Como lo adelantó Urgente 24, el presidente luego de decir “no les tengo miedo” dirigiéndose a los militares en el acto de aniversario del Ejército en el Palomar, abandonó precipitadamente el lugar después de que unos treinta oficiales rompieron la formación al oír su discurso.

Cecilia Pando era custodiada por un teniente coronel que le preguntó si pensaba hacer una locura. Al referirse Kirchner al acto del miércoles en la Plaza San Martín Pando comenzó a gritarle y su custodio reaccionó tapándole la boca.

Pero el ambiente estaba enrarecido de entrada. Al llegar Kirchner y Bendini, unos treinta oficiales los ignoraron y se dieron vuelta para no cuadrarse. Sólo un chico joven cumplió con la recepción reglamentaria al Jefe de Estado Mayor y al Comandante de las Fuerzas Armadas, lo que hizo aún más evidente el gesto despectivo hacia sus superiores por parte de los rebeldes.

Durante el discurso, mientras Pando era echada del lugar, un grupo de oficiales y suboficiales empezó a romper la formación y a retirarse. Al percibir éste ambiente el presidente y su comitiva decidieron irse anticipadamente.

Garré, Bendini y Kirchner se reunieron por la tarde para estudiar las sanciones a los involucrados en el repudio.

7 Responses

  1. La verdad que esta es una prueba de fuego para las FFAA: tener un presidente tan desagradable y resistirse tanto a derrocarlo. Eso habla de un aprendizaje que Kirchner y demás montoneros y cuasimontoneros no han tenido.

  2. Tampoco podrían derrocarlo porque todo golpe ha sido provocado desde la política civil. En soledad es una fantasía propia del lavado de manos que hacen los civiles cuando los militares vuelven a los cuarteles. Por suerte ningún civil está pensando en eso que sería otra vez la salida patológica a la basura que se produce en política votando, no por imposición de nadie. Lo sano sería el juicio político para un presidente que superó con creces las causales para ser juzgado. Ahí es donde nadie asumirá la responsabilidad que le cabe. Por otra parte los golpes nunca fueron causados por maltrato y persecución a los militares por parte de sus superiores. Lo que sorprende es que los militares confundan obediencia debida con indebida, a esta altura, o con sumisión. Eso es algo que no le deben al comandante en jefe, pero nuestros reglamentos militares, que debieran ser revisados profundamente le otorgan al presidente el poder de un amo. Claro, nadie pensó en la posibilidad de tener un psicótico vengativo al frente del PE. Es hora de legislar al respecto.

  3. La verdad que me queda una esperanza…lo paradógico es que estos tipos se supone que se entrenan y dedican sus vidas , es más estan dispuestos a darla, por el “bienestar ” de la patria …y hasta el dia 29 permanecian (bueno la mayoria permanece) más mansos que Lassie, es como si en su escala de valores el retiro fuese más importante que la vida….no les parece????… sino no me explico como nadie hasta ese dìa reaccionó. A la guerra van sin chistar, pero aca arrugan por el reto de imbecil estrabico…no se para mi es imcomprensible

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.