Linea blanca, línea cara

El mundo está muy atento al plan “línea blanca” de la presidente de la nación nuestra. Las universidades estudian el “efecto calefón” como el Rubicón que cruzarán los gobiernos hacia una nueva era de prosperidad, donde la gente agote los ahorros y así reviertan la recesión que se viene. Una tostadora puede ser la diferencia entre un ciclo aplastado y el tope de la productividad nacional.

Siempre hay, por supuesto, gente que le busca el pelo al huevo. Es el caso del lector del blog Pablo C. que ha hecho las siguientes comparaciones de las que pareciera que comprar heladeras en los lugares donde no rige el “plan línea blanca” es más barato. Claro, que piola, no calculó ni el pasaje ni el hotel, veamos:

Heladera

Argentina:

Se trata de aparatos de 360 litros con freezer, que serán financiados en 12 cuotas fijas de 127 pesos = $1524 = USD 435.5

360 l = 12 cu.ft (pies cúbicos)

USA:

Heladera de 14 cu.ft = usd 409 = $ 1431

Más info:

Chile

Daewoo

Pesos chilenos 259990 = usd 425

Por eso ni Bachelet ni Obama precisan leer en público los bajos precios que el gobierno necesitó acordar con los distribuidores y fabricantes…

Addenda
======

Refrigerador MADEMSA (Industria nacional chilena, aunque ellos no aclaran el origen del producto en el sitio de Falabella. Sitio: http://www.mademsa.cl/)

330L – Pesos chilenos 211 890 * 0,001636 = usd 346,65204, usd 89 menos que la argentina…

México

Refrigerador LG
Pesos mexicanos 5699 / 14,0274096 = usd 406,27
311 litros

Con esa mala onda no se puede anunciar nada viejo. Además en todos esos países tienen salarios más bajos que los de acá donde está Moyano ¿O no?

10 thoughts on “Linea blanca, línea cara

  • January 29, 2009 at 2:49 pm
    Permalink

    José, si amaras a tu país comprarías sus productos sin importar lo caros y obsoletos que sean ni su pésimo servicio post-venta.
    Algún día todos nos daremos cuenta de que somos consumidores y tenemos que consumir. Ahí podremos brindar con una cerveza tibia, luego de ahorrar un mes, con mucha dignidad, para poder pagarla.

    Reply
  • January 29, 2009 at 2:50 pm
    Permalink

    Además, en su magnífica pieza anunciatoria Cris dice:
    … a la hora de repasar los precios, descuentos y detalles del plan canje, la presidenta se disculpó ante los presentes y procedió a calzarse sus lentes de aumento para leer. “Las mujeres somos coquetas, pero son muchos los números, ya me voy a operar”, se justificó…
    Pregunto: ¿operar de qué??? ¿de los números??????

    Algo mas: compré HOY, sin plan canje lavarropas marca Ariston, 1000 rpm a $2989 mas garantía extendida de $329 por 3 años y transporte. Lindito pero…
    Ariston en USA tiene un modelo de 1400 rpm, plateado, enooorme, galáctico, con garantía incluída por no se cuanto y transporte hasta no se cuantas millas. Precio: 899 U$S. Negocio K, el mío.

    Otra que no tiene nada que ver: leer nota de Nelson Bocaranda del Universal de Venezuela respecto a los retoques y algo mas de la foto del “mítico abrazo”:
    http://www.noticias24.com/actualidad/noticia/23608/la-foto-de-fidel-y-ck-y-otros-runrunes-de-este-jueves/

    Reply
  • January 29, 2009 at 3:05 pm
    Permalink

    En realidad resultan todavía mas caras si como dice la señora había que entregar la vieja

    (la vieja heladera, no a la madre)

    Los que suponía la señora que iban a recibir las viejas con alegría para reciclar la chatarra,

    se dieron cuenta enseguida que los números no cerraban, y por educación no le dijeron a la señora que se deje de hablar pavadas desde el quincho de Olivos.

    Cristina ya sabés que podes hacer con las heladeras viejas.

    Reply
  • January 29, 2009 at 3:59 pm
    Permalink

    Bueno a mi los poductos chilenosme quedan cerca, lástima la cola de la aduana, pero en cualquier momento me convierto en un vendepatria y compro un electrodoméstico allá.

    Reply
  • January 29, 2009 at 5:36 pm
    Permalink

    Gracias José por publicarme el mensaje!

    Conclusión 1:
    Por eso ni Bachelet ni Obama precisan leer en público los bajos precios que el gobierno necesitó acordar con los distribuidores y fabricantes…

    Conclusión 2:
    Si juzgamos por los precios, la industria chilena de heladeras es más competitiva que su contraparte argentina. Pregunta: es competitivo el “modelo competitivo”?

    Conclusión 3:
    Aunque sea evidente para los lectores de este blog, la medida es una medida política para que los más pobres puedan decir “La patroncita Cristina es güenita. Nos ayuda a comprar heladeras a los grasitas.”

    Conclusión 4: Qué dirán las asociaciones de consumidores y usuarios?

    Aclaración 1: los precios de USA, México y Chile son precios de mercado, no se tratan de acuerdos especiales entre el gobierno y los fabricantes y vendedores. Son precios ordinarios a los que se pueden encontrar estos productos en los comercios correspondientes.

    Aclaración 2: Los precios actuales en Argentina, sin el acuerdo anunciado, rondan $600 más que el de la promoción. (=usd 171.42más)

    Reply
  • January 29, 2009 at 7:52 pm
    Permalink

    La dignidad no tiene precio.

    Reply
  • January 29, 2009 at 10:17 pm
    Permalink

    ¿Qué hacer con las heladeras viejas? Mmmm… Podríamos intentar reciclarlas primero con la manija y le friccionamos el culo a nuestra señora presidente hasta que la manija quede pulida y cambiada de color por uno tierra. Las puertas las podemos reformar cagándolos a golpes a los Kirchner hijos de re-mil puta hasta que tengan un nuevo aspecto. Y para el motor… podríamos hacer una cámara de vacío para evitar la oxidación de los alimentos, juntamos el cerebro de Animal Fernandez, Moreno, Carlitos Fernandez, Cheppirito y le agregamos el turbo-nada de Cristina Fernandez.

    Eso se llama reciclar, carajo!

    Reply
  • January 30, 2009 at 1:33 pm
    Permalink

    El Plan Canje más que para ser presentado por un presidente pinta como para un concurso en una Sociedad de Fomento.

    Reply
  • January 30, 2009 at 4:26 pm
    Permalink

    Germán yo directamente les metería la heladera entera por el upite, no se si eso es reciclar, pero estaría bueno.

    Reply
  • January 30, 2009 at 11:18 pm
    Permalink

    yo creo que la diferencia de precios se da por la gran carga impositiva que hay en Argentina. Los impuestos los terminamos pagando SIEMPRE los consumidores, incluyendo las cargas sociales que deben pagar las patronales.

    Reply

Leave a Reply