Está en debate qué clase de ladrones son los K. Si cuando se apoderan de las tierras fiscales de Santa Cruz son de derecha o de izquierda, o cuando reciben valijas de dinero robado de Venezuela lo hacen como progres o como pragmáticos. No es fácil determinarlo así, pero está claro que toda la jungla de izquierda más agresiva y la que se supone que menos transa porque en su principismo adoran que se mate por ideas como una demostración de amor a la humanidad, está comprometida con ellos.

La ultra izquierda activa los acompaña. Desde su ideólogo y gurú del periodismo milintante/mentiroso/difamador don Horacio Verbitsky que le sirve y le da letra a la muchachada de Carta Abierta que también es instrumento del poder, y la forrandula sandwichera, y los auto proclamados “artistas populares“. Todo lo más de izquierda entre la izquierda, la gente que juzga y ha juzgado a otros por cosas que ellos hacen multiplicadas por diez. Y con ellos las madres de Bonafini, las abuelas de Carlotto y toda la mitología revolucionaria.

Esta, la de la financiación con el narcotráfico, la desaparición de los fondos de Santa Cruz, gobernadores e intendentes comprados, diputados borocotizados. Esta ha sido el Arca de la izquierda más izquierda del país. La izquierda indultada por Menem y la izquierda que lo convirtió en monstruo también.

Qué son es una definición que queda para los que se obsesionan con las identificaciones en lugar de observar las acciones. Unos analizan la cuestión con vergüenza, otros para chuparle las medias al jefe y volver a casa. Pero son montochorros, de eso no quedan dudas. Lo que no se es de dónde sacan que o se es progre o se es nazi autoritario y ladrón. Muchachos, esto todo el mismo club. El de los que se quieren quedar con lo del otro, el de los que detestan a los que actúan como individuos porque son unos cobardes, el de los mentirosos, los autoritarios y los verdaderos terroristas de estado.

Lo que nunca hay que hacer es dejarse juzgar por ellos o aceptar sus juicios y descalificaciones. Porque ahí el problema no es de ellos sino de los que les conceden autoridad.

Categories:

Tags:

6 Responses

  1. En el artículo de Abós linkeado en primer término en el texto se compara la resistencia a los autoritarismos de la sociedad venezolana con la Argentina.

    Es cierto, en parte, porque yo admiro la combatividad de ls estudiantes venezolanos, que fueron determinantes de la derrota electoral del androide en su pretensión de perpetuarse en le poder.

  2. Cada día me convenzo más que gran parte de las falacias que se perpetúan en las sociedades provienen de la forma erronea en la que se formulan las preguntas, es decir que inadvertidamente o por manipulaciones la gente suele enfocarse en aspectos intrascendentes o improcedentes de las cuestiones politicas, socieales, economicas, judiciales, etc.
    Se equivoca Abos, el kakismo no es paleoperonismo, ni es ni deja de ser pogre, ni tampoco puede ser encasillado en falaces clasificaciones euclideanas de pensamiento politico. El peronismo no es ni más ni menos que una forma de ejercer y de entender el poder politico, nada más…. las acciones o medidas que se impulsen desde el poder dependeran de hacia donde soplen los vientos y la pericia, viveza y/o sabiduria del mandamás; pero lo que tiene que quedar claro es que no solo el kakismo sino casi todos los que se dicen opositores, milinten dentro o fuera de esa entelequia denominada peronismo, son PERONISTAS y eso es lo que hay que entender, hasta que no nos atrevamos a cuestionar y plantear los alcances y atribuciones del poder politico y de los burocratas del estado, hasta que no nos atevamos a plantear , dicutir y sostener una agenda alternativa seguiremos haciendo lo mismo pero, sorprendentemente e ilogicamente, esperando resultados distintos…..

    Hoy por hoy no veo que esa discusión siquiera se este dando y por lo tanto no soy optimista por ese lado, a lo más que podemos aspirar es que el “peronista” que siga sea un poco mas medido, vivo, no tan ignroante, responsable y quizás no tan corrupto . Pero insisto hasta que no comencemos a discutir los fundamntos en los que se basa la acción politica y las atribuciones de los poderes gubernamentales en la sociedad no comnezaremos a cambiar el fondo de la cuestion (tampoco creo que el “cambio” si alguna vez se da sea inmediato pero unas pocas medidas pueden servir para ir corrigiendo el rumbo aunque sea lentamente)

  3. Quisiera completar las lúcidas reflexiones de Leandro con la “otra mitad” de la explicación,

    la que concierne a una gran parte de la sociedad de los gobernados,

    que es la que consiente, tolera y elige a sus gobernantes con la secreta e inconfesable expectativa de que los releve del esfuerzo de procurarse su bienestar para obtenerlo a expensas del prójimo.

    Con esto se cierra el círculo perverso que nos agobia desde hace décadas.

  4. La idiosincracia de los gobernados,- que algunos dicen que viene de lejos- (Leer A Carlo Cipolla “La decadencia económica de los Imperios”)
    quedó expuesta la semana pasada en el episodio del rechazo de los antiguos residentes de la villa 31 a los nuevos usurpadores.

  5. Una continuaciòn -a mi entender- de lo que escribiste sobre Caparròs.

    El punto central es ese…quièm mierda les diò ò se creyò que èstos asesinos totalitarios chorros y sus simpatizantes, TIENEN AUTORIDAD?

    La locura, la ignorancia, la estupidez de miles.

    De no saber lo que es la diferencia entre un delincuente y una persona honesta…pequeña diferencia, no?

    Ya decìan hace dècadas los muchachos…”Puto ò ladròn, queremos a Peròn”…

    La Argentina està confundida en tèrminos de lìneas divisorias y DE ACCIÔN.

    Còmo puede ser que un tipo còmo el delincuente fascista D’Elìa, dè permanentes entrevistas en televisiòn?

    Porquè nadie le dice que està fuera de toda ley de convivencia y que tiene la suerte de estar cobijado bajo otro gobierno delincuente?

    Porquè tipos còmo ese gordito pelotudo de barba (no me acuerdo su nombre) con su programa periodìstico, se “hace amigo” de ese infame, lo llama “Luis”, lamièndole el culo?

    Porquè no le preguntan a Kunkel que sintiò cuando asesinò esos colimbas en el Norte, durante los iluminados años ’70?

    A Taiana si pagò el bar que destrozò su bomba, y si indemnizò a la familia del mozo y la clienta?

    Este paìs es de opereta.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: