El insufrible noticiero del canal 13 conducido por María Laura Santillán y Santos Biasatti relataba anoche el pedido de enjuiciamiento hecho por el ministro del interior contra el Juez Javier López Biscayart como si fuera una disputa entre particulares en la que el señor Fernández hacía de acusador y no parecía haber sustento para una defensa. Días atrás la señora Santillán tenía en el estudio a uno de los hermanos de María Marta García Belsunce, en ese caso dejaba clara su hostilidad. Todo al revés, cuando está claro dónde se encuentra la violación de los principios republicanos que nos involucran a todos el defecto en la información coloca en ventaja al transgresor, y en el caso en que se desconoce lo ocurrido en lugar de preguntar con curiosidad se toma postura para demostrarle al televidente lo “buena” que es la reportera con un desprecio total por la verdad. Pero sirve para constatar que esto de ser duro con los blandos y blando con los duros es algo más que un vicio presidencial, se trata de una característica de toda la argentina antinoventista cualquiera sea su marco ideológico (cuando lo hay, claro). Lo correcto es tomar ambos casos con la misma actitud e informar los hechos, incluyendo lo que está en juego que en el caso del ministro que quiere deshacerse del juez es indispensable.

El título de este post no es el que pondría en un diario, lo que trato de hacer en No me parece es operar como antídoto a la desinformación general y abrir los ojos a los distraídos. La noticia de la barbaridad que está haciendo el gobierno con el Juez López Biscayart cualquier periodista libre y que entienda algo de lo que tiene la responsabilidad de informar lo abordaría como un intento absurdo de evitar ser descubiertos en medio de un escándalo mayúsculo. Aunque tuviera razón el ministro en su discutible objeción, el hecho es de una insignificancia tal que jamás podría fundar un pedido de destitución de un juez y lo único que demuestra son nervios oficiales porque la investigación está tocando la puerta de la cúspide del poder.

Es entonces cuando la actitud del ministro por algo que no tiene relación con su ministerio, deja al descubierto al propio presidente de la nación, que lo deja hacer. Me parece que todo esto es como para tenerlo en cuenta a la hora de dictar las prisiones preventivas. Forma más clara de poner los dedos no hay.

Categories:

14 Responses

  1. Este hecho es escandaloso, y no quiero ni imaginarme la reacción (justificada, por cierto), que habría provocado en la década “innombrable”.
    Recomiendo la lectura del artículo de Jorge Asís, en http://www.jorgeasisdigital.com, titulado El ablande”, sobre las presiones al juez de la Camara de Casación, Bisordi.
    El Padrino de Coppola estaría muerto
    de envidia.
    Pero en la argentina “en serio”, no sucede nada. Las pocas voces que se alzan en el parlamento son ignoradas.Y el “periodismo” mira para otro lado, con honrosas excepciones.
    Repugnante.

  2. No les va a ser tan fácil zafar porque hay una defraudación fiscal de por medio.

    se viene el “Skanskagate”

  3. Pablito, como vos decís se vendrá el “skananskagate”, pero a la gilada la van a mantener alejada del tema con los comentarios sobre la investigación de las atroces violaciones, sexuales, caracterizadas como delitos de lesa humanidad, que presuntamente habrían cometido los “represores” en los llamados centros de detención. Parece que es la nueva faceta a explotar en el culebrón de los derechos humanos. ( ver La Nación de hoy, pag.8)

  4. Al periodismo no le interesa la verdad. Es una profesión que está totalmente prostituída, tal cual lo está la política. El periodista es un asaltante con micrófono: el dinero o el honor. No quiero generalizar porque hay raras excepciones de periodistas honestos. La nuevas generaciones de periodistas no tienen ni las mínimas reglas de ética profesional. La nueva forma de información es por medio de este nuevo fenómeno de los blogs y de internet. La prensa escrita y principalmente la televisiva están en bancarrota moral.

  5. Sobre el caso del juicio al juez Biscayat y el caso Shanka, es increíble la falta de información en los diarios del interior. Es un tema que no les interesa publicar. Sólo han habido breves comentarios, pero los insultos que el tirano venezolano hizo al senado de Chile ocupaba grandes espacios, como así también la salud del dictador Fidel Castro o la nueva OPEP del gas, que pretenden crear Chávez, Kirchner, Morales.

  6. Eduardo: muy de acuerdo contigo. Los juicios a los militares, las violaciones o crimenes comunes, o la vida amorosa de los artístas o el gran hermano, vienen de maravilla al gobierno para desviar la atención a temas que no lo involucran. Todo acontecimiento bochornoso para el gobierno tiene un tratamiento efímero en los diarios, con titulares pequeños, en lugares no muy vibles del diario. La televisión está ocupada de entretener y adoctrinar a la gilada.

  7. José, mente hermosa, espero que lo dicho por mi más arriba en el punto 6 no te ofenda. Tu eres la excepción a la regla. Tu código de valores traerá luz a esta apestosa cloaca en que estámos undidos. Por eso tu blog crece y seguirá creciendo, porque mucha gente busca la verdad que la prensa tradicional no desea publicar. Es un mundo de oscurantísmo como tu dijiste en un comentario anterior. Y tengo la plena confianza y seguridad de que será siempre así, porque no se ha desviado ni un milímetro en 7 años que vengo viéndote por televisión.
    Sinceramente
    Omar Maldonado

  8. A la defraudación fiscal y las coimas se suman ahora, los sobreprecios, y las presiones a los jueces a través de sus vidas privadas.

    Se necesitan personas con coraje para seguir esto adelante y desenmascarar a estos hipócritas, simuladores y farsantes.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: