Mal que les pese a los que quieren conseguir presupuesto asustando con la guerra por el agua, es mucho más probable que nos invadan con pistolas de agua, teniendo en cuenta que tenemos un ejército de adorno, a que vengan con picos a convertir los glaciares en cubitos para el bourbon (que feo el bourbon ¿no?).

Si no lo creen miren el negocio que se armó en NY City, agua de la canilla embotellada, como dice la leyenda “Ningún glaciar fue dañado para hacerla”.

Después de esto es probable que el nuevo James Bond sea despedido en medio de la crisis.

Visto en www.directoelpaladar.com vía Ramiro

Categories:

Tags:

3 Responses

  1. Desde que AySA se hizo cargo de la provisión de agua ha dejado de ser potable.
    Las continuas diarreas de mis hijos, me llevaron a inspeccionar el agua de la canilla, cuando no baja turbia, viene con tanto cloro que ya me mató dos peces.
    En consecuencia, pago un servicio y debo comprar agua embotellada.
    Un negocio redondo.Para Alguien, no para mí.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: