CQK y Radio 10

La semana pasada González Oro y Feinmannn le hicieron el reportaje al ministro en jefe de la caja nacional don Julio de Vido en el que éste tuvo oportunidad de rechazar, en lugar de discutir, los dichos del titular de Petrobrás que ya comenté. Digamos que la nota fue como una especie de ejemplo perfecto de lo que es chuparle las medias a un gobierno y colaborar para que siga la joda kakista. La única pregunta que faltó fue ¿cómo hace señor ministro para ser tan simpático? En definitiva todos sabemos que eso es Radio 10 desde hace mucho tiempo. Si había alguna esperanza de que fuera un fenómeno momentáneo ya no está. Duele porque sabemos lo que fue esa radio y que demostró que no hacía falta izquierda ni populismo para ser popular. Pero hay que aceptar que decidieron intercambiar cosas a las que les asignaban poco valor por otras a las que les asignaban más valor, para explicarlo en términos económicos.

De cualquier manera me molesta más otro fenómeno desde el otro lado, porque los nuevos oficialistas que comenté nunca han salido a vestirse de blanco para hacer discursos moralistas. Sin embargo los “rebeldes” de CQC, el programa de Cuatro Cabezas que comienza una nueva temporada la semana que viene, siguen vendiendo que son el programa que “desenmascaró parte de la hipocresía y el doble discurso” cuando apenas se puede decir de ellos que terminaron con la buena educación y lo que modernamente se llama “códigos” en la televisión, ofreciendo un espectáculo de humillación y golpes bajos para delicia de un público que disfruta viendo el mal de los que están bien.

Por el contrario el programa de Pergollini es una máscara aún más hipócrita que aquellas que dicen haber desenmascarado. Un gobierno con control absoluto del poder, de la información, con una cadena de dirigentes, empresarios, medios, diputados, senadores y gobernadores comprados, autoritario, ridículo hasta el hartazgo, que presenta libretos sin trabajar para un programa como el que dice ser CQC no recibe otra  cosa que chistesitos que parecen robados de Piluso y Coquito más que de la productora de los chicos malos de la TV. Eso en contraste con lo que hacían en la década del noventa que parecía escandalizarlos tanto. Me gustaría saber que tenía de malo esa década que esta no tuviera multiplicada por más o menos diez para que ahora se muestren tan conformes con el gobierno. Al menos deberían tener la decencia de cambiarle el título al programa porque queda fuera de época. La sugerencia más cercana a lo que significan en verdad como instrumento de la propaganda oficial sería “Caiga quien quiera K”. Digo, si queremos de verdad terminar con la hipocresía de una vez.

Por cierto entre ambas versiones de colaboradores, por decirlo así, con la ola oficial, me quedo con los primeros. Son más inofensivos, no presentan como rebeldía lo que es pura sumisión ni tienen la misma capacidad de engaño. Se asemejan si en sus pocos recursos intelectuales, aunque eso es solo un requisito para pasar los múltiples filtros que conducen a la fama en un país de raíces autoritarias profundas.

12 thoughts on “CQK y Radio 10

  • March 24, 2007 at 2:03 pm
    Permalink

    Amigo José,

    A que viene eso de sorprenderse de los sicarios del Turquito, González Oro y Feinmann?’
    Tiempo atrás, la oficiaban de periodistas “opositores”, en particular el abogadillo, pero desde que reciben las piastras del Virrey de Argenzuela se han volcado totalmente a absorber sus calcetines, cuanto más sucios, mejor.

    De los tres descerebrados de CQK, tampoco debe extrañarnos nada: uno de ellos, el principal, fue empleado a sueldo del desgobierno del Alpargatudo de Chascomús, y eso lo dice todo. Tienen el “humor ” especial para señoras gordas e idiotas útiles de los cuarenta a los cincuenta. Atte.,
    Roberto

    Reply
  • March 24, 2007 at 2:55 pm
    Permalink

    Todo muy berreta, indigno…argenstyle era k (con minùscula).

    Reply
  • March 24, 2007 at 3:12 pm
    Permalink

    Tal cual, Jose. Bueno, hace mucho tiempo que las telecomunicaciones estan ‘licenciadas’ y reguladas por el gobierno, siguiendo el modelo americano de la FCC y el new deal. El resultado de eso es que los ‘medios’ son simplementes voceros del estado.

    La mayor hipocresia de todas es, quizas, que la libertad de prensa o Free Speach este consagrada en tal o cual constitucion, pero en realidad este sujeta a la voluntad del burocrata-tirano de turno.

    Reply
  • March 24, 2007 at 6:27 pm
    Permalink

    A mi los de radio 10 nunca me gustaron , en el canal 9 le dieron lindo a De La Rua durante mas de un año y estoy convencido que no era por ideologia o porque pensaba que era un inutil , sospecho que fue algo pago .
    Ahora el que paga es otro y si ves atentamente Infobae veras que elogian todo lo de este Gobierno excepto a la politica con los piqueteros y el tema Chavez , imagino que ese es el arreglo que tienen para disimular algo .
    Lo de Pergolini no es tan fino , el tipo es un inmaduro terrible que sigue creyendose y vendiendose como si fuera un adolescente rebelde y por lo visto es buen negocio y en eso se ve que no tiene un pelo de tonto .
    Su audiencia son esos mismos que hoy son capaces de ir a los actos por los 31 años del Golpe pero vivan a un presidente que intento un golpe hace unos años y hace poco hizo un acto publico conmemorandolo .
    Son tan pero tan obvios y simples que asombran pero se ve que el comun de la poblacion se lo come doblada esa estrategia .
    Los seudo de izquierda consumen a CQC y los de Derecha popular Radio 10 ..
    Por ultimo , hace rato que no veo a los progres criticar esa radio como lo hacian , por que sera ??

    Reply
  • March 24, 2007 at 6:27 pm
    Permalink

    La televisión debería ser un medio para la información y el entretenimiento, pero sólo ha sido de información según la conveniencia y de entretenimiento de la gilada, pues sólo se dedica ahora a la propaganda izquierdista y el lavado de cerebros. La izquierda tiene mucha experiencia con la propaganda, pues con engañifas y triquiñuelas han conseguido manipular al público desde siempre con el fin de imponer políticas colectivistas creándole temor injustificado al público sobre tal o cual asunto que en la realidad nunca existió, o si existió fue magnificado, pero que el público no puede advertir la diferencia, tal cual sucede hoy en día con el calentamiento global, que la izquierda explota al máximo. Fue con la propaganda que lograron imponer el comunismo en muchas naciones del mundo. El público toma como verdad todo lo que viene de la televisión. Los activistas de izquierda que querían hacer de Argentina un estado colectivista en los años 70, algunos por medio del activismo político en las universidades otros por medio de las armas, cambiaron su estrategia cuando se dieron cuenta de que no podían ganarle en el campo militar al ejército; decidieron entonces cambiar de estrategia: copar la televisión, hacerse periodistas, actores de televisión o de cine, lugares donde llegan masivamente al público y donde esto puede adquirir toda esa basura que ofrecen a dos centavos. Esto se ve claramente cuando vemos cualquier programa de televisión nacional, no digo qué programa porque son casi todos, como todos los noticieros de cualquier canal. Los periodistas de los canales no informan, sino que hacen activismo político. La verdad y la información les importan un bledo, sólo les interesa el colectivismo. Tampoco son quienes van a investigar la corrupción o ventilar los trapos sucios del gobierno, pues son ellos la corrupción; se huele el olor a coima.; hablan o callan según la conveniencia y el monto de los sobornos. Sobornos o extorsiones vengan de donde vengan ya sea de la Caja Nacional o secuestrando el honor de las personas, que cometen el crimen imperdonable, según sus códigos de ganar mucho dinero o poseer mucha riqueza.

    Reply
  • March 24, 2007 at 11:11 pm
    Permalink

    Es increíble que Radio 10 sea tan oficialista como Página 12. ¡Ay, el poder del dinero!

    En cambio lo de CQC es inofensivo. Nunca me gustó el programa, y el año pasado menos que menos con esa postura oficialista que tomaron, o que supieron conseguir por la simpatía dispensada tanto por el presidente como por su esposa.
    Esa imagen de rebelde de Pergolini no me la creo, es más, me molesta. Aunque debo confesar que hoy se ganó mi simpatía ya que leí en Veintitrés que dijo que votaría a Macri. Demostró coraje, no cualquiera se juega así por el archirrival del gobierno.

    Reply
  • March 25, 2007 at 6:01 am
    Permalink

    Al menos, Piluso y Coquito eran muchísimo más honestos.

    Reply
  • March 25, 2007 at 6:08 am
    Permalink

    Lo mas divertido de todo esto es que los sobornos, las dádivas y los regalitos provienen directa o indirectamente de los bolsillos de los mismos sobornados.

    Pero son tan vivos que todavía no se dieron cuenta.

    Reply
  • March 25, 2007 at 8:18 pm
    Permalink

    CQK, Y ESTE GOB ES UNA TRUCHADA, TOTAL
    SON LA CONSECUENCIA Y LA CAUSA, ES QUE HA TRIUNFADO LA CULTURA , DE LO TRUCHO

    Reply
  • April 24, 2007 at 6:06 pm
    Permalink

    Casi totalmente de acuerdo con la nota. Mi pregunta es, que recursos intelectuales tienen los 3 descerebrados de CQC y su producción ? O nos vamos a seguir comiendo el caramelo de que hacen humor inteligente ?
    Por DIOS…

    Reply
  • Pingback: ULTIMO MOMENTO: Zafó Menem « No me parece

  • September 19, 2007 at 2:59 pm
    Permalink

    Lei cada uno de los comentarios y son excelentes, solo con una diferencia, hay que agregarles un 99% de la poblacion que no puede o no tiene forma de verlos aqui y opina mas o menos lo mismo. Como persona de medios de comunicacion y tratando de terminar mi licenciatura, quiero decir que lo de Radio10 (empezando a contar desde atras,laprimera)me resulta lo mas pobre y triste que se emite en las radios,no solo para nuestra idiosincracia nacional, si no para la gente que aun le cree y escucha.Sepanlo señoras y señores, el sr O.G.O y compañia, es pedante, alcornoque y retrogado-.(En sintesis, como el suele utilizar el termino, UNA PEDORRADA)Gracias y Daaale fueeegooo!!! al gas que pide

    Reply

Leave a Reply