El cambalache judicial que acusa a Menem de volar una fábrica militar

El juez federal de Río Tercero Oscar Valentinuzzi que acaba de procesar a Menem por, según él, haber dado la orden de volar la fábrica de Río Tercero está siendo investigado por el Consejo de la Magistratura dominado por el kirchnerismo. Recordemos que al votarse en el senado las retenciones móviles el gobierno ofreció a Menem “liberarlo” de sus causas judiciales a cambio de que se ausente durante la votación y que el ex presidente rechazó el ofrecimiento, hecho que el gobierno ni se preocupó por desmentir.

A trece años del hecho, y a semanas de la votación en el senado de las retenciones móviles, don Valentinuzzi parece haber descubierto una prueba (¿nos la mostrará?) de que Menem ordenó volar la fábrica, después de que un conjuez sin vinculación política había encontrado que el proceso debía sobreseerse y padecer la condena eterna de todos los que ya “saben” lo que pasó y “saben” a quién culpar con el rigor jurídico e intelectual de un militante de La Cámpora. No sólo descubrió eso Valetinuzzi, también se dio cuenta de que la orden no se la había dado a su subordinado Martín Balza, Jefe del ejército y también involucrado desde las épocas en que no era kirchnerista. A Balza, actual embajador kirchnerista en Colombia y nuevo cruzado derechohumanista contra sus camaradas de armas le dictó falta de mérito. La orden Menem, podemos suponer, se la habrá dado a un cabo no kirchnerista.

No hay que ser muy perspicaz para imaginar que al juez Federal de Río Tercero le va a ir mucho mejor ahora en el Consejo de la Magistratura. Si se lo podían prometer a Menem, lo de él será mucho más sencillo. Sobre todo porque el broche de su resolución lo puso calificando el hecho de “Crimen de Estado”, una categoría derechohumanoide que le asegura imprescriptibilidad al asunto.

En otras épocas de menor suerte Martín Balza estaba muy enojado con el ahora también kirhnerista Carlos Stornelli. Pero el embajador no tuvo en cuenta que en esa época no estaban los dos en el mismo equipo, es probable que ya se le haya pasado el mal humor.

No hay oposición alguna a esto. Los kirchneristas pueden hacer lo que quieran si lo hacen contra gente señalada, sea militares, menemistas no conversos o diputados a los que no se les deja asumir su banca por haber sido policías en el país gobernado por el Guasón nadie les va a decir nada. Ya les tocará. Mientras le aseguran “zona liberada” de oposición crece el sistema que se los va a comer a ellos también.

11 thoughts on “El cambalache judicial que acusa a Menem de volar una fábrica militar

  • August 16, 2008 at 11:45 am
    Permalink

    Argentina y su “justicia” es un grotesco, de los peores desde siempre.
    Por eso somos el paìs ridìculo que somos.
    Eufemismos como denominar Corte Suprema, a un grupo de truchos pintados que la ven pasar, Consejo de la Majistratura a un club de delincuentes lameculos del poder, esperando la òrdenes del Ejecutivo. Jueces y fiscales que deberìan estar en cana por ser parte -ni mas ni menos- del paraìso de la delincuencia que somos.

    La editoral de La Naciòn muestra como una radiografìa, el interior de la “justicia para los amigos”, en una nota para enmarcar:
    http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1040200&high=editorial

    Reply
  • August 16, 2008 at 12:04 pm
    Permalink

    Cualquier cosa se puede decir con tal de embarrar enemigos.

    Reply
  • August 16, 2008 at 12:22 pm
    Permalink

    Me parece que es una situación curiosa e interesante: partimos de que en Argentina no existe la justicia. Todos lo sabemos y punto.
    También sabemos que Menem hizo (bueno, “habría hecho”) cosas terribles, como el contrabando de armas con la voladura en Río Tercero como corolario.

    Entonces, parece evidente que la motivación para el juicio es su voto en el Senado. Sin embargo, qué pesa más?

    En definitiva, para hacer una persecusión basada en las miserias del pasado de uno, primero hay que tener un pasado miserable.

    Nanopoder

    Reply
    • August 16, 2008 at 1:34 pm
      Permalink

      Coki, Menem no tiene nada que ver con lo de Río Tercero. No se le arma una causa a alguien por trece años sin fundamentos si es culpable de algo. Los mismos que hacen esto te dicen que no hay inflación; avivarse! Date cuenta de que alguien está o no involucrado de acuerdo a su posición política e ideológica.

      Reply
      • August 16, 2008 at 2:18 pm
        Permalink

        Están seguros de que Menem no tiene nada que ver con esa explosión?
        Me disculpo si estoy equivocado o si recuerdo mal, pero lo que yo creo haber leído es que generó (“habría generado”)la explosión de Río Tercero para evitar que aparecieran las diferencias de inventario por la exportación ilegal de armas a Ecuador y Croacia.

        Concuerdo en que es persecusión política y que eso debería hacer nulo cualquier juicio (al menos desde mi postura legalista).

        Pero, al mismo tiempo, creo que todos sabemos que hay pactos de gobernabilidad a cambio de frenar causas contra gobiernos anteriores, entonces por eso me parece compleja la situación. Pareciera que la venganza de los Kirchner es quebrantar ese pacto ilegal (soy consciente de que estoy hablando del manejo del poder Judicial desde el Ejecutivo, pero bueno, estamos en Argentina. Y agrego algo en línea con mi argumento: por qué este juez (o cualquier otro) está siendo investigado? Si uno está limpio, no digo que sea imposible porque los Kirchner son capaces de todo, pero es más dificil ser extorsionado).

        Cómo puede ser que sólo María Julia esté presa de toda la década menemista? Dónde están Corach y Kohan, por ejemplo?

        Nanopoder

        Reply
        • August 16, 2008 at 3:13 pm
          Permalink

          Coki, estamos de acuerdo en los pactos de silencio, tàcitos o nò porque la gran mayorìa o todos tienen el culo sucio.
          Eso no quita que asì y todo haya quienes se “declararon la guerra” y creo que Kichner-Menem es un caso.

          Reply
        • August 16, 2008 at 4:03 pm
          Permalink

          Coki, hay que cambiar el concepto. NO se puede estar seguro de que Menem no tuvo nada que ver, como no se puede estar seguro de que Coki no no tuvo nada que ver. De lo que hay que estar seguro es de lo contrario. Lo que “crees haber leído” es una truchada derivada de otra truchada que es la causa por la exportación de armas a croacia y ecuador en la que se le imputa a Menem ser mentiroso en un decreto y se le llama a eso “falsificación”. En el hilo de la ficción y no porque exista ningún hecho que vincule a Menem con eso, se trazó una relación con la explosión y se dedujo “ah, debe haber sido para tapar un inventario”. ES un disparate grande como una casa que no cree un chico de cinco años: Si Menem está mandando armas a Croacia y Ecuador y lo hace POR DECRETO, ¿para qué va a tapar el inventario????
          Para Majul cierra, pero nosotros somos gente grande. La justicia de verdad no funciona así, con conjeturas de primero inferior.

          Reply
    • August 16, 2008 at 1:46 pm
      Permalink

      Coki, una persecuciòn es eso nada màs. No està “basada” porque no lo necesitan.
      Eso es lo que vivimos a diario y està clara la venganza con Menem.

      Reply
  • August 16, 2008 at 2:17 pm
    Permalink

    Esto apareción en URGENTE24 hace unos días:
    _____________________________________________

    ¿Es Néstor Kirchner la encarnación del mal?

    Muy interesante columna que tiene relación con la fragilidad política gubernamental imperante por esto días:

    POR JORGE HÉCTOR SANTOS | 13/08/2008 | 17:01
    Néstor Kirchner, según Ricardo Ajler.
    Ampliar
    Imprimir esta noticia
    Agrandar Texto
    Achicar Texto
    Comentar esta noticia
    Enviar esta noticia por correo
    Versión solo texto

    CIUDAD DE BUENOS AIRES (Especial para Urgente24). El siguiente texto sin firma está dando vuelta por Internet. Al principio no le di importancia. “Algo sin firma no merece crédito”, me dije, sin embargo no deja de ser preocupante. Veremos por qué.

    El texto:

    Compleja situación

    “Dirigentes políticos no peronistas, amigos de Díaz Bancalari, le escucharon decir a él y a sus asesores más directos, que la crisis de la relación personal entre Néstor y Cristina Kirchner es terminal, no tiene retorno y será la causa del hundimiento del Gobierno. Según estos dirigentes el odio que se tienen ambos es irreversible y ya llegó a un estado en el que buscan producirse daño mutuamente. Díaz Bancalari dijo que, así, el Gobierno no tiene futuro y, por lo tanto, hay que ir pensando que todo se terminará en un tiempo relativamente corto.

    Empresarios y estrechas vinculaciones con el peronismo no K, comentaron esta semana que el tiempo de Cristina Kirchner en el Gobierno está terminado. Podrá durar algo, pero no mucho más. Lo que viene después de los Kirchner es extremadamente duro y difícil, no sólo por nuestros problemas, que son muy graves, sino también por la crisis regional. Habrá que encarar el ataque a la inflación, el esfuerzo de invertir para adentro durante varios años, solucionar el problema energético y la depuración de la dirigencia política. La tarea de la Justicia será muy grande y delicada, porque ha llegado la hora de limpiar de raíz una clase política dirigente que se ha convertido en una gran asociación ilícita. Mucha gente tendrá que ir a la cárcel por los actos de corrupción cometidos y deberán ser inhabilitados para volver a ejercer la función política.

    Además de todo esto, se reconoce que estamos inmersos en un cuadro de conflictos regionales muy complicado. Venezuela es un centro de crisis que habrá de explotar en un tiempo más; graves problemas en Nicaragua y se profundizarán los ya existentes en Bolivia y Ecuador. Brasil cortó el dialogo con Chávez; Lula ya arregló con los EE.UU. su liderazgo en la región y se aseguró el gas y petróleo que hay en la medialuna boliviana. Brasil no permitirá que Chávez intente meterse en esa zona y controlará la situación “conduciendo” a Evo Morales, con lo cual se quedará con toda la energía que necesita y recibe desde territorio boliviano. Pero si Chávez afecta los intereses vitales de Brasil puede haber un serio enfrentamiento que Colombia apoyará. En la Argentina y el Uruguay, Brasil ya ha tomado importantes segmentos de la economía y su hegemonía regional está asegurada.

    Está comenzando a circular una versión poco conocida de todo lo ocurrido en Olivos el jueves de la votación en el Senado y la información que se filtró viene del personal que atiende la quinta. Minutos antes de que votara el Vicepresidente Cobos por el NO, pero cuando ya se veía que la cosa venía muy mal para el Gobierno, Néstor Kirchner estalló en un descontrolado ataque de furia contra su mujer y a los gritos la encaró; ‘te lo dije, p…. de m…, que si mandabas esto al Congreso nos rompían el c…, ahí tenés el resultado de tu democracia y la p… que te p…’, fuera de control, NK que estaba muy cerca de Cristina, se abalanzó contra ella e intentó pegarle. La Presidente temblaba porque no sabía cómo contener a su marido, que seguía con los gritos e insultos fuera de sí, por lo que pudieron escucharlo hasta el personal de servicio. Alberto Fernández que estaba en el lugar, se interpuso entre ambos y casi se van a las manos, porque la ira de Kirchner no se contenía con nada, al punto que llegó a darle unos empujones. De Vido protegió a Cristina y le dijo que se fuera hacia el helicóptero. Así lo hizo, acompañada por guardias, mientras De Vido le ordenaba al piloto que la llevara hasta Zárate, a un puerto que hay cerca de la Base Naval y que tiene helipuerto. El mismo De Vido despachó dos o tres Audi blindados para que esperaran a la Presidente en el puerto de Zarate. Desde allí, acompañada por De Vido, se trasladó hasta la chacra o campo que el Ministro tiene a pocos kilómetros de Zárate donde pasó la noche. Personal del helipuerto confirmó esta información.

    Néstor y Cristina Kirchner no saben qué hacer ni cómo lidiar con esta situación. Son concientes de que están extremadamente débiles y -pese a sus condicionamientos psicológicos- también de que su permanencia en el poder está limitada. Los atormenta pensar que en un plazo relativamente corto y sin estar preparados, deberán proponer un nuevo plan económico, pactado previamente con la oposición, o verse enfrentados a una crisis social de magnitud que no tienen ni deseo ni capacidad para manejar. Algunos han sugerido, sin éxito por el momento, un acercamiento a Lavagna, y por elevación a Duhalde. Antes que hacer los ajustes necesarios y volver sobre sus pasos están dispuestos a “victimizarse” y abandonar el Gobierno. Pero tendrán que negociar o ceder el gobierno a Cobos o a Lorenzetti, alternativa esta última que cada día cobra más relevancia. En ámbitos políticos y empresarios, éste es el tema dominante de estos días. Casi nadie plantea dudas sobre la probable huída de los Kirchner, pero la gran mayoría se pregunta cómo será esa salida. Se escuchan comentarios de todo tipo. Un dirigente político, muy ligado a altas esferas de la Aeronáutica, donde esperan un inminente descabezamiento similar al que sufrió el Ejército y que puso a Bendini en un posición de extrema debilidad, comentó lo siguiente: ‘Los Kirchner se van, pero intentarán dejar tierra arrasada. Concretamente alentarán ataques indiscriminados de grupos violentos – como los de D´Elía o Pérsico- , que se sabe que están armados. Se conocen algunos datos que confirman esta información y preocupa mucho, porque se ve venir el pedido de los políticos para que los militares salgan a pacificar el país. Si esto ocurre, y habida cuenta de la experiencia histórica y sus consecuencias, se descuenta que los altos mandos de se ampararán en la ley y nadie saldrá la calle’.

    Algunos funcionarios del Gobierno tienen entre sus planes de ‘maldad’, antes de abandonar el poder, producir daño a la sociedad, liberando delincuentes comunes de alta peligrosidad, para que incrementen a niveles impensados el estado de inseguridad que se vive en las grandes ciudades e incluso en zonas rurales. Algunos grupos marginales, a los que ya se ha dado luz verde, están iniciando prácticas en zonas estratégicas de la provincia de Buenos Aires, donde están cometiendo delitos que producen fondos para comprar armas. La policía ha quedado neutralizada. La reciente propuesta de Massa para controlar los celulares cayó muy mal entre las propias fuerzas de choque del Gobierno, reacias a los controles, y difícilmente llegue a implementarse. Claro está que si este proceso de violencia se pone en marcha, provocará a algunos cuadros militares y policiales jóvenes que podrían actuar por su cuenta y en la clandestinidad, contra algunos objetivos gubernamentales que tienen en miras desde hace tiempo. Todo este plan perverso, pone en evidencia mentalidades que solo conocen la fuerza o la violencia como método, que no pueden superar los fracasos y se desploman anímicamente ante la adversidad, incapaces de escuchar e impotentes para acordar con inteligencia a partir del diálogo.

    El Gobierno nacional se debate en medio de un caos interno casi incontrolable, carente de cuadros que le aporten capacidades. Muchos funcionarios hace varios días que vienen destruyendo papeles que pudieran incriminarlos, particularmente en la SIDE donde están desmantelando los grupos de escucha telefónica y control de correos electrónicos. Otros preparan sus valijas para tratar de salir ante que la cosa estalle. Casi ningún funcionario de la Casa Rosada medianamente importante, da garantías de que la crisis política no explote en cualquier momento y se lleve todo. ‘Desde que se inició el problema con el campo no se hizo nada y al día de hoy se continúan acumulando graves e importantes asuntos pendientes’.

    En medios de la Casa Rosada y muy cerca de la unidad presidencial, se afirma que en los últimos 4 días de julio se precipitaron algo más de media docena de renuncias o amagos de renuncia, entre los que estarían Albistur y hasta Eduardo Luis Duhalde, a quien se reprocha severamente lo inoportuno de la reactivación de las causas militares, vistas más como una batalla en interés personal antes que una necesidad política. Lo ocurrido durante el mes de julio, sumado a esta avalancha de renuncias o amenazas de renuncias, ha generado, a partir de mediados de esta semana, una sensación de desánimo y derrota. El hecho que mayor trascendencia tuvo internamente, fue el ataque de Kirchner contra Parrilli, por ser considerado éste como uno de los puntales de las políticas del kirchnerismo desde su llegada al poder. Cuando trascendió la información del incidente Kirchner-Parrilli, se escuchó decir en los pasillos de la Casa Rosada; ‘Néstor atacó la médula de su poder. Se está cortando las manos’. El desánimo caminó a gran velocidad por debajo del matrimonio presidencial y en forma desordenada. La pareja presidencial se dio cuenta de la situación y comprobó que eran impotentes para controlar semejante desorden que, en muchos casos, era generado por ellos mismos con órdenes e instrucciones contradictorias emitidas sin conocimiento del otro. La Presidente se dio cuenta el martes a la noche que no estaba en capacidad de poner orden al gran caos que había ganado a su gestión.

    El episodio que le abrió los ojos a Cristina fue el del precio del petróleo, donde el nuevo Jefe de Gabinete, Massa, acompañado por Randazzo, declaró (luego de una reunión con el Gobernador de Chubut, Das Neves) que se incrementará el precio interno del crudo. En menos de tres horas, el Ministro De Vido desmintió todo en forma categórica. Cuando en el resto del Gobierno se anoticiaron de este papelón se preguntaron quién gobierna y cómo se arregla semejante desorden. El signo de agotamiento de la gestión gubernamental es perceptible dentro de los despachos de la Casa Rosada.

    El 30 de julio, muy temprano, comenzaron a trabajar en un plan destinado a sostener al Gobierno. El plan elaborado por Zannini consistiría en un pedido de auxilio que trasmitiera ante militancia propia, la situación imperante para ‘liquidar todo intento por aprovecharse del divisionismo interno que estamos sufriendo’.

    El avance del deterioro y la depresión anímica de la gran mayoría de los integrantes del elenco gubernamental es tan grande, que el mismo miércoles el matrimonio presidencial (se asegura que fue idea de NK) consideró que ‘antes del fin de semana’ era imprescindible adoptar una decisión clara y hacer un pedido de salvataje como el propuesto por Zannini. Este plan incluso proponía pedir reservadamente auxilio a la Iglesia y ya se habría explorado esta vía y dado algunos pasos para mejorar las frías relaciones, lo que da la pauta del sapo que están dispuestos a tragar. Kirchner amplió la idea de Zannini de hacer un llamado en privado y propuso hacerlo a todo el país por la cadena nacional, no sólo para pedir un reclamo de solidaridad sino un reclamo de salvataje político al país. Kirchner cree que lo más conveniente es que el matrimonio se instale en El Calafate el fin de semana y desde ahí, repentinamente, lanzar el anuncio del discurso de Cristina con el pedido de auxilio ya mencionado. Así las cosas, en medio del núcleo más poderoso del kirchnerismo, se consideraba que este fin de semana podría ser definitorio para el futuro del Gobierno. También sostienen las máximas cabezas del kirchnerismo, que el Gobierno tal vez no soportaría mucho más en las actuales condiciones y algo grande deberá cambiar. El problema es que no hay valor para hacerlo ni equipos de reemplazo.

    Por le momento es inaceptable para Cristina dejar un poder que comparte con Néstor, entre otras razones por el riego que el matrimonio tiene de acabar en la cárcel por actos de corrupción. Pero tampoco hay alternativas a dónde irse, salvo Venezuela. Por eso a ambos los tienta crear el mito del miedo, del gran riesgo para el país que implicaría que los Kirchner se vayan, y la violencia que podrían desatar en su huida”.

    Este texto no deja de cobrar importancia por dos razones:

    1.- Si fuera cierto lo expuesto en el escrito, la situación realmente revestiría una gravedad sobre la cual habría que operar inmediatamente, siempre dentro del sistema democrático.

    2.- Si no fuese cierto, lo que realmente resulta preocupante es que buena parte de sociedad argentina tranquilamente podría creer que la cosa es así. En esta segunda razón se haya el mayor riesgo. La sociedad descree totalmente de la pareja gobernante. Todos saben que cuando se pide sacar a Moreno de sus funciones se habla de Néstor Kirchner. Cuando se habla de ministro de Economía, todos piensan en Néstor Kirchner. Cuando se habla de presidenta, todos piensan en Néstor Kirchner. En resumen cuando se habla del gobierno, todos piensan en Néstor Kirchner.

    Néstor Kirchner ha pasado a ser la preocupación máxima que tienen los argentinos. Este resulta incapaz de afrontar los desafíos que tiene el gobierno y que preocupan a los argentinos. Parecería que Néstor Kirchner no quisiera despojarse de una calamidad que lo presenta como un ser lleno de odio, de venganza, de mezquindad, de arrogancia.

    ¿Es Néstor Kirchner la encarnación del mal?

    No deja de ser preocupante, que así se piense.

    _________________________________________

    perdón por el post tan largo José, no sé si será cierto. La realidad no lo está desmintiendo. Me importa tres carajos, a esta altura, quien es el autor (servicios, alguien intra olivos, lo que sea).
    abrazos

    Reply
  • August 16, 2008 at 5:03 pm
    Permalink

    Por un lado estan las demonizaciones y persecusiones – caso Menem y procesistas- y por otro están las oportunas “reaperturas” o “reactivaciones” de causas judiciales en momentos difíciles del régimen.

    En este momento se está destapando el caso de los aportes de campañas Kirchneristas de esta organización vinculada con trafico, robo y falsificación de medicamentos oncológicos (!!!!) y para otras graves enfermedades, con vinculaciones al estatizado Hospital Francés.

    Creo que este caso puede ser mucho mas grave que el de las valijas voladoras.

    Así que es de suponer que se intente tapar con la resurrección de causas judiciales resonantes y otros artificios habituales del régimen.

    Reply
  • Pingback: Gira que te gira

Leave a Reply