIDH. Antes, se había quejó por la destitución de Luis Leiva como juez federal de Mendoza. La comisión también tiene en estudio, en otros temas, la falta de esclarecimiento del ataque a la AMIA.

    En la denuncia del CELS se reconstruye con detalle el proceso judicial que atravesó Sosa. Apenas fue destituido, el ex procurador cuestionó la decisión ante el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Santa Cruz y ante la Corte Suprema, que en 1998 (cuando Kirchner aún era gobernador) ordenó la reposición de Sosa en su cargo. Pero la provincia nunca acató el fallo.

    Ante una nueva intimación de la Corte Suprema, en abril de 2005, el TSJ resolvió indemnizar a Sosa con 1.216.182 pesos. Pero el ex funcionario rechazó el pago y volvió a reclamar ante la Corte el cumplimiento del fallo de 1998. El máximo tribunal todavía no resolvió ese planteo.

    “La implementación de la ley que tuvo por efecto remover a quien fuera el procurador general de Santa Cruz por un medio distinto del previsto por la Constitución provincial -dice la denuncia del CELS- importó la vulneración de la estabilidad en el cargo de un funcionario judicial y el avance de los poderes políticos sobre el Ministerio Público de Santa Cruz”.

Leave a Reply to Leandro Cancel reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: