Guarda dónde pone la mano el Suterh

 

El sindicato de “encargados de edificios” (¿”portero” es una mala palabra?) está dulce. Gastaron plata hoy en empapelar la ciudad para defender el papel de policía de la luz que les asignó el insólito comisario de los precios don Guillermo Moreno.

Ya la cosa va tomando color. Moreno aseguraba que la tarea de espías de los porteros tenía por fin que las proveedoras supieran cómo auxiliar a determinadas zonas de acuerdo a su consumo. Como se ve en el cartel esta “información” que van a recabar las personas que trabajaban para nosotros y ahora nos vigilan, tiene por fin hacer que usemos “de modo racional la energía”. La cosa no es ayudarnos sino racionalizarnos según confiesa el sindicato.

Todos sabemos lo que quiere decir “racional” para este gobierno, por supuesto.