Griega inspira con su rechazo a ajustarse a las condiciones para un nuevo salvataje. Bien, a ver si se animan ellos y también la Argentina ya que estamos, a llevar su festejo de hoy hasta las últimas consecuencias.

Voy al grano:

1. Propuestas ultra, ultra ultra izquierdista:

Queda prohibida la emisión de deuda pública. Los funcionarios que proyectaren, firmaren, autorizaren distribuyeren títulos de deuda pública serán penados con la muerte en la guillotina. Este delito es imprescriptible y subsiste aún cuando esta ley sea derogada. Quedan prohibidas las reuniones o comunicaciones con bancos, fondos o entidades de crédito internacional, bajo pena de 500 latigazos.

2. Propuesta zurda como para universidad progre más fina:

Toda emisión de deuda pública llevará implícita la cláusula de que el estado se reserva el derecho de no pagarla en nombre del bienestar del pueblo y perseguir eventualmente a los acreedores que intenten cobrarla por intentar perjudicar al país.

3. El estado es el gran proveedor de felicidad y protector frente a las angustias de la vida, por lo tanto se lo declara completamente gratuito. Nadie será obligado a pagar por sus servicios bajo ninguna forma, sea impuestos, tasas o contribuciones. El estado funcionará despojado de todo contacto con estiércol del diablo.  

Yo firmo ¿Ustedes?

 

Categories:

Tags:

3 Responses

  1. Si seguimos con la propuesta de separar la Argentina en una que siga los principios de Alberdi y sucesores y otra para los populismos, pongamos esos postulados en la Constitución de la primera ( y solo modificable por referéndum con el 99% de votos positivos).
    Bueno más e serio pongamos el artículo 1º en tanto la deuda contraída sea mayor al 60% del superavit público proyectado, más otro que impida la emisión monetaria. Sino siempre aparecerá un demagogo que gaste y otro que le eche la culpa de todo a los que prestan.

  2. No estarás simplificando mucho el tema ?? En 1927 Alexander Sack explicó que las deudas odiosas tomadas y usadas con fines que, con el conocimiento de los acreedores, son contrarios a los intereses de la nación, no comprometen a esta última. Lo de Grecia es un claro caso de deuda odiosa que debe repudiar en el que una buena parte fue usada para salvar a los banqueros de sus maniobras financieras con activos toxicos en la crisis de 2008-2009 principalmente y no para beneficio del Estado griego. Grecia debería hacer como Islandia, encarcelar a los banqueros y revisar el uso que se le dió a esos fondos que generaron la deuda. Saludos José.

  3. Adhiero a ambas propuestas. Y agrego. Parece una verdad eterna, sin ningún tipo de asidero en la historia, que los estados no pueden desaparecer. Bueno, resolveremos muchos problemas el día que nos demos cuenta de que sí, que lo mejor que nos puede pasar es que el estado desaparezca.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: