Anoche la televisión abierta comenzó reflejando los deseos oficiales e intentó presentar a la elección en la Capital como una confrontación en la que se dirimía el 40% de los votos (que ni siquiera se logró) y no el 50% como en toda segunda vuelta. La esperanza del gobierno era tapar con retórica y control de la información una derrota aplastante y fuera de lo común en la historia del invento francés del balotaje,  pero quedó sepultada bajo el peso de los hechos. Entrada la noche se permitieron entrevistar a los triunfadores sin sentirse los conductores en la necesidad de mostrar hostilidad por si los estaban viendo desde los despachos oficiales.

Las tapas de los diarios reflejaron sin embargo la realidad de la doble derrota sufrida por el último invencible que dio nuestra realidad política tan particular que se construye con una sucesion de ellos. Uno más efímero que otro.

Mauricio Macri dio algunos mensajes muy claros para quién pueda entenderlos. No se mostró triunfalista y habló de terminar con el resentimiento, la agresión, la invocación del pasado lejano para dividir en el presente y de recuperar un clima de tolerancia. Valores todos anti-kakistas que dan en el centro de combustible del poder del gobierno. Esa invitación no tenía que ver con la Ciudad de Buenos Aires sino que parecía una convocatoria a superar la anormalidad institucional y política actual.

Por primera vez nos podemos preguntar si acaso el salvajismo político, la borocotización, la agresión, el neo-estatismo y la puesta en primer plano de viejas, viejísimas disputas, no fue más que un mal sueño producido por un colapso gigantesco sufrido en 2001 contra los bolsillos, las reglas de juego y la buena fe de todos. Si el disparate en el que nos hundimos como país y cuya expresión máxima fue el haber entronizado y otorgado hegemonía a un ser que no puede ser capaz de superar un test psicológico, fue poco más que un mal pasajero que algún día será recordado como una mala reacción. De ser así Macri clavó sus estacas en nuestro conde Drácula anoche pero no solo al triunfar sino por hacerlo estableciendo una agenda de valores republicanos nueva que superara el hechizo de construir con el odio y la división.

Hubo dos expresiones de rebelión contra el despotismo de la Casa Rosada. Una bien distinta a la otra en contenido pero ambas fuera del sistema que se creía instalado para los próximos diez años por lo menos. Esas dos expresiones deberían demostrar que más que dispuestas a unirse podrían ser alternativas de visiones que se respetan y conviven sin descalificarse pero si discutiendo.

Sin embargo contra esta posibilidad las palabras de Carrió recuperando el discurso del bien contra el mal que es el centro de la falacia kirchnerista pero que ella inventó como anti-noventismo antes, cerraría nuevamente el sistema político a la alternativa de matar o morir en lugar de debatir. Queda por ver si Rios y otra gente de izquierda del país, como creo que es el caso del mismo Telerman y otros, están para confrontar ideas o para señalar y marcar al adversario como réprobo convirtiendo en pecado al pensamiento ajeno.

A Carrió al menos como versión buena del kirchnerismo que quiere ser no le fue bien en su propio terreno. Entonces puede ser que lleguemos a ser normales. Y ser normales es una oportunidad para ser un buen país.

Categories:

6 Responses

  1. No estés tan optimista, José. Buenos Aires es un mundo aparte, en lo bueno y en lo malo. Mientras los medios, incluidos los presuntamente “serios” glorifiquen a la izquierda y tengan complejos para defender, no ya a la “derecha” sino a quien se les opone; mientras las universidades estén copadas por la imbecilidad autocomplaciente; mientras subsista un perverso esquema tributario que incentiva la dependencia financiera y política de la billetera del poder central; mientras ocurra todo eso y una otra larga serie de enumeraciones, estaremos lejos de ser un país normal.
    Una cosa es que en el ámbito municipal -aunque se lo llame pomposamente “Ciudad Autónoma de Buenos Aires- los porteños se hayan hartado de la mugre, el desgobierno, la inseguridad, el caos, y todo eso justificado con palabrería hueca disfrazada de “intelectualidad” progresista. Otra cosa es que eso pueda repetirse en el país. La victoria de una arista da igual.

  2. Amen Julio….

    Jose bien puestos los signos de pregunta. El discurso de Macri impecable ..pero escuchaste el de Micehtti??? creo que Filmus que no lo podria haber dicho mejor (obviamente con mucho mejor estilo, menos agresividad y sin soberbia pero los mismos fundamentos).
    A esto es a lo que le tengo miedo, detras de Macri tenemos a Un H.R. Larreta, y aun grupo de legisladores que entre otras cosas diseñaron y convirtieron en obligatoria la prohibiciòn de fumar, la educaciòn sexual a chicos en pre escolar, a nivel nacional no se jugaron por un diputado electo con 400.000 votos, asistieron pasivamente al vaciamento de la justicia y al reemplazo de 4 jueces, se comieron los superpoderes, etc. etc….es cierto el estilo es mas pasable, alguns ideas son sensatas y seguramente se gestionaràn mejor las cuestiones operativas de la ciudad…pero el fondo de nuestros problemas, que es la intervenciòn (lease impuestos y prohibiciones) de los gobiernos (lease los burocratas imbuidos de poder politico) en los asuntos privados de la individuos no parece estar en el radar de esta gente.
    ¿Que hoy estamos con la posibilidad de construir un pais mejor? sin duda ahora la aprovecharemos?, es esta le gente que realemnte encara un cambio o solo vienen a darle sobrevida al leviatan estatista e intervencionista que ya lleva devorando nuestras energìas mas de 70 años? …. dejo al tiempo la respuesta de estas preguntas, yo por mi parte tengo un gran signo de iterrogaciòn

  3. Ojo, hablo solo de normalidad. No pretendo nada de lo que quiero sino simplemente terminar con la locura. Y esa locura está muy asociada a la crisis del 2001.

  4. Leandro, el discurso de Michetti como bien decis es el mismo de Filmus pero con mas coherencia y sin patoterismo ni comida de “S”. Particularmente, de las preguntas que formulaste la que mas me intereso fue la del mantenimiento o desmantelamiento del leviatan intervencionista. Si nos atenemos a las posturas de Michetti, lamentablemente pienso que se intentaria(ojala me equivoque) “mejorar” y “limpiar” al leviatan intervencionista, pero este seguira existiendo, por ahi, sin ñoquis pero seguira vigente.
    El grave error de Macri, y no se si los lectores estaran o no de acuerdo con lo que voy a decir(pueden pensar otra cosa, no soy chavista, claro esta), es que el intenta dejar una imagen de un politico del primer mundo. Con esto quiero decir que propone ideas que son realmente muy dificiles de concretar en este contexto de acomodos, politica de prevendas, ñoquismo. Lo que estoy quieriendo sostener es que la imagen de Macri es la de un politico que compite por ser el alcalde de Munich o de Ottawa y no de Buenos Aires. Las realidades son diferentes, hay propuestas muy dificiles de concretar, urbanizar las villas por ejemplo(si llegara a ser eso es para hacerle un monumento, otra que el obelisco), echar a todos los ñoquis estatales(ojala, hay que ver despues como se le va a venir encima ATE), parar con los cortes de calles(Dios quiera, pero si se le llega a escapar la mano y llegara a haber un muerto, que Dios lo salve porque se les van a venir todos los “movimientos” encima). En sintesis, la verdad, pese a que lo vote, sin convicciones porque lo hize para darle un cachetazo al kakismo, Macri no sabe donde se mete.
    Ojala que le vaya bien, por el bien de todos los porteños.

  5. Leandro: A tus temores agrego otro. ¿Por qué Macri pide audiencia con K para coordinar las políticas entre el Gobierno Nacional y el de la Ciudad de Buenos? ¿Acaso da por hecho que K será reelecto el 28 de octubre? ¿No advierte que, aunque no hubiera sido esta su intención, es un mensaje confuso el que recibe la gente

    Si Macri piensa, como dice, que quien perdió el domingo fue K por haber nacionalizado la elección no veo por qué santificarlo como primer mandatario de la nueva gestión de gobierno que comienza el próximo 10 de diciembre

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: