Cómo hubiera sido la historia de los últimos treinta años en la Argentina si el señor James Carter y Patricia Derian hubieran juzgado al país cuando se enfrentaba al terrorismo impulsado por Cuba y la Unión Soviética con el llamado “nuevo paradigma legal”con el que intenta protegerse el gobierno norteamericano de acusaciones internacionales por sus transgresiones a la hora de defenderse del terrorismo.

Cria cuervos y te sacarán los ojos debería ser la lección aprendida por los Estados Unidos, porque ahora que el terrorismo no es un problema de países lejanos como el nuestro, se encuentra con la realidad de que nuestra propia torpeza para responder al fenómeno hace tres décadas, no puede ser superada hoy por ellos mismos contando con infinitos recursos más, con la experiencia de lo que pasamos nosotros, con sistemas legales impecables, con experiencia militar inigualable y hasta con mecanismos internacionales mucho más aceitados.

Estoy lejos de estar contento con la actuación militar en la guerra antiterrorista (si guerra, por más que un tribunal especial prohibido por la Constitución haya dicho lo contrario), lejos también de la actuación posterior de silencio e irresponsabilidad de las cúpulas militares, pero mucho, muchísimo más lejos estoy del quebrantamiento de todas las normas para perseguirlos penalmente, el ensañamiento al que se los somete sin que exista ningún apremio por una amenaza inminente, y tambíen estoy lejos de la liviandad y frivolidad con la que los Estados Unidos de Carter y la Europa socializante y snob juzgaron a la Argentina, alimentando un resentimiento y una corrosión de las instituciones que no se detuvo desde 1983 hasta la fecha. Y ahora nos dicen, ahora que les toca a ellos, que un “nuevo paradigma legal” debería ser adoptado.

Propongo otra cosa. Algo que de verdad puede cambiar la historia: “un nuevo paradigma moral” donde lo “políticamente correcto” como suprema expresión de la hipocresía, el cálculo y la traición sean definitivamente reprobados por todos. Sería un comienzo inclusive para enfrentar al terrorismo, porque eso requiere valores reales y no apariencias. La guerra contra el terrorismo es sólo parcialmente militar, es fundamentalmente filosófica y ética.

Con esa honestidad previa es hora de asumir que el problema del marco político, institucional y legal para enfrentar al terrorismo es un problema nuestro sin resolver, de los países civilizados. No algo que debamos explicar ni de lo que debamos rendir cuentas ante terroristas y sus simpatizantes que no se interesan por el problema de los medios. Ahora que las aguas empiezan a dividirse con mayor claridad, es hora de elaborar esa doctrina y empezar por reconocer los errores de los que se hicieron los desentendidos.

Franklin T. Harris fue secretario político de la embajada norteamericana en el período de Carter. Veía el problema de la guerra civil argentina muy distinto a cómo lo veían sus colegas. El mismo explica por qué:

“-Siempre hay una desconexión entre la política de Washington y su implementación. En Buenos Aires, por los ataques de Montoneros a ciudadanos norteamericanos, la Embajada sentía que el gobierno estaba luchando contra un enemigo malvado y que cualquier método que utilizara para combatirlo era aceptable.

-¿Y usted que sentía ?

-Yo llegué sin haber experimentado ese odio ni el miedo a los guerrilleros. Mi perspectiva era muy diferente de las de aquellas personas que habían estado aquí por un período más largo y creo que ese fue uno de los factores críticos.”

Esta distancia con el problema no le permitía entender a Harris que más allá de lo que estuviera haciéndose mal, la reacción Argentina era una reacción no racional contra el terror. Fue la respuesta inexperta a lo que se sembró.

Categories:

4 Responses

  1. Muy buena la pagina como siempre, agrego y aclaro, con el debido respeto.
    En cuanto a la actuacion militar en la guerra antisubversiva, fueron los militares los que empezaron a combatir a la subversion con la ley, a ppios de la decada del 70 con la creacion de la camara federal penal y estableciendo leyes especiales con todas las garantias. Como no podia ser de otra manera, el 1er gobierno montonero a cargo de Campora, (el actual es el 2do), se encargo de disolver dicho tribunal con sus leyes, amen de amnistiar a casi 2000 terroristas que apenas liberados se plegaron a la guerra revolucionaria en curso en ese momento. Luego de esto y ante la demencial escalada de violencia, los militares, por orden del Estado Argentino, enfrentaron esa guerra hasta las ultimas consecuencias. Hay que aclarar tambien que desde el año 1968 existian reglamentos militares de guerra antisubversiva, los mismos que años despues fueron quemados por el traidor Balza, y rescatados del olvido por el valiente abogado Dr. Florencio Varela. Por ultimo, lo que se conoce como causa 13, reconocio la existencia de esa guerra, lo que de ningun modo atenua lo aberrante de ese proceso.
    Un saludo y gracias

  2. Con respecto a la opinión de Harris, también se aplica al caso de Israel.
    A ellos es a quienes les caen misiles de Hezbollah todos los días.
    ¿Qué vamos a entender nosotros desde acá?

  3. Marcelo hay que recordar tambìen que fue la partidocracia la que huyo como rata por tirante en vez de ponerse al frente de la laucha contra los que querian destruir el estado de derecho…como el resultado era incierto prefirieron guardarse para ver como venia la mano y le tiraron el gobierno a los militares que lo unico que tenian a mano eran las experiencias francesas en Argelia (que lo de aca fue poroto al lado de eso) ya que los ejercitos estaban preparados para pelar una guerra convencional en el contexto de la guerra fria…que despeus se cometiron crimines nadie lo niega, es mas fueron juzgados y condenados sus responsables.
    ¿Cual es el sentido ahora de retrotaer la agenda 35 años?

  4. Todos los delitos cometidos en el contexto de esa guerra están prescriptos. El concepto de “delito de lesa humanidad” es macabro. Los delitos no son contra la humanidad. Los delitos son sólo contra individuos o conjunto de individuos, pero nunca contra un colectivo. Tema largo, lo dejo para otro post!

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: