Me lo mandó mi amigo Ramiro, es de La Voz de Galicia y no tiene desperdicio:

Un Papa fuerte en un Occidente débil

19/09/2006 | Opinión

J. F. MORENO

LEJOS de ser un error, o un mal cálculo de oportunidad, el discurso de Benedicto XVI en la Universidad de Ratisbona constituye un magistral resumen de la realidad intelectual de Occidente, cuya esencia consiste en el reconocimiento de dos planos -trascendental e inmanente- que conviven necesariamente en la articulación de nuestro orden cultural, moral y político.

Hasta el siglo XIII, el islamismo y el cristianismo habían coincidido en una interpretación fundamentalista de la historia, que intentaba reflejar en las sociedades humanas un paradigma dogmático del orden revelado. Pero es a partir del siglo XIV, con Ockam y Marsilio de Padua, cuando se consigue aflorar un pensamiento que, basándose en la tradición filosófica grecolatina, reclama la independencia de los dos órdenes y su libre articulación en sociedades secularizadas. Por intereses de ambos poderes -político y religioso-, y por la inercia cultural del Bajo Medievo, no se logró esa total secularización hasta la Ilustración, aunque ya el Renacimiento constituye un ejemplo de la enorme fecundidad política y religiosa que tuvo esta soberbia refundación de la cultura occidental.

Lo que dijo el Papa en Ratisbona -«No actuar racionalmente se opone a la esencia de Dios»- es una afirmación de la cultura europea hecha desde la fe, que, además de culminar ocho siglos de esfuerzo dedicados a la construcción de una cosmovisión compatible con la libertad política y religiosa, sienta las bases para la construcción de la ética global que viene reclamando Hans Küng, el otro gran intelectual de Ratisbona, como respuesta al problema de fragmentación social y moral que plantean las religiones.

Por eso debimos ponernos al lado del Papa y, afirmando nuestra libertad y nuestra visión secularizada del orden mundial, decir una y mil veces que la razón y la fe se equilibran en la balanza que rige nuestras construcciones sociales y políticas. Pero -seamos sinceros- tuvimos miedo. Y preferimos apostar por nuestra seguridad antes que hacerlo por nuestros principios. Hemos dejado sólo al primer Papa que asume en público el Siglo de las Luces, hasta el punto de hacerle creer que si algo nos pasaba era por culpa de una cita muy potente, sólo en parte inoportuna, que consiguió ofuscar la verdad de su discurso.

Los que han ganado son los que creen que la fe puede asoballar la razón, y los que, para garantizar el respeto a sus creencias, volvieron a amenazar nuestra conciencia crítica y nuestra libertad. Cuando fue el asunto de las caricaturas cedimos, por miedo, la libertad de expresión. Y ahora hemos cedido, por pánico, la libertad de pensamiento. Primero murió Montesquieu, dicen, y ahora agoniza Voltaire.

Categories:

7 Responses

  1. Hce pocos dìas falleciò la brillante, valiente periodista Oriana Fallacci. Ella predijo la invasiòn musulmana a Europa hace màs de diez años. En su anteùltimo libro “La Fuerza de la Razòn”, describe apasionada, racional y magistramente todo el tema Islam-Occidente. Por otra parte ella habìa tenido hace poco una larga audiencia privada con el actual papa.

  2. Todas las civilizaciones han perecido cuando no han tenido el valor ni la fuerza moral para sostener los principios que las hicieron grandes e intentan ignoranr las amenzas que se ciernen sobre ellas privilegiando el hedonisticamente un bienestar que nollegan a comprender de donde biene…no se puede separa a la riqeuza, progreso y binestar del sistema bajo el cual ha sido creada.
    En el caso de occidente fue apartir del respeto de los derechos individuales que incluye el de expresiòn…cosa que ahora todos los rojos que nos quieren imponer una moral pusilánime y culposa por nuestro (bahhh el de ellos aca en Arg. estamos quedadno afuera) bienestar prefieren violar a las minorias o a los individuos que les recuerdan el compromiso moral que hay que asumir apra defender una forma de vivir y ver el mundo….en este caso la victima de semejante repuganncia ha sido el papà que la prensa progre queire silenciar…no vaya a ser cosa que nos recuerde que los fundamentalistas van por nosotros y nos perturbe las vacaciones o las fiestas en Ibiza…

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: