Libre importación de políticos.

¿Qué se opondría a la eliminación de todo requisito de nacionalidad para ser electo a los cargos públicos? Sería una forma de mejorar la calidad de la oferta, que es bastante pobre. Capaz incluso me atrevería a prohibir que los argentinos sean electos por un período de 20 años, como una medida transitoria para eliminar toda camarilla. Sospecho que los candidatos importados generarían mayor confianza.

No creo que exista algo como un “derecho a gobernar”, por lo tanto tampoco existe su derivado, que sería el derecho ser elegido para hacerlo, más que como una convención más dado que se acepta la idea de gobierno antes de discutir para qué y hasta dónde somos gobernados. En ese tren parece ser preferible que haya gobierno, aunque sea totalitario, a que no lo haya. Se asume que entre nosotros nos haríamos mayor daño que el que han hecho los constructores de Gulags.

Siguiendo a Bastiat, hay derecho a defenderse y a organizarse colectivamente para hacerlo. Pero eso es algo muy distinto a un “gobierno”, que implica una jerarquía y que tal jerarquía es indispensable para la sociedad humana. Yo no lo creo, la idea de igualdad ante la ley inherente a una organización política que pretenda ser civilizada, ausente en el panorama mundial por el momento, implica que la organización política no gobierne, sino que defienda. Defender y gobernar no solo no son la misma cosa, sino que se trata de acciones con un sentido antagónico.

La organización política que se forme, la que se ocupe de determinados problemas de defensa que tenemos con algunos no interesados en convivir, necesita de recursos que, para que el aparato siga siendo pacífico, tienen que obtenerse con aportes voluntarios. Si alguien va a ser empleado, no tiene por qué ser “nacional”, ese proteccionismo, igual que todos los demás, carece de sentido.

Pero bueno, no vayamos tan lejos como pretender que no somos inferiores a unos tipos como los kirchneristas y por lo tanto no tenemos por qué ser gobernados por ellos ni pagarles nada bajo amenaza. Propongo algo menos ambicioso por el momento, que es aumentar la oferta y que se pueda elegir a Ron Paul, si nos gusta o a Woody Allen ¿Por qué no?

2 thoughts on “Libre importación de políticos.

  • September 14, 2015 at 10:38 pm
    Permalink

    No solo cargos electivos. Todos los funcionarios públicos, desde el presidente de la C.S.J.N. hasta el último agente de policía debería buscarse entre finlandeses, japoneses, neozelandeses, dinamarqueses o suizos.

    Reply

Leave a Reply