Apagué Legrand, me voy a la cinta.

Apago el programa de Legrand, el mero espectáculo de la decadencia de la Argentina solo me aporta mal humor. Está el egresado del nacional Buenos Aires que sirve a los propósitos del kirchnerismo en Aerolínas en un escenario armado para falsificar los acontecimientos y convertirlos en relato ¿Y Luis María Cabral?

Quiero arreglar sólo esto, para no dejar impune a esa runfla desagradable a la que llaman “famosos”, porque la escuché a Oliván (ex 878) decir que las aerolíneas contratan gente conocida para hacer publicidad de su negocio, tratando de justificar la relación de Recalde con ese zoológico argentino. Aclaraciones:

1. Son empresas privadas.

2. Si esas figuras hicieran propaganda por los directivos de la empresa, ellos y los directivos de la empresa irían en cana por estafar a los accionistas. Se trata de publicidad comercial, no política. Ya el hecho de que lo llamen “Mariano” y exhiban que lo conocen, sería un elemento importante para imputarlos.

3. Las compañías lo hacen para ganar más dinero. Aerolíneas opera a enormes pérdidas, diciendo su banda directiva que lo hace porque persiguen un objetivo que justifica el gasto. Es decir que cuanto más se viaje en la compañía más se gasta. Hay una contradicción evidente entre jugar a la pérdida heroica y a la venta a lo Apple.

Mientras tanto Vera busca la prostitución del sexo para su cruzada de la moralidad. Argentina off

Leave a Reply