Gente que busca gente

19 thoughts on “Gente que busca gente

  • July 31, 2007 at 3:19 am
    Permalink

    Esta vez no escribo para comentar una nota sino para comentarte que inauguré mi propio blog. Hasta ahora es muy precario, pero la idea es ir mejorándolo con el correr de los días (principalmente cuando terminen estos días de examenes).
    Me gustaría si es que podés que lo agregues entre tus links; yo ya agregué esta página y algunas más.
    Desde ya muchas gracias.

    PD: La dirección es la que figura como mi Sitio Web. Por las dudas
    http://dobledoblev.blogspot.com/

    Reply
  • July 31, 2007 at 8:05 am
    Permalink

    Felicitaciones DDV, ya te agrego.

    Reply
  • July 31, 2007 at 9:18 am
    Permalink

    Que parecidos. Mmmm, la verdad que da miedo.

    Reply
  • July 31, 2007 at 10:48 am
    Permalink

    Dos grandes frases de Herminio:

    “El peronismo triunfará conmigo o sinmigo” Después ecía que la Real Academia le mandó una carta diciendo que le “sinmigo” estaba bien dicho…
    La otra la dijo en lo de Neustadt, refiriéndose a Martínez de Hoz y cia., y a pesar de su dicción, que respto al transcribir, el hombre unitesticular tenía bastante razón:
    “Yo me tragaré la ese, pero lo dotore se robaron el paí”.

    Reply
  • July 31, 2007 at 10:51 am
    Permalink

    Se cuenta que el finado Herminio había perdido un testículo en uno de esos violentos encontronazos sindicales que solían resolverse a los tiros.

    Sus incondicionales seguidores acostumbraban entonar un cariñoso y pintoresco estribillo en las marchas y actos sindicales con esta recomendacion para su cacique:

    !Herminio……hermano!

    !Cuidate el huevo sano!..

    Reply
  • July 31, 2007 at 11:34 am
    Permalink

    “Ole le, ola la, no tiene cuarto grado y nos quiere gobernar”, cantaba la barta brava de la UCR en el 83.
    “Herminio Iglesias, peronista y trabajador, a votarlo compañeros, a votarlo el pueblo entero”, decía el jingle…

    Lo del testículo es cierto, como que también manejaba los cabarulos y la merca en Avellaneda.

    Otro caso de reventarse un huevo, pero más patético, fue el de Julio Piumato, el día de la refiega en Plaza Congreso, en 200, contra la reforma laboral, que recibió un tiro, no sé si en el zurdo o en el diestro. El tema es que la bala le entró de arriba hacia abajo, parece que se le disparó el chumbo con el que iba calzado, como buen sindicalista peroncho…

    Reply
  • July 31, 2007 at 11:49 am
    Permalink

    Gracias José. Se te agradece.
    Una consulta, si alguna vez quisiera poner un artículo tuyo se puede? Obvio que informando la fuente. Disculpá los comentarios descolgados, pero ando a full con esto. Muchas gracias.

    Reply
  • July 31, 2007 at 11:53 am
    Permalink

    Lo único que falta es que Peirano queme un ataud que diga INDEC.

    Reply
  • July 31, 2007 at 11:54 am
    Permalink

    Si DDV ningún problema.

    Reply
  • July 31, 2007 at 12:36 pm
    Permalink

    No recuerdo si fue el día del ataud o antes, en el acto del 17 de octubre en Velez, cuando Bittel, candidato a vice de Luder, dijo: “Nuevamente los peronistas estamos frente a la gran disyuntiva histórica: liberación o dependencia. Y una vez más, los peronistas elegimos, ahora y como siempre: dependencia”
    Y siguió hablando como si nada. Un grande.

    Reply
  • July 31, 2007 at 12:39 pm
    Permalink

    Pangaro. ¿Habra tenido cuarto grado?.

    Reply
  • July 31, 2007 at 12:47 pm
    Permalink

    Los boinitas blancas cantaban “no tiene cuarto grado”. La evidencia mostraría que el compañero Herminio llegó a tercero.

    Reply
  • July 31, 2007 at 2:59 pm
    Permalink

    Tengo otra histórica de don Deolindo Felipe Bittel, refiriéndose al “gran cambio” que nos proponían los seguidores del Gran Conductor:

    “Debemos dar un giro de por lo menos 360 grados”. (sic)

    Reply
  • July 31, 2007 at 3:05 pm
    Permalink

    Todas las delicias que nos ha hecho padecer ese populismo despótico e iletrado que es el peronismo, a mi juicio proviene del peculiar concepto de “representación” que sustentan:

    Mientras la sensatez hace suponer que como representantes deben ser elegidos los mejores.

    Ellos practican la representación de sus iguales o sea:

    En vez del “mejor de nosotros”….

    Uno…”como nosotros”

    Y asi es lo que resulta.

    Reply
  • August 1, 2007 at 3:29 am
    Permalink

    Ese sistema de incentivos, lamentablemente, funciona también fuera del peronismo. Los peores, los más inescrupulosos, tienden a escalar posiciones en todas las dependencias estatales.

    A propósito de sistemas fallidos, cuando lo creas conveniente José, proponemos tratar el tema de uno de los agujeros negros presupuestarios por excelencia: el hospital público, paradigma de feudo corrupto basado en la violencia y la administración de privilegios, pero también en creencias populares muy arraigadas.

    Reply
  • August 1, 2007 at 11:13 am
    Permalink

    Cuando quieran Marcelo y Mariana. Para nosotros La invasión de los bárbaros un poroto.

    Reply
  • August 1, 2007 at 1:43 pm
    Permalink

    Pablito, sobre lo de los 360 grados de Bittel, se entonca con una frase de Lamadrid, el presidente mexicano que asumió en medio del default del 82: “Estamos al borde del precipicio, pero hemos dado un paso adelante”.

    Otra peroncha, de Reviglio, gobernador de Santa Fe en el 89, ciento por ciento verídica:
    “Con Menem de presidente, el país renacerá de sus cenizas como el gato Felix”

    Reply
  • August 2, 2007 at 12:28 pm
    Permalink

    Sobre la Biblia, el Corán y el Talmud, y sobre El Eternauta también.

    Reply

Leave a Reply