Empresarios argentinos I

Cosas que nos están pasando a quienes tratamos de mantenernos al aire por las nuestras, sin sumarnos a la chupada de medias general a cambio de publicidad oficial cuando buscamos sponsors.

Reunión con importante empresario del sector agrícola-alimenticio. Importante no, importantísimo.

— Lo que hago es periodismo desde valores constitucionales. No puedo sentarme a jugar neutralidad entre un violador y su víctima, tampoco entre la constitución y un gobierno que se la pasa por las pelotas. Siempre se responde a una escala de valores, aún cuando se hace ese juego de neutralidad en situaciones en las que no corresponde. El periodismo serio explicita sus valores. En cuanto a la defensa del derecho de propiedad y las libertades de la constitución, lo que defiendo son las reglas de juego comunes. Un periodista deportivo puede tener simpatías por Boca, pero no puede mentir por Boca ni decir gansadas a favor de Boca o acusar de cualquier cosa al que se le opone a Boca. Lo que está claro es que el reglamento lo debe defender siempre, porque de lo contrario no hay partido.

— Mirá, estoy muy de acuerdo con vos. Sin derecho de propiedad y seguridad jurídica no se invierte, o se invierte lo indispensable para mantenerse hasta que pase la ola. El problema que tengo para apoyarte es que el gobierno nos tiene en la mira porque dicen que estamos cartelizados. Es ridículo como vos sabés, porque en nuestro rubro cartelizarse es imposible, pero ni lo entienden ni les importa. No puedo ponerte un aviso porque se me vendrían encima, vos viste como son, manejan los precios, manejan la comisión de defensa de la competencia, la AFIP y no tienen escrúpulos. De cualquier modo, me encanta lo que hacés eh.

— Parece que esto del miedo le pasa a mucha gente. Justamente por eso hay que hacer algo y no simplemente padecerlo. Ese es mi trabajo ¿Cómo crees que puedo hacerlo sin respaldo empresario? Tampoco pretendo que des la cara, para eso estoy yo. Lo que necesito es apoyo para seguir haciendo lo que hago aunque sea perdido en la grilla, porque si no gente como vos y gente con muchas menos posibilidades de defenderse que vos, va a seguir siendo víctima de la extorsión de los que se acomodan todo el tiempo. Y a mi ese periodismo bandolero me tiene podrido.

— (con voz de circunstancia) Pero no sería correcto que te ayudara sin contraprestación.

Fin de la conversación.

Me fui pensando ¿Cuál es mi contraprestación por defender el estado de derecho para que a este individuo no lo cuelguen? ¿Recibí una respuesta airada de alguien que me dice que está bajándose los pantalones ante un gobierno de sátrapas? ¿Cuál es la contraprestación de su empresa por la obediencia indebida? ¿Cuál es la contraprestación que recibe la empresa por el hipócrita programa de “responsabilidad social empresaria” que financia? ¿Cuál es la contraprestación de la empresa por todos los programas periodísticos que apoya en los que se genera el miedo que ahora me invoca como causa de su negativa? La seguridad jurídica, el mantenimiento del pluralismo informativo, nada de eso es para este troglodita un valor suficiente para ser tomado como contraprestación.

Misiones demostró que la penicilina anti-K es la dignidad. También podría destruir a este empresario.

3 thoughts on “Empresarios argentinos I

  • October 30, 2006 at 5:53 pm
    Permalink

    No creo que sea correcto llamar empresario a este tipo de personas, yo los llamara los chantas que manejan una empresa y creo que hasta eso le queda grande.

    Reply
  • October 31, 2006 at 1:30 am
    Permalink

    Yo ahi mismo le ofrezco unos preciosos seminarios de dos horas por mes, a valor de 5 lucas, mas un combo del tipo” yo despotrico con nombre y apellido que me retiraste la publicidad por afinidad con el gobierno”.
    No te enganches José. Es la mejor manera de ayudarlos a callarte.
    Un abrazo.

    Reply
  • October 31, 2006 at 1:31 am
    Permalink

    Y bueno como dijo Sor Juana…hombre necios que acusais…en fin estos hijos de puta merecen que un troglodita ingnorante como moreno los empale en la piramide de mayo…por pelotudos…y seguro que cuando ese cerdo va a su casa y mira a sus hijos a la cara cree que hizo lo correcto, por que con ese acto de cobardia, este apestoso cree que “salvo a la compañia”…
    Ultimamente recuerdo mucho una profetica frase lanzada por un tio mio en 1938 cuando Chamberlain entrego Checoslovaquia a Hitler “…Inlgaterra pudo elegir entre la verguenza y la guerra…eligio la verguenza ahora tendra una guerra” …a esots idiotas les va a pasar lo mismo, lo tragico es que seguramente detras de un idiota como ese hay cientos de familias que dependen de sus decisiones…pero bueno

    Reply

Leave a Reply