El problema de la acusación de Mario Segovia sobre el Juez Faggionato Márquez no es que sea cierta, sino que sea verosimil, y lo es, porque todos consideramos capaces a los kirchneristas de hacer algo así y cosas peores y todos los hemos visto manejar a los jueces y a la libertad de las personas en base a sus necesidades ilimitadas insatisfechas.

Lo que falta es la reflexión del señor de Narváez, que por ahora es el que aparece con mayor posibilidad de ponerle fin a la banda en el gobierno ¿Cómo se llegó a esto? Jueces bajo sospecha de “plantar causas” a candidatos opositores ¿Cuál fue la actividad de la oposición sobre esta cuestión que pone en peligro a cualquier disidente? Salvo que hayan leído este blog, supongo que ninguna otra. Un día vinieron por tí. Encarcelaron a Patti cuando quisieron, y contaron con votos de esta oposición. Ahora les tocó, así de fácil.

El gobierno está detrás de la cuestión, está bastante claro por las propias actitudes oficiales. Así como en Skanska el ataque de Aníbal Fernández contra Lopez Biscayart en tiempos de amor con el clarinete era una especie de confesión anticipada, lo mismo ocurrió acá. Los ministros parlanchines de los mandados de Kirchner salieron a hacer de la aparición de una comunicación telefónica con un teléfono a nombre del candidato del propochismo, que después aclaró que tenía 1500, una vinculación con el tráfico ilegal de efedrina. El mismo tráfico que pagó la campaña de este gobierno y que ningún juez o fiscal investigó. Razón de más para echarlos a todos.

¿Soluciones? De eso deberían hablar los candidatos. Qué hacer con los jueces perseguidores de los señalados por los perversos. Incluyendo a muchos militares perseguidos de modo ilegal, con antecedentes de haber sido absueltos, o de llamados “juicios de la verdad” en los que se los obligaba a declarar contra si mismos para después convertir esos juicios en ordinarios y endilgarles lo que quisieran.

En lo personal no encuentro muchas excepciones a la idea de que toda la justicia federal está podrida. Algo hay que hacer al respecto y eso le toca pensar a los que quieren llegar al Congreso.

En NMP+Network salimos en vivo con Martín Simonetta desde Guatemala comentando sobre el paraíso fiscal Panamá. Festejándolo, por supuesto. Vean el video on demand.

Categories:

Tags:

One response

  1. El gobierno de alimañas ha dado un gran paso hacia la civilización: han reemplazado la violencia de las armas por la violencia contra las instituciones.

    Esta nueva metodología merece una respuesta adecuada que se inscribe en el marco del derecho de resistencia a la opresión.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: