A este juez no lo va a acusar Conti

Canicoba Corral era candidato a salir despedido de la Justicia Federal desde que se lo mencionó como integrante de la Servilleta de Corach. Pero el hombre tiene sus recursos, además de muchos amigos. Con todos los cañones apuntando hacia él dicto las resoluciones que el sistema de impunidad izquierdista requería para quedar indemne. De réprobo pasó a elegido.  Ahora forma con otros cuestionados del pasado, como la señora María Romilda, el pequeño círculo de nuevos paladines de las tesis sobre derechos humanos de los defensores en Argentina del dictador Fidel Castro.

Entonces el consejo de la magistratura kakal que construyó la señora del puño crispado no se va a estar calentando por algunos pequeños errores que a los kakistas le han venido también.

En la Argentina se puede afanar, mentir, operar, secuestrar, asesinar y hacer muchas otras cosas si se lo hace para la corona indicada. A no equivocarse de corona porque ahí vienen los problemas.

13 thoughts on “A este juez no lo va a acusar Conti

  • July 30, 2007 at 12:45 pm
    Permalink

    Bueno Jose, estas muy quisquilloso. Es un pequeño errorcito.
    Aparte siempre nos quejamos que la justicia es lenta. El señor quiso acelerar un poco y anticipo lo que se venia.. pobre!!! si lo hizo por el bien de todos!!

    Reply
  • July 30, 2007 at 12:59 pm
    Permalink

    Es cierto, además es una forma de no acumular expedientes con todos los que ya hay.

    Reply
  • July 30, 2007 at 3:08 pm
    Permalink

    En argentina la medida del “prestigio” de goberanante se mide según el nivel en que este puede impunemente violar cuanta ley y restricción al uso del poder coactivo del estado para su propio beneficio existe.
    Entre el poder ostentado por los despotismos orientales de los libros de historia y lo que obsenamente ostentan nuestros gobernantes DEMOCRATICOS hay poca diferencia. El poder de un presidente hoy haria empalidecer de envidia a reyes de la talla de Luis XIV….

    Reply
  • July 30, 2007 at 4:02 pm
    Permalink

    Los populismos que caen en la corrupción y el robo desembozado, precipitan su caída.

    En efecto, las agresiones populistas al derecho de propiedad terminan en acentuar la escasez,

    pero como las ambiciones de enriquecimiento son ilimitadas……… y no hay para todos

    …. son muchos los que “dejan afuera”

    y obviamente…..se convierten en sus peores enemigos.

    Así es como estamos viendo un aluvión de denuncias.

    Ahora se suma otra referida al instituto de promoción del cine argentino que como mencionara José en un post anterior era una repartidora de subsidios para los amigos del kakismo.

    ¿El modus operandi?

    Facturas truchas.

    Lo publica la revista 23 pero no la voy a comprar.

    Reply
  • July 30, 2007 at 4:16 pm
    Permalink

    me parece una pequeña errata:

    “pequeños errores que a los kakistas le han venido también”.

    En vez de “también” creo debe ser “tan bien”

    Reply
  • July 30, 2007 at 4:57 pm
    Permalink

    Canicoba Corral es un juez con demasiada experiencia como para cometer ese supuesto error. Sin dudas fue una forma de advertirles a los tránsfugas del INDEC para que se apresuraran en hacer cenizas con todo aquello que los comprometía. Y como todo en este sucio juego tiene su recompensa, el otrora juez cuestionado pasará automáticamente a integrar el corro de los preferidos por el régimen K.

    Reply
  • July 30, 2007 at 5:15 pm
    Permalink

    Kanicoba Korral, Servini de Encubría…. esa es la ¿justicia? que tenemos…

    Reply
  • July 30, 2007 at 6:37 pm
    Permalink

    El kakismo es sólo una asociación ilícita.
    La justicia kakal es el partícipe necesario.

    Reply
  • July 30, 2007 at 11:05 pm
    Permalink

    Los jueces en argentina se acomodan donde està el poder SIEMPRE.
    O sea, las antìpodas del concepto base de JUSTICIA…tan sòlo un detalle.

    Reply
  • July 31, 2007 at 1:26 am
    Permalink

    Y pensar que a esta basuras se les debe decir “Señorías”.
    Pero a la ley natural es a lo que no van a escapar los Kirchner. Están dando manotazos de ahogados para llegar a octubre, y despúes de esa fecha no se que harán. Una ventaja de 20 puntos porcentuales sobre el candidato más próximo no es una victoria, es más quien gane la presidencia recibirá un castigo divino. La victoria viendrá después cuando tengan que vencer la realidad. Entonces querré ver a doña Cristina, cuando tengan que pagar las deudas de los bonos reajustados por CER, cuando los precios reprimidos comiencen a estallar; cuando tengan que decir los verdaderos indices que elabora el Indec y que van a causar el campeonato mundial de juicios contra el Estado; cuando la escasez de energía se acentúe y el crecimiento económico se vuelva cero; cuando el pago de deudas indexadas y disminución de la recaudación por menor actividad evapore el superávit. Para entonces veremos una cristina con canas y ojeras, sin amigos en el poder judicial y en el Congreso.

    Reply
  • July 31, 2007 at 12:33 pm
    Permalink

    Roark…quisiera pensar como vos…ojalà asì sea.

    Reply
  • July 31, 2007 at 8:57 pm
    Permalink

    Juanjo, yo estoy seguro de que van a suceder todas esas cosas. Las leyes del mercado son implacables, se las puede burlar un tiempo, pero no todo el tiempo y tantas a la vez. Ahora por ejemplo han obligado a las refinadoras de combustibles a bajar los precios justo cuando la oferta no cubre la demanda. La baja del precio va a hacer más grave el desequilibrio y va a deprimir mucho más la inversión de capital en el sector. El resultado es que el mediano plazo habrá menos combustible y por ende se reemplazará por otro más caro e ineficiente. La alternativa de la importación de energía no es viable, porque producen quebrantos que ningún privado aceptará, tampoco el gobierno podrá soportarlo si no desea poner en peligro el equilibrio presupuestario. La energía en cualquiera de sus formas es el motor de crecimiento económico. Los precios son un dato, como dijo José algunos dias atrás, los precios hablan, y es importante interpretar lo que dicen. Poner un precio por decreto disminuirá el rendimiento del mercado, producirá escasez o exceso de producción y en ámbos casos esto es pérdida. También desalienta la inversión por la incertidumbre que tiene el inversor debído a que todo depende de un político casi siempre ignorante en la materia.
    Los precios fijados políticamente han producido desastres grandísimos, lo hemos visto en la URSS, y lo vemos en Cuba hoy, que en 47 años de la revolución no han conseguido nada que valga la pena; pues Cuba es más pobre que cualquiera de sus vecinos y no es por el bloqueo norteamericano, sino por el fracaso de un sistema que no es tal, sino un antisistema.

    Reply

Leave a Reply