Mientras soportaba ayer los noticieros, vi que Marcelo Longobardi interpretaba que con el resultado electoral Mauricio Macri se convertía en líder de la oposición. Morales Solá dice algo parecido hoy en La Nación.

Me acordé que lo mismo pensamos en el 2005 ¿Por qué había que volver a sacar la misma conclusión? Será que a veces las casualidades hacen el trabajo que los designios humanos no hacen. Tenemos a un Mauricio Macri dueño de un triunfo aplastante y al gobierno perdido en sus propias ilusiones, cegado por el odio internista, incapaz de ver la realidad de que ha sido derrotado como nunca hasta ahora. Lo de ayer fue un Misiones II pero es tal el odio puesto para derribar a Telerman que no pudieron ver que están agarrados de una tablita en el medio del mar y que ahí se pusieron solos. La señora primera ciudadana posó como victoriosa. Ayer lo mirábamos asombrados, con el paso de los días el peso de la realidad los va a aplastar convirtiendo a esas imágenes en un hazmerreir. La ceguera en política lleva a la desaparición y si se está en el poder la caída es estrepitosa.

En este contexto inimaginable, no tanto el triunfo como el regalo de insensatez del kakismo, lo mejor que puede hacer Macri es lo que mejor le sale: sonreír y bendecir. La razón para creer esta vez que puede haber una oposición descansa en la alteración de los términos políticos y en que con suerte el kakismo ponga toda la carne al asador para suicidarse a lo Kirchner; sin asomo de vergüenza.

Categories:

18 Responses

  1. Creo que hay que conocer algo mas sobre las motivaciones del voto que le dieron el triunfo a Macri, para poder proyectarlo como lider opositor.

    El triunfalismo es peligroso con un enemigo sucio y dueño de la caja, como el kakismo.

  2. Las motivaciones no se pueden conocer Pablito. Sí en cambio los actos de los jugadores. Kirchner va a plantar el juego de modo tal que sean Macri o él. Y lo va a hacer habiendo obtenido 24%, habiendose enemistado con el 20% y oponiéndose a quién tiene el 45%.
    Quiero decir, esto viene de regalo del señor K más que de campaña macrista.
    Por supuesto, este es sólo el panorama hoy.

  3. Lo peor que puede hacer la disidencia es creer que el ganador de la intendencia del cuarto distrito electoral del país es con eso el nuevo foco de la oposición. El riesgo es inventar otro de la Rua, al imainar proyección nacional -y de estadista- en un éxito local.
    Macri puede ser parte, pero estamos muy, muy lejos de tener un todo.

  4. Salvo que el presidente de todo el país, con todas las instituciones rendidas a sus pies, se agache a la altura del intendente del cuarto distrito para jugarse su futuro enfrentándolo desde abajo. Muy abajo. Entonces Macri terminará siendo lo que no quiere ser.

  5. Es muy pronto para hacer una lectura a fondo sobre el resultado de las elecciones. Pero de lo que estoy convencido es de que Macri no va a presentarse como férreo opositor al gobierno nacional en las elecciones de octubre. Un simple cálculo de conveniencia, le aconseja pasar lo más light posible, para que la inevitable derrota de la oposición no le empañe el triunfo de ayer. No se si en el futuro se consolidará como la figura de una nueva alternativa en el país. Ya hemos visto como se han desdibujado las posibilidades de aquellos que, en un momento, parecieron líderar ese espacio: Bordón, Alvarez, López Murphy por citar los que vienen mi memoria. Recordemos que hasta Luis Zamora supo hacer una excelente en Capital Federal.
    Lo que me interesa señalar también es que, analizando los cómputos para las diputaciones, queda en claro que el kirchnerismo sólo obtuvo el 11% en tanto Ibarra le aportó el 12% restante. Este es un dato para tener muy en cuenta.

  6. Sigo analizando los números: la lista de Telerman que, para diputados llevaba el apoyo del radicalismo de la Capital más la gente de Carrió y del propio candidato obviamente, sólo logró arañar el 10%. ¿Un 3% cada sector?

  7. Pregunto yo por curioso ¿Puede ser posible que todos los votos de Telerman vayan a parar al KaKista?. Yo creo que si bien a Macri por muy poco no le alcanzo para ganar en primera, recuerdo muy bien que cuando perdio en segunda vuelta en el 2003 algunos votos de Zamora(que habia salido tercero) fueron a parar a Macri.
    Ademas creo que tambien existen otros candidatos muy menores como Cherashny(que no me gusta) que se habian declarado antikirchneristas y que en segunda vuelta apoyarian a Macri.
    Creo que la derrota del KaKismo, si bien no es un imposible total, esta muy cerca.

  8. Estimado José:

    No quiero juzgar a Macri por su apellido, pero tengo la impresión de que no entiende un pito de lo que es un capitalismo competitivo y más bien es una versión centro-derechista del mismo capitalismo prebendario, que defiende KK por izquierda.

    Slds.

  9. Es que hay que entender algo, no se puede generar un capitalismo competitivo en la Capital.

    En primer lugar porque el gran problema que tiene es la inseguridad, las calles y los desastres educativos/sanitarios. Y la gente lo votó por eso.

    En segundo lugar, no hay margen de maniobra para generar esa capitalismo, puesto que quien gobierna la Ciudad no puede ni aplicar reformas tributarias ni laborales, dos puntos clave para generar ese capitalismo.

    Le estamos pidiendo algo a Macri que no puede lograr, ya que a lo sumo puede ser responsable fiscalmente en terminos de buscar ese capitalismo y que no aumente la cantidad de empleados públicos.

    Pero más allá de eso no creo ver la posibilidad del capitalismo que todos queremos.

  10. Pavel, creo que Macri entiende más de qué cosa es el capitalismo (aunque en público no diga nada) que el PRO que es un partido socialdemócrata con poco contenido. De cualquier modo creo que el problema que tenemos en este momento es cómo evitamos que el país se siga deslizando en el camino hacia una dictadura completa. Para eso hasta los socialdemócratas sirven.
    Me parece Ivan que hay mucho por hacer en cuanto a reformas impositivas y sobre todo de regulaciones de la actividad económica en la Ciudad. No espero que el PRO haga eso. En cuanto a la mejora de la Ciudad, que me pondría muy contento, tenemos que esperar porque al contrario de lo que dice la campaña del PRO, se sabe poco de lo que piensan hacer.

  11. MMMM La plitica es como el ajedrez, movieron las blancas ahora le toca a las negras. No lo veo como perdedor al gobierno, si bien no es el claro ganador tampoco ha sido el claro perdedor (creo que ese titulo se lo lleva Carrio). EL kakismo saco sus votos historicos, está en la supuesta segunda vuelta y todavia puede negociar con Macri una tregua hasta el 2009 con tal que este se mantenga precindente de la elección nacional, tal como señala Ricardo. Visto desde el punto de vista de Macri esto tiene sentido, sino analizamos la realidad desde el punto de vista de los protagonistas corremos el riesgo de confundir nuestros deseos con la realidad y la realidad es que Macri no es un tipo que tenga convicciones de casi ningún tema importante y solo tiene para ofrecer una potencial capacidad de gestión que para juzgarla habrá que verla en acción y para eso necesita tiempo y formar equípos de gente (tengan en cuenta que nunca pudo controlar su bloque en la legislatura) y para conseguir esto nada mejor que una tregua …No obstante por más buen gestor que sea hay que mencionar que hacer de forma eficiente lo que no debe hacerse no es un camino hacia la prosperidad y ahi es donde el el PROgresismo tiene su debilidad, controlar la vida ajena con impuestos, regulaciones etc. etc. es garantia de pobreza, miseria y totalitarismo no importa cuan “eficientemente” se haga.
    Tuvimos en este Blog una confirmación de esto en las palabras de la casi Vicejefa de Gobierno, la Sra. G. Micheti…si no se a donde voy cualquier viento me es favorable

  12. El kakismo tiene una ventaja para explorar los cursos de acción hacia la 2a vuelta:

    Los ilimitados recursos para sondeos y encuestas, que en realidad son una ventaja ilegítima

    desde que se trata de información pública pues no hay duda que es pagada por los impuestos de todos los ciudadanos.

    Si se pudiera interponer un recurso ante la justicia para que esa información estuviera dispònible simultáneamente para todos,

    sobre la base del decreto de Kirchner Nº 1172/2003 o en su defecto que demuestren que los sondeos son pagados con fondos partidarios.

  13. Coincido con Jose, yo soy liberal y anti-socialista, sin embargo, si se trata de romper con el populismo demagogico latinoamericano las socialdemocratas pueden llegar a ser necesarios, sino fijemosnos todos los votos liberales que fueron a parar al socialdemocrata Alan Garcia con tal de frenar al populista que tenia al lado.
    La diferencia entre los socialdemocratas americanos y europeos de los populistas latinoamericanos es que los primeros por lo menos conservan su dignidad.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: