El fin de los derechos humanos como mascarada

Al quitar de su lista de monitoreo a Cuba el Consejo de Derechos Humanos de la ONU descorre el velo bajo el que se escondió el totalitarismo de izquierda en las últimas décadas. Los derechos humanos han sido para ese sector una forma de atacar a sus enemigos pero nunca una una forma de liberar al hombre de sus opresores. Eso son ellos y no están dispuestos a cambiar. Esa izquierda quiere acabar con los derechos humanos a la vez que obliga a otros a distraerse todo el tiempo con el propio ombligo. Y ha tenido un enorme éxito.

De algo hay que percatarse con urgencia. El derecho no puede ser el producto de acuerdos y enjuagues. La libertad individual no es algo que pueda defenderse con tratados ni pueda ser sometido a la voluntad de una asamblea, porque está visto, lo vimos ahora, que estos tratados pueden ser arbitrario y consagrar la zona liberada para el totalitarismo.

El problema es que se les ha otorgado legitimidad a regímenes criminales para que “voten” a quién investigar y a quién no. Hay algo de muy irracional en la política de occidente que dio lugar a que esto terminara de esta manera. No hay desilusión sin ilusión previa.

4 thoughts on “El fin de los derechos humanos como mascarada

  • June 27, 2007 at 7:37 pm
    Permalink

    Es normal que un pais como Mexico, que siempre apoyo a Cuba, proponga esto. En ese pais se refleja el mayor antiamericanismo de America Latina, y eso que se supone que el gobierno es conservador y de derecha. Que desastre, Dios mio.

    Reply
  • June 27, 2007 at 9:12 pm
    Permalink

    Frente a esta burla parece útil transcribir uno de los considerandos del Preambulo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos:

    “Considerando esencial que los derechos humanos sean protegidos por un régimen de Derecho, a fin de que el hombre no se vea compelido al supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión”

    Reply
  • June 29, 2007 at 11:57 am
    Permalink

    “Los derechos humanos han sido para ese sector una forma de atacar a sus enemigos pero nunca una una forma de liberar al hombre de sus opresores”.

    Tienes mucha razón!

    Aunque me consta que hay gente en Europa que entra a todas estas organizaciones como Amnistía y otras, de buena fe.

    Un saludo grande!

    Reply
  • June 30, 2007 at 11:51 pm
    Permalink

    Los organismos internacionales como ONU, OEA, UNESCO, UNICEF, contribuyen a estos desastres, son instituciones de izquierda y para la izquierda. Lo mejor es que las naciones grandes se aparten de estos organismos, que los axficien financieramente. No sirven para nada, es más su existencia es un peligro para la libertad, pretenden crear un gobierno mundial. Un gobierno sin límites, sin frenos ni contrapesos, ni competencia, que seguramente degenerará en vaya a saber que cosa. Si no se les pone un límite ahora más adelante será muy dificil revertir su avance. Vemos todos los días multitudes de tratados multilaterales, reuniones cumbre de jefes de estados, sanciones para tal o cual estado, comisiones investigadoras, etc, resoluciones. Hay que ponerle un freno a esto. Es el comienzo de un gobierno mundial.

    Reply

Leave a Reply