Junto a los cubanos que llevan esperando cuarenta y siete años por su libertad. Los veo danzar con esperanzas y no puedo dejar de apreciar el enorme daño que el dictador le ha hecho a tantas vidas.

Si Fidel Castro ha muerto o no es un misterio. Estos regímenes son especialistas en negar los hechos. Más allá de eso, hoy en cada casa de un cubano en la Isla se respira otra cosa. Imaginan un futuro distinto y eso por sí solo tendrá consecuencias políticas. Ojalá que Castro sea el último déspota que tengan que padecer.

Categories:

One response

  1. La censura y el autoritarismo en Cuba arreciarán.
    El suplente no tiene poder, entonces la herramienta de la dictadura dará otra vuelta más.

Leave a Reply to Carlitos Cancel reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: