Sustitución de acusaciones

Hace poco resumía en el blog el cambio de Samsonite por las bolsas de papel como una forma más de aplicar la política de sustitución de importaciones. Lo que es muy agradable de la Argentina también es como la gente se reconcilia y algunas caras se repiten.

Doña María Romilda Servini de Cubría se hizo famosa por la investigación de las valijas de Amira Yoma y ahora también tiene a cargo investigar a la señora de la bolsa, doña Felisa Miceli. Lo bueno es que antes Verbitsky la odiaba y la había bautizado por aquella causa “Servini que Cubría”, pero ahora la ama después de que la señora Juez mostró disposición a colaborar con las causas de los derechos humanos removiendo viejas rémoras del garantismo.

Como el eterno devenir de Heráclito ¿no? Que bello.