Cuando el campo resiste el autoritarismo con el que se pretende resolver el aumento del precio de la carne, la policía política de los precios reacciona amenazando con la AFIP.

“Por una cultura tributaria” dice el aviso de la entidad impositiva, que es precisamente nuestro problema. Deberíamos tener una cultura de libertad individual, pero en lugar de eso tenemos una cultura tributaria que coloca al estado como prioridad de la organización social y vincula imposición con moral.

Mientras la oposición se chupa el dedo con tonterías, nadie en el espectro político argentino tiene un programa para contrarrestar el autoritarismo fiscal de manera integral. Ni siquiera hablo de una reforma impositiva, sino de resistir los abusos, arbitrariedades y poder omnímodo del estado para asaltar a la población. Todos creen que el financiamiento del estado es una variable no ajustable y ni siquiera tienen algo que decir cuando se lo utiliza abiertamente para apretar a los molestos.

La moralina fiscalista dirá que si el campo paga los impuestos no hay de qué preocuparse. El problema es que el fisco, montado en esa religión fiscal que inculca a la gente, esa cultura tributaria corrupta, impone contribuciones de imposible cumplimiento que obligan a todos a ser incumplidores en mayor o menor medida, para que el poder político pueda elegir a quién castigar y cuándo. Un gobierno sin ningún escrúpulo más la AFIP es todo lo que se necesita para establecer una mano de hierro. Tenemos ambas cosas.

Categories:

3 Responses

  1. Es tropical la amenaza de imponer la ley impositiva sólo al sector agropecuario.A una mente muy retorcida se le puede ocurrir la idea si no se obedece lo que manda. En realidad se trata de una extorsión totalitaria: o se vende al precio que quiere el Estado o la AFIP comienza a efectuar verificaciones e inspecciones arbitrarias e incorrectas.
    Y usted tiene razón, Benegas, cuando advierte que los políticos opositores miran esto con indiferencia o tal vez con silencio culposo. Lavagna nunca se preocupó por el campo y esa inquietud no la va a tener ahora. Macri está en otra cosa más populista. Por ejemplo el deplorable fútbol.
    Soy productor agropecuario y con esa gente, así nos va.
    ¿Mejora la rodilla?

  2. Eduardo, te equivocas Lavagna y el resto de la oposicion si se preocuparon por el campo..por saqealo,¿quien fue el que comenzó a aplicar retenciones como medio de extorsión por subas de precios de la leche?…¿donde estaban los supeustos defensores del libremercado cuando pusieron las reenciones? etc. etc.

    A todas estas cosas me referia en el post anterior…hasa que esto no lo entiendan los que producen, admisnitran y poseen la riqueza en este pais, y crean que consiguiendo ventajas de corto plazo ya estan salvados, estamos fritos

Leave a Reply to Leandro Cancel reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: