Con el ánimo de aportar soluciones le sugiero a don Alberto Fernández, chief of gabinet emblemático de la década miserable, que para su próxima reunión secreta con la muchachada del campo utilice el cono del silencio.

Digo porque se enteraron en Página 12, Clarín, La Nación, etc. de su junta clandestina. Si la idea era poder negociar sin la presión de la mirada pública que recuerde que nos venían diciendo que no se bajaban nunca de ningún caballo, alguien les arruinó el plan.

Agentes de Caos no deben ser. Cualquiera diría que lo están esmerilando al ex-cavalista.

Tags: ,

Categories:

5 Responses

  1. Para mí el que le está moviendo el piso es su archienemigo el Profesor de Piquetería,

    Parásito Docente

    y Represor de protestas sociales

    el benemérito Luisito D´Elía.

  2. Hay algo que no me cierra con la gente del campo: que haya posibilitado el ascenso político de CK. Primero, le facilitó la banca por la provincia de Buenos Aires; luego, la reconfirmó en su carrera para el sillón presidencial. Ahora, por haber soslayado lo escencial en el voto, que es calificar al candidato “ideal” y deshechar los restantes, pena por la apuesta hecha. La presidente CK mostró desde un principio sus rasgos despóticos y el desprecio por los valores básicos de una República (léase Decretos de Necesidad y Urgencia, reforma del Consejo de la Magistratura, Superpoderes, y demás etcéteras kirchnerianos).
    El campo saltó como leche hervida a partir de la arbitrariedad de las retenciones móviles. De lo contrario, la conivencia habría subsistido.

    Con todo esto quiero decir que no me extrañaría que hubieran reuniones secretas, pactos de índole estrictamente comercial.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: