Betancourt: ¿A quién hay que doblegar?

Triunfa el terrorismo cuando despierta el temor de la mediocridad y este temor se convierte en una amenaza a las instituciones. La madre de Betancourt en la desesperación por una hija secuestrada cinco años le hace el juego político a los secuestradores tratando a Uribe como al intransigente.

Los espectadores que se conducen por la primera emoción cumplen la segunda parte de la estrategia terrorista (y por lo tanto aumentan los incentivos para que el terrorismo continúe) cuando se ponen en la misma posición dirigiendo sus dardos contra el presidente Colombiano. El final, la última victoria se consigue años después criminalizando la función del gobierno de defender a a la población.

No se quién titula en Minutouno.com las noticias internacionales pero es un verdadero desastre. Cree que a quién hay que torcerle el brazo es a Uribe. La mediocridad hace del mundo un lugar muy peligroso.

31 thoughts on “Betancourt: ¿A quién hay que doblegar?

  • December 12, 2007 at 3:52 am
    Permalink

    Lo de minutouno es lamentable, pero la gran mayoría razona de esa forma. El “malo” es Uribe porque no quiere negociar con terroristas, y los “buenos” son las diversas personas que abogan por hacer lo que nunca se debe hacer con terroristas.

    Reply
  • December 12, 2007 at 8:21 am
    Permalink

    OK, pero el propio marido de Betancourt ha dicho que la intransigencia de Uribe lleva a la posibilidad de un choque armadoe n la selva en un intento de rescate, y dijo que para él, so temina con su mujer muerta…
    Si hasta Sarkozy reconoce que Chávez había hcho progresar las negociaciones…
    El tema es por qué esto estalla ahora y no cuando a Betancourt la secuestraron…

    Reply
  • December 12, 2007 at 9:07 am
    Permalink

    “La Argentina como país importante de la región debe involucrarse y hacerle saber a las FARC que comete una aberrante violación a los derechos humanos. No se pueden tomar como prisioneros de guerra a civiles. Y nuestro país puede cumplir un rol importante para ejercer una presión para terminar con la guerra sucia”, aseveró Fantini.

    Pero parece perfecto tomar prisioneros de guerra militares; y coincido con Iván, parece que hay que ser humanitario con la bsura inhumana, porque la “intransigencia” de Uribe es la actitud correcta, cuando negocie con los terroristas, va a convertirlos en interlocutores válidos y ahí se arma la podrida.

    También es lamentable el lobby Chavista-Bolivariano que están armando para resucitar la imágen de Chávez después del Referendum; también sería interesante analizar porqué Chávez no intenta mediar en el caos Boliviano, o en la desaparición del Congreso Ecuatoriano, aunque en una de esas es porque el caos es su responsabilidad, y es lo que quiere lograr en Colombia.

    Es raro que no quieran llevar a Mamá Hebe a negociar con los “jóvenes idealistas” de esta Colombia, seguramente con ella se entenderían y la invitarían a tomar un café.

    Reply
  • December 12, 2007 at 9:45 am
    Permalink

    Ratazinger lo del marido es un temor lógico, a Uribe le toca poner en la balanza esa posibilidad y la posibilidad de estar potenciando a las FARC para que produzcan más secuestros. Sarkozy hace mal en potenciar a los chavez y presentarlos como el remedio al terrorismo. Felices las FARC con ese juego.

    Reply
  • December 12, 2007 at 10:10 am
    Permalink

    OK, pero pasaron 4, 5 años desde que secuestraron a la mina , ¿por qué el tema está en el candelero ahora? ¿Se hizo el gil Chirac y Sarkozy se puso los lompas? ¿Uribe no supo parlamentar?
    Preguntas que van más allá de la prueba de vida y las dudas sobre si Betancourt estaba o no con vida antes de las fotos que aparecieron…

    Reply
  • December 12, 2007 at 10:15 am
    Permalink

    Comprendo tu interrogante. Cuál es tu hipótesis?

    Reply
  • December 12, 2007 at 11:39 am
    Permalink

    Ojalá tuviera hipótesis, solo tengo interrogantes…

    Reply
  • December 12, 2007 at 12:27 pm
    Permalink

    Es, acaso, lamentable y de alguna manera imprudente lo que voy a narrar. Según se dice, durante la Guerra Civil Española, las fuerzas republicanas secuestraron al hijo del General Mola (falangista). Intimaron al general a rendirse para entregarle vivo a su hijo. Mola pidió hablar por teléfono con él y le dijo: muere con honor hijo mio, yo no puedo ser aliado del enemigo.

    Algo similar está ocurriendo en Colombia: muchos quieren que Uribe pacte con la guerrilla por la humanitaria razón de salvar la vida de los rehenes. Pero pocos advierten que eso es, precisamente, lo que hará mas fuertes a las FARC que seguiran secuestrando y coaccionando al gobierno.

    Reply
  • December 12, 2007 at 12:34 pm
    Permalink

    Excelente comentario.
    “La mediocridad hace del mundo un lugar muy peligroso.”
    Yo agregaría la mediocridad de algunos, y las actitudes intencionadas de otros…

    Reply
  • December 12, 2007 at 1:00 pm
    Permalink

    Ese episodio de la Guerra Civil se conoce como “Alcázar de Toledo”, ya que allí sucedió. Mola después murió en un accidente de aviación durante la guerra. Franco no se subió a un avión por 10 años, hata la visita de Eva perón, cuando viajóa verla de Madrid a Bercelona.
    Por lo demás, Ricardo, es medio colectivista tu propuesta: sacrificamos a alguien por el bien del resto.

    Reply
  • December 12, 2007 at 2:03 pm
    Permalink

    Es así Ricardo, la clase de gobernantes, periodistas e “intelectuales” que tenemos en esta época de la vulgaridad evaden el dilema y convierten en demonios a quienes lo enfrentan.

    Reply
  • December 12, 2007 at 2:03 pm
    Permalink

    El tema es que no está asegurado que si se negocia con las FARC a Betancourt la liberen, yo soy de la idea de que con terroristas no se negocia, y en todo caso prefiero que los rehenes mueran mientras se intenta rescatarlos a que de todas formas mueran asesinados por los terroristas, no hay nada que perder, es gente ya está condenada desde el mismo momento en que fue secuestrada, por lo menos con el rescate tienen alguna oportunidad.

    Reply
  • December 12, 2007 at 2:05 pm
    Permalink

    No creo que sea colectivista Ratazinger porque Ricardo no propone ningún sacrificio, sino no negociar.

    Reply
  • December 12, 2007 at 2:06 pm
    Permalink

    Y como dice Martín hay que intentar rescatarlos con todos los riesgos que eso tiene y que no son mayores que los que tiene negociar.

    Reply
  • December 12, 2007 at 2:19 pm
    Permalink

    Pienso que la posición de Uribe no es nada cómoda. Lo veo sumido en un juego muy peligroso. Ya no solo para Colombia, sino para el mundo entero. Aquí no se está hablando de Betancourt. Aqui está en juego mucho más. Las disputas de poder en este planeta, por lo menos desde Corea para acá, siempre se iniciaron de la misma manera. Dos potencias utilizan un tercer pais como “tablero” para “jugar a la guerra sin matarse entre ellos”. Hoy el poder único e indiscutido de USA está seriamente comprometido. USA está en decadencia, luego esperar el surgimiento de aspirantes a su reemplazo es naturalmente lógico. Pienso que Sarkozi, se decidió a mover el primer peón de este nuevo juego.

    Reply
  • December 12, 2007 at 3:50 pm
    Permalink

    OK, pero la hsitoria demuestra que hay casos y casos. Carter quiso rescatar a los rehenes de Irána la fuerza y fue un desastre, terminaron negociando.
    En Perú, cuando lo de al embajada ponja, entró el Ejército y chau, a otra cosa.
    No es 2 más 2, la integridad de los rehenes debe preservarse ante todo

    Reply
  • December 12, 2007 at 3:53 pm
    Permalink

    Ratazinger es parte de la misma incomprensión. La gente quiere que se los rescate pero sin riesgo para sus vidas, del mismo modo que quiere socialismo sin pagar impuestos y capitalismo votando a los socialistas. La opción por el rescate no tiene que ver con la falta de riesgo. Ese factor está siempre presente.

    Reply
  • December 12, 2007 at 3:56 pm
    Permalink

    Ni Mola ni Franco

    El episodio al que se refieren Ricardo y Ratazinger no tiene como protagonistas a ninguno de los citados. Quien estaba al frente del Alcazar de Toledo, una vieja fortaleza que era en ese momento la Escuela Militar de España, era el Coronel Moscardó.
    Fué él quien al mando de setenta cadetes de la escuela y cerca de cien guardias civiles que se refugiaron allí, mantuvo el sitio sin rendirse durante 78 días en una epopeya legendaria, hasta que fueron liberados por la columna del general Varela mandada por Franco (para tomar Toledo antes del sitio a Madrid) que fué a rescatarlos. Al recibir a Varela dijo aquella famosa frase lacónica: ” Sin novedad en el Alcazar.”

    ¿Que tiene que ver el colectivismo aquí?
    La actitud de Moscardó fué la de un hombre digno y responsable a quien un chantaje infame no lo iba a desviar de la lucha por sus convicciones.

    Realmente, Ratazinger aún no entiendo ni tus planteos ni tus interrogantes.

    Reply
  • December 12, 2007 at 4:43 pm
    Permalink

    La estupidez no es propia de nosotros los argentinos, esto me pone tranquilo pero a la vez me preocupa porque hay muchos que piensan en el mundo como la mayoría de los argentinos.

    Reply
  • December 12, 2007 at 5:13 pm
    Permalink

    Me asombra este tema porque ha dado en un lugar sensible. Ingrid Bentancourt. Pero antes que ella ya habían sido miles los muertos y capturados por esa guerrilla y a ningún gobierno parecían preocupar demasiado. Nunca escuché que franceses o venezolanos o argentinos hiciesen llamados por la liberación de todos los anónimos que desaparecían en la selva. ¿No hay demasiada hipocresía en estos discursos que de pronto se vuelven conscientes de ese enorme probema que nadie parece querer resolver?
    Y los Kirchner ¿nada tienen que decir del caso Hilda Molina? ¿Han hecho algo por la situación de esta mujer?

    Reply
  • December 12, 2007 at 5:20 pm
    Permalink

    Es cierto Luis Alberto. Cité de memoria la anécdota en la cual el verdadero protagonista fue Moscardó. Pero el error no invalida el ejemplo.

    No entiendo la respuesta de Ratazinger. Lo que intenté señalar es que no se debe negociar con las guerrillas sino aniquilarlas aceptando, por supuesto,lo que ello implica. Vivir con libertad es un riesgo que hay que animarse a tomar.

    Reply
  • December 12, 2007 at 5:32 pm
    Permalink

    Creo que Ratazinger está puesto en el dilema en el que la guerrilla lo quiere colocar y entonces entiende que si no se les da a los secuestradores lo que piden entonces se está sacrificando al rehén. Mientras que lo que hay entre la negativa a ceder y la eventual muerte del rehén no es una relación causal sino una simple extorsión que se produce por la voluntad del asesino que no es un fenómeno natural.

    Reply
  • December 12, 2007 at 5:41 pm
    Permalink

    Además, pagar/ceder no es sinónimo de que la guerrilla/los terroristas cumplan con su parte del trato.

    Reply
  • December 12, 2007 at 6:20 pm
    Permalink

    Claro FZeroX: las estadísticas muestran que en la mayoría de los casos en que se negocia (léase pago de rescate o cumplimiento de demandas)al rehén lo matan igual, y encima los secuestros recrudecen, negociar con ellos es echarle nafta al fuego.

    Reply
  • December 12, 2007 at 6:28 pm
    Permalink

    Ratazinger: ¿que te sorprende de Carter? fue el boludo más grande que dió la humanidad.

    Reply
  • December 12, 2007 at 8:26 pm
    Permalink

    Yo no entiendo como Colombia sigue soportando a estos hijos de puta, de verdad, no entiendo como nunca les cayeron con todo a los terroristas estos, con bombas, con napalm, con comandos por todos lados, literalmente hacerlos desparecer, no entiendo como en mas de 40 años nunca dijeron “esto sed tiene que acabar de una vez y para siempre”…

    Reply
  • December 12, 2007 at 11:23 pm
    Permalink

    100% de acuerdo con Rodrigo, si es necesario incendiar la selva para exterminar a esas ratas pues que se la incendie. A la situación actual se ha llegado por tantos años de “negociaciones” cuyo colmo fue lo de Pastrana que les entregó a los terroristas el 40% del territorio.

    Reply
  • December 13, 2007 at 12:14 am
    Permalink

    Creo que negociar terroristas es malo. Los gobiernos no deben negociar con ellos, no deben ofrecer nada. Negociar con el terrorismo robustece y beneficia al terrorismo. Igualmente beneficia al terrorismo la publicidad de sus actos que la prensa realiza. El terrorismo busca ser oído, buscar demostrar lo malos que son. La mejor arma para combatir el terrorismo es la indiferencia frente a sus actos. El mejor aliado del terrorismo, y quienes lo alimentan son los medios de prensa.

    Reply
  • December 13, 2007 at 1:30 pm
    Permalink

    Por que no puede negociar Uribe con terroristas?? Acaso las Autodefensas Unidas de Colombia no eran/son terroristas? Uribe, que siendo gobernador de Antioquía las fomentó, luego siendo presidente, NEGOCIANDO, pudo desmovilizar, parcialmente, a las AUC….

    Así que Uribe sabe DEMASIADO bien lo que es negociar con terroristas…

    Reply
  • December 13, 2007 at 7:07 pm
    Permalink

    las AUC no surgieron por generación espontánea, Scotta…

    Reply
  • December 18, 2007 at 5:30 pm
    Permalink

    Uribe tiene un doble trabajo que dista mucho de ser grato, por un lado gobernar un país, que no es tarea fácil para nadie (excepto para los políticos argentinos que cuando se las ven mal dejan que se incendie todo) y por otro lado, el crónico problema de la guerrilla. El Dr. Alvaro Uribe tiene por un lado que preservar su capital político que es grande (cuenta con 80% de aprobación, es un hombre muy culto, preparado, inteligente, laborioso y con una gestión que le ha hecho ganar el respeto hasta de sus opositores) por otro lado ya viene con la experiencia de que las FARC cada vez que se les dió alguna concesión fue para peor. Ingrid Betancourt siendo diputada y candidata presidencial entró a la selva para negociar con ellos y obtener de esa forma algún rédito político…y la secuestraron hace cinco años. Andrés Pastrana siendo presidente les concedió territorio desmilitarizado… y la respuesta fue recrudecer la violencia, secuestros, narcoguerrilla, etc.
    Alvaro Uribe partió de la base que “con delincuentes no se negocia” y ha hecho varios operativos exitosos reduciendo no solo a centenares de terroristas sino creando un cerco para mantener a la gente de las ciudades del resto de su país en una relativa calma.
    Lo de los parientes de Betancourt no puede tenerse en cuenta ya que en una negociación de ese tipo no pueden entrar los sentimientos; la madre y el esposo de Ingrid aceptarían cualquier mediador y precio de liberación así se tratase del mismo “mandinga”. Y ese no es el caso…el objetivo sería liberar a los secuestrados con el menor daño colateral.
    Por ahí peco de fantasiosa pero con los satélites norteamericanos ellos pueden detectar campamentos, interferir o bloquear sus comunicaciones y caer en forma precisa para el rescate de rehenes. No lo sé. De todos modos no pasa de ser una reflexión… Repito: no la tiene fácil el presidente Uribe y lejos está de ser el malo de la película. Recomiendo leer (o releer) “Noticia de un secuestro” de García Marquez y prestar atención a la actuación del ex presidente César Gaviria en el hecho del secuestro y muerte de Diana Turbay, hija del ex presidente Julio Turbay Ayala. Estuvo a un tris de ser rescatada con vida y por un detalle, un fallido, acabó muerta.

    Reply

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.