Por distintos motivos tuve que borrar algunos comentarios en el blog. A veces se trató de insultos anónimos a terceros que no tenían nada que ver con el tema, a veces spam.

Otras veces simplemente saco mensajes que considero bobos. No me importa la crítica o la discusión a las cosas que posteo, eso le agrega interés a los comentarios y si no me gustara discutir no tendría un blog y menos uno tan políticamente incorrecto. Pero la verdad es que hacer el blog implica para mi un esfuerzo que espero compartir con gente que está y no está de acuerdo conmigo, pero que tiene el gusto por las ideas. Y como es un esfuerzo de mi parte, no tengo ganas de que sea ni una asamblea de la FUA con eslogans y palabrerío conspirativo, ni el lugar donde empleados públicos justifiquen la sobada de lomo diaria al jefe.

Creo en el derecho de propiedad, el blog lo hago yo y no voy a adoptar una simple política de moderación. Las pavadas las borro simplemente. Lo hago por un lado para no distraerme con cosas sin interés y para que quienes leen el blog no se aburran con tonterías.

Seleccionar no es censurar, defiendo el derecho a cualquiera de decir cualquier estupidez con sus medios. Hoy ni siquiera puede decirse que esos medios sean limitados, cualquiera pude poner un blog. La preocupación de muchos es justamente esa y entonces se lanzan a ver si pueden enquilombar los blogs críticos que existen en su desesperación porque no pueden controlarlo todo. Para eso tengo un remedio que los acomplejados se verán un poco inhibidos de usar: La tecla delete, chau, bye.

Hago esta aclaración porque hace poco apareció alguien que ponía en cada post una tontería que superaba a la anterior. Todas chupadas de medias a K sin aporte de argumento alguno. Ni siquiera importa si es bueno el argumento, pero que sea un argumento, no el resabio de un impulso eléctrico en el cerebro después de una resaca.

Hay muchas formas de chuparle las medias a K o justificarlo por cualquier cosa. En general son pagas. Si alguien tiene la necesidad de hacer el culto a su personalidad, que se consiga una banca de diputado, un espacio en televisión o ponga su propio blog.

Crítica y discusión si, todo lo que quieran. Hasta K puede hacer comentarios, pero sin decir simplemente pavadas, sin reducirlo a un insulto o a un onanismo (pido disculpas a Onán, que no cometió el pecado que se le imputa hoy) casi intelectual. Ya se, me van a decir que K no puede hacer eso, pero igual quiero darle la oportunidad.

Categories:

10 Responses

  1. Te equibocas Benegas. Solo los giles como vos y otros neoliberales pueden pensar que yo no soy capas de dialogar sin insultar.
    Ya les boy a demostrar lo contrario.Esperen que yeguen las elesiones el año que biene.

  2. Claudia de Flores . No digas más boludeces. Es mucho pedir ¿no?

    Acá no hay ninguna democracia porque este blog no es público. Democracia es gobierno del pueblo sobre lo que es del pueblo. No decido sobre lo que pasa en tu casa, vos no decidís sobre lo que pasa en este blog. A ustedes les encanta el colectivismo (le llaman democracia pero para explicarles la diferencia les cobro), pero siempre sobre lo ajeno. Ustedes no crean nada, viven una vida parasitaria por adhesión existencial, nunca imaginan que lo de ustedes se repartirá, porque nunca harán nada. Podrían poner su blog y juntar a todos los nabos huérfanos del mundo a compartir idioteces aprendidas en el colegio. Pero no, tratan de ver como hacer para que no hablen otros y se note lo que son

  3. No me voy a cansar de repetirlo, la gente como Claudia, Delia, Kaki ,Bonasso & Co tiene algo en comun ademas de su pasion por las frases hechas (y huecas)
    Tiene en comun el ser fascistas y ni siquiera darse cuenta que lo son.Es mas, los “fachos” son siempre los otros, lease los que no piensan como ellos.
    Armando Ribas a Bonasso lo llama el Montonazi, cuanta razon tiene.

  4. Anónimo estoy en parte de acuerdo.

    La izquierda carga mucho más crímenes que el fascismo. La utilización del término fascista para los tiranos de izquierda es la mera consecuencia del silencio negador que existe sobre esos crímenes.

    Parece que el fascismo hubiera sido lo peor que vivió la humanidad, y al lado del comunismo, y del mismo nacional socialismo, fueron nenes de pecho.

    Ya ni te hablo de Cuba, que además les gusta, ni del pasado de las matanzas soviéticas de decenas de millones de tipos. Ahí está en Corea del Norte lo peor del comunismo para que todo el mundo lo vea y no diga nada.

    Sin embargo hay otro problema. Hay tres tipos de izquierda en Latinoamérica. Hay una cierta social-democracia muy minoritaria, gente tolerante, con su pensamiento socialista moderado. Gente con la que se puede hablar y discutir en general. Después están las dos versiones autoritarias: los comunistas, también minoritarios, siguen negando el colapso del comunismo en todos lados, y los nacional socialistas, herederos por cierto del nazismo en sus ideas económicas, cargados del nacionalismo de la educación argentina, mezclado con el folclore revolucionario soviético castrista. Pero sólo folclore, nada de expropiación de los medios de producción, simple patoterismo sobre la economía, que logra alineamiento y complicidad empresaria.

    Salvo Cuba, y parcialmente Bolivia, toda la izquierda latinoamericana autoritaria cae en esta categoría. Ahí lo de fascista les cabe bastante, pero igual no es muy preciso.

    El montonerismo es la típica expresión de la izquierda nacional socialista. Los escuchás hablar, después escuchás a un nacionalista típico estilo Tacuara y no encontrás diferencia. De ahí la vieja discusión acerca de la situación geométrico-ideológica del montonerismo.

    Y dentro del montonerismo encima tenés a los truchos. A los que se suben al barco, utilizan el folclore y el nacional socialismo para afanar a mansalva. Quienes son estos está claro ¿no?

  5. Creo que dentro del rotulo “izquierda” no se debería incluir a un Stalin, que traicionó a la revolución, y su burocracia que sí causó millones de muertes. Yo no es que niegue el colapso del comunismo, pero creo que todo sigue en permanente debate (hegelianamente hablando, la historia será la que dará la razón; el búho de Minerva levanta su vuelo al anochecer). F. Fukuyama, en 1990, declara apresuradamente el fin de la historia (en una torcida interpretación de Hegel) con el triunfo de la democracia liberal, frase de la cual Fukuyama se arrepintió ya varias veces. Con el nazismo está claro que no me identifico nada (yo no estuve codo a codo al lado del “Fuhrer” Biondini pidiendo amnistía en Plaza San Martín, como otros). Y Tacuara fue una expresión minúscula, que desapareció hace 40 años y nunca gano elecciones (tampoco se lo proponía). Como decía Jauretche, “Si me equivoco, que sea al lado de las grandes mayorías”. Claudia de Flores

  6. Claudia, te estás equivocando del lado de las pequeñas minorías, porque el comunismo no ganó ninguna elección. El que se equivocó del lado de las grandes mayorías fue Hitler, un aprendiz del comunismo. Lo de Fukuyama es una bobada no más boba que las de Hegel. Que Stalin no era de izquierda supongo que es en joda, pero de cualquier modo no hace falta llegar a Stalin. Defienden a Fidel Castro. Por qué no lees algo que no esté lleno de slogans, algo con razonamiento?

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: