Que la señora se ha presentado como abogada muchas veces lo sabemos por muchos elementos. Inclusive hasta puede haber votado para la elección de miembros del Colegio de la Magistratura en el 2002 si es la Cristina Elisabet Fernández que figura ahí inscripta por la Asociación de Abogados de Río Gallegos. Si es ella, los muchachos de la asociación de abogados pingüinos pueden tener alguna foto para aportar y lo que seguro tienen que tener es una copia autenticada del título en lugar de una ficha trucha como la de la facultad en La plata. Capaz que nos lo muestran y todo o aparece allá en el sur el feliz poseedor de la foto que lo lleve a ganar los premios que crecen del concurso.

Otro elemento es lo que consignó para la confección del libro Los Constituyentes elaborado en conmemoración de la Convención Constituyente de 1994. Ahí la señora, vicepresidente segunda del bloque justicialista (si, el bloque de Menem) y vocal de la Comisión de Redacción, dijo ser “De profesión Abogada. Especialista en Derecho Administrativo y Financiero. Participante de Cursos, Jornadas y Seminarios sobre temas de su especialidad como asistente o expositora“.

Tenemos ahora una especialización de la que no tenemos noticias. ¿Algunos de esos banqueros habrán visto la foto de graduación de la señora que estamos buscando? ¿Habrá sido la señora la especialista en temas financieros que armó la prolija salida de fondos de Santa Cruz que nadie más ha visto? Supongo que esto no será un indicio de que en los curriculums pone cualquier cosa ¿no?

El hecho es que si bien las últimas constancias oficiales sobre la situación académica parecen conducir a “yo nunca dije que fuera abogada“, un poco más atrás en el tiempo aparecen hasta especialidades que no conocíamos. Eso va a complicar más la cosa en lugar de clarificarla si el título nunca aparece.

Categories:

21 Responses

  1. Ojo Jose, no te confundas. La Cristina Fernandez que estaba en el bloque Menemista, de profesión Abogada y que participó de la reforma constitucional, es Cristina Kirschner que no es Kirchner. Era otra persona mucha mas fea, que se vestía peor, que no masticaba botox y que era complice de la nefasta década de los 90, nada que ver con nuestra Reina Kris que si es Kirchner

  2. No es suficiente la autenticación del título que debiera estar archivada en Río Gallegos,

    lo que en otros documentos basta con una autenticación notarial en este caso de los titulos

    es lo que se llama una “Legalización” donde intervienen organismos públicos especialmente facultados para tal validación. Mas conmplicado aún en este que es un caso interprovincial.

    De todo ello quedan abundantes registros, de modo que debe haber interesantes huellas al respecto.

    Creo que esta investigación merece ser llevada hasta sus últimas consecuencias.

  3. Estaba hojeando el Diccionario de Africanismo en el Castellano del Rio de la Plata de Néstor Ortiz Oderigo y entre cientos de palabras encuentro fetiche (dos páginas de comentarios).

    En un pasaje Oderigo dice que el vocablo está equivocadamente utilizado entre nosotros porque en verdad significa encanto, influjo o al menos con ese sentido es usado en Africa.

    Toda esta lata es porque este hallazgo me hizo pensar en el encantamiento que intenta producir Kristina K. sin que la oposición lo advierta.

    Ella no se presenta -no aparece- como un ser real, de carne y hueso, palpable y agredible, sino como una visión, como un fantasma que se pasea sutilmente por el mundo, en una dimensión distinta de la nuestra.

    Esto ocasiona que los opositores carezcan de un contrincante cierto -peleen contra un fantasma- y no les quede más remedio que buscar debilidades contra la dama sin posibilidad de un combate de ideas.

    No se si esta estrategia fue obra de alguna mente especializada en marketing político o, simplemente, se da porque ella teme el enfrentamiento. Pero de cualquier manera, el resultado es el mismo. Kristina es como un encanto, como algo intangible que está más allá de lo concreto , mientras la oposición aparece como una sarta de deslenguados que no sabe por donde atacarla.

    Me apresuro a vaticinar. si se sigue por este camino, el gran triunfo de Cristina. Y todos encantados.

  4. Lo del colegio de abogados “parece” ser una confirmación, pero igual hay que seguir tratando de encontrarlo. Con una confirmación del decano y un número de legajo no alcanza. Sigamos buscando la verdad!

    Suerte y muy buen blog!

  5. Yo creo que si probamos que la señora no tiene los papeles el fetiche se cae como un piano de cola.

    En otros tiempos cuando uno no tenía los papeles era común recibir el temido: “Me va a tener que acompañar”.

  6. Ricardo, tu certero comentario me lleva a darme cuenta una vez màs de que èsta lakra no hizo y no hace màs que explotar las debilidades, el truchaje de la oposiciòn y la sociedad argentina en general.

    Consciente e inconscientemente navegan las oscuras, pantanosas aguas de las incertidumbres, fantasìas y clichès argentinos.

    De allì su “fortaleza”.

    Han impuesto casi a a la perfecciòn el axioma “Divide y reinaràs”

  7. En Río Gallegos la matrícula la lleva la Corte Provincial que es más o menos como una extensión del Frente para la Victoria

  8. Con permiso de algunas opiniones, los monarcas no son invulnerables, todo depende de nosotros y de nuestra sagacidad y persistencia.

  9. Juanjo: Me he preguntado muchas veces por qué no hay una oposición sólida en la Argentina y he llegado a la conclusión de que, salvada alguna excepción intrascendente, todos los políticos (y por ende sus partidos y movimientos) trnsitan por el mismo carril ideológico. La oferta es siempre la misma: más seguridad a través del estado, más bienestar gracias al estado, más viviendas, más…más…mas estado. Y por supuesto populismo, mucho populismo.
    Es decir que es una competencia para ver quien vende mejor la idea de como utilizar el estado. Y en esto los peronistas y sus derivados son maestros imbatibles, entre otras cosas, porque no tienen pudor de decirlo ni lo disfrazan de manera alguna.

    Si analizamos a los opositores con “chances” veremos que:

    Lavagna es el padre de esta inconcebible política económica y que insiste en que hay que hacer lo mismo pero más prolijo.

    Carrió, que ya aburre con sus frases solemnemente estúpidas, no puede explicar un sólo proyecto, una sola iniciativa, fuera de eso que llama la Concertación Cívica.

    Sobisch se dice de centro-derecha pero se ufana de que en su provincia todo está en manos del estado: el agua, la luz, el gas, etc. Habla de más subsidios (ahora agregó subsidiar las tasas de interés en créditos para la vivienda) y otras lindezas por el estilo.

    Quedan Rodríguez Saa -que expone algunas ideas que podemos compartir, pero que no deja de ser un señor feudal- y López Murphy quien no sólo no tiene votos,sino que rifó el respeto que podíamos tenerle al apoyar al kirchnerismo en el Chaco.

    En esta competencia, gana Cristina porque es todo eso, más el poder.

  10. Ricardo, totalmente de acuerdo con vos, todos claman por más estado o se han aprovechado de él. Un ejemplito, acá en Rosario, hay una fundación que se llama “Libertad”. Tienen el manejo de una radio local, ayer sin ir más lejos, una de sus comentaristas estaba furiosa contra Fibertel por su pésimo servicio y decía que había abandonado Arnet por la misma razón, pero a la queja proponía que tomara intervención defensa del consumidor, el ente regulador, es decir el estado. En ningún momento la oí decir algo tan simple como devuelvo el modem y listo o esto pasa porque el estado garantiza el oligopolio de estas empresas contra los consumidores que es lo que en realidad ocurre.

  11. Siguiendo con la cosa…ayer escuchè una vez màs a un periodista en Metro…”el estado debe garantizar…” y bla, bla, bla.

    Es incrèìble pero debe estar enraizado en alguna àrea pelotuda, hueca del cerebro, que “el estado debe…”

    La ùnica realidad es que el estado nos garantiza siempre el robo del 50% de nuestros ingresos en forma extorsiva, no nos brinda un carajo y se nos caga de risa.

    Alberdi lo dijo con otras palabras màs finas, pero lo marcò hace 150 años.

    Como se evita que èsta clase de tipos (millones) repitan pelotudeces como loros?

    Creo que la NECESIDAD DE AUTORITARISMO es màs grave de lo que parece. De allì que hagan la scosas màs increìbles sin ningùn tipo de vergûenza, como madam K y aùn no volò un ladrillazo.

    Creo que es un mal incurable, como que “el Chè era un idealista”.

    INSOPORTABLE.

  12. En el caso de las prestadoras de Internet y sus incumplimientos,

    si aquí funcionara la justicia no sería necesario estas alpedocracias como es Defensa del Consumidor, Lealtad Comercial o otros refugios de ñoquis.

    El tema sería muy fácil para la justicia:

    Cumplió o no cumplio con el contrato.

    El juez dictara si hubo o no incumplimientos y las respectivas compensaciones al damnificado.

  13. Concuerdo totalmente con Pablito en el Nº16.
    Los jueces deben determinar si se cumplió el contrato o no. El problema es que se ha perdido totalmente respeto por el contrato, por la palabra dada. Antes un contrato era una palabra de honor, con más fuerza que una ley inclusive. No necesitamos organismos reguladores ni de defensa del consumidor o de la competencia, si necesitamos cortes defensoras de los contratos. Las cortes no defienden los contratos como fuente del derecho. Han tomado a la ley positiva como única fuente de derecho y desechado el contrato y todas las demás fuentes consuetudinarias, como fuentes del derecho. Es una pena, porque al tomar la ley como fuente única han dejado toda la ley en manos de las asambleas parlamentarias integradas en su mayoría por ignorantes, corruptos, ineficientes, etc.
    El derecho anglosajón está basado en el common law, la fuente principal del derecho son los contratos y las costumbres. La ley es una excepción. En este sistema el contrato tiene mucha importancia.

  14. El tema de cómo afectan nuestra vida los contratos que celebramos a diario pocas veces es tratado en los medios periodísticos. La mayoría de la gente ignora que contrata cuando compra el diario, toma un café, concurre a un ciber, etc- etc- porque en general se asimila el concepto de contrato al de contrato escrito.

    El C.C. dice que “habrá contrato cuando dos o mas personas se pongan de acuerdo sobre una declaración de voluntad común destinada a reglar sus derechos”. Es decir que se trata del pleno ejercicio de la libertad de cada uno para convenir: el diariero me da el diario y yo le pago el precio; abono el alquiler y arriendo un auto,etc.etc (El contrato es ley entre las partes)

    Pero en la práctica ocurre lo que dice Roark en el 17: en la Argentina se desconocen otras fuentes de derechos fuera de la ley objetiva que dicta, promulga, reforma, suspende y/o anula el Estado.

    En mis tiempos de estudiante leíamos a un tratadista mexicano -Fernández y Fernández- que negaba la calificación de contrato a todo acto previamente reglamentado por la autoridad porque, decía, que ello invade la esfera de libertad del individuo para convenir.

    Si se hubiera seguido esta escuela -liberal, por cierto- no tendríamos la legislación que nos rige y que nos obliga a hacer, o dejar de hacer, lo que a los mandamás de turno se les ocurre, como por ejemplo que nadie puede arrendar su vivienda por menos de 24 meses u otras formas llamadas contratos de adhesión, donde a una de las partes no le queda más alternativa que aceptar lo que la otra le impone porque así lo ha regulado el estado.

  15. A esta altura de los acontecimientos, y viendo que CEFdeK, solo habla en el exterior, y que la campaña se hace afuera del país y sin debate con los otros candidatos, creo que el título debe ser ” QUEEN ELISABET 1RA.K”-.

    De esta manera ya pasaríamos a tener nobles, y podríamos elegir Primer Ministro y codearnos con la realeza.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: