El responsable directo de la inseguridad Aníbal Fernández acaba de declarar a su radio amiga que un chico de 14 años sabe lo que es matar y debe ser juzgado. Para completar la idea; Aníbal Fernández sabe que los chicos de 14 años matan y que saben lo que es matar, pero en 6 años de ministro ultra kirchnerista más dos de ultra duhaldista no ha hecho nada. Debe ser juzgado.

Y su jefe y jefe de la presidencia, dueño del estado y sobre todo del Congreso, también se mandó a decir que se debe debatir la responsabilidad penal de los menores, 24 horas después de levantar el teléfono cuando se estaba por sancionar una declaración de emergencia por el dengue para ordenarle al senado que congelara la discusión. También debería ser juzgado, ¿A quién le está diciendo señor que eso debería discutirse sino a sus arrastrados empleados en el Congreso? Esto después de haberle dado lugar a sus jueces izquierdistas que reivindican el delito como si fuera la rebelión del proletariado que jamás ocurrió ni ocurrirá. El asesino del camionero de Valentín Alsina ha visto sus discursos delincuentistas, y ha seguido a sus recibidores de pauta oficial y protección en los medios nacionales sostener cualquier idiotez en materia lucha contra el delito, mostrándola ilegítima, con tal de estar al calor de la religión que más paga a sus fieles que es la izquierda idiota nacional y popular.

El menor tiene algún problema, eso es evidente. Y lo tienen todos los que viven del crimen. No me importa nada ¿De dónde sacaron que tiene que importarle a la población pacífica, que tiene sus propios problemas, lo que le pasa al que le apunta con un arma para robarle la billetera? Se le paga al estado demasiado para que los detenga por la fuerza, no para que se dedique a solucionarles la vida. En lugar de eso se ocupan de castigar al que dice gordo o petiso. Con esos mano dura; y a esos ni se les ocurre averiguar si tienen problemas.

Categories:

Tags:

13 Responses

  1. Impecable.
    El responsable directo de la inseguridad Anibal F. calificó de “salame” al que les robó en las narices. Me pregunto qué calificación se pondrá a sí mismo.
    Hoy Alfredo Casero escribió un artículo atinadísimo en La Razón, diciendo qué seguridad puede dar un gobierno si aparecen mosquitos y tenemos bajas.
    La gente estará registrando que la pandilla gobernante son absolutamente responsables de todo lo que pasa??

  2. Me acuerdo cuando Lilita dijo: “Kanibal Fernandez no puede resolver la delincuencia porque forma parte de ella”.
    Ud no se acordaran, pero Anibal estuvo profugo de la justicia por unos 3 millone’ de dolare’ (soy santafecino) cuando era intendente de Quilmes. Se fue hasta Japon por las dudas para que no lo agarren al vago con su hijo Facundito, que ahora anda en cabarulo en cabarulo por Solano. Y este tipo es responsable de nuestra seguridad? Tamos mal…
    Tambien es otra forma de desviar la atencion y asi nuestro gobierno seguir con la fiesta!
    Les recuerdo que Anibal maneja toda la merca, la quiniela y la prostitucion del sur del conurbano. Por favor que alguien me contradiga si miento. Saludos

  3. Usted es un perejil de navío japonés cazando ballenas en nuestro territorio, está muy mal informado, le pido que se informe antes de usar mi nombre en vano, señor. No le permito que usted, que sufre una ceguera muy grande, mancille mi reputación. Está perdido como caballo arriba del tejado, dejémonos de tonterías. El gobierno ha hecho mucho en materia de seguridad pero esto los medios no lo dicen, la culpa es de los medios y de papanatas como usted que creen las tonterías que dicen los medios, ensalzando una vez más esta sensación de inseguridad. Infórmese antes de hablar o lo resolvemos en las urnas para continuar este modelo de acumulación de matriz diversificada.

  4. Coincido con todo lo que escribiste y debo felicitarte por señalar a los responsables.

    Esperemos que la gente no sufra amnesia y que recuerden hace 6 años que nos están gobernando las mismas personas, y es muchísimo tiempo.

    Al carajo con los problemas de los delincuentes, no se puede prevenir lo que ya está hecho, sino lo que no está hecho todavía y acá falta mucho porque parece que no hay solución para esto; y si la hay, alguien grita “fascista”. Veremos si estos zurdos llamarían “víctimas” a sus potenciales asesinos.

  5. Espero que José me permita una disgresión.
    Toda esta confusión que estamos viviendo, mezclando pobreza con delincuencia, el “esfumado” de la responsabilidad, etc. no es por generación espontanea.
    Yo recuerdo que por los años 65/70, cuando nacieron mis hijas había una Sra Eva Giberti que daba clases por TV de psicopedagogía o algo similar, repitiendo que a los chicos no había que ponerle límites; coincidente con una moda de pensamiento en que la responsabilidad siempre era “de la sociedad” Con los amigos que teniamos hijos de la misma edad, sosteniamos que eso era una huevada y que si no enseñabamos nosotros a nuestros hijos, la vida en la calle lo enseñaba con más dureza. Bien, pasados más de 40 años, nuestros hijos e hijas son profesionales, triunfan en el mundo, mientras que un hijo de la Sra profesora fué el soldado que entregó a la guerrilla un destacamento de sanidad del ejército en Cap. Fed.
    Todo esto para decir que desde entonces se deformó la educación, y se diluyó la responsabilidad de los padres y ese relativismo que hay sobre los malos comportamientos, que devienen en delincuencia.
    Yo nací en un hogar pobre, en un barrio pobre pero no había delincuencia. Nuestros padres, pobres, sabian educarnos con buenos valores. No eran permisivos, nos castigaban, nos enseñaban con el ejemplo y nos exigian RESPONSABILIDAD.
    Hoy compruebo que mis nietos y sus amigos son criados como lo fuimos nosotros. No todo está perdido.

  6. Aparte de que el gobierno no sabe resolver el problema de la inseguridad, tampoco quiere resolverlo porque su existencia es funcional al planteo de que el capitalismo crea un orden social injusto, lo que habilita la intervencion “reparadora” gubernamental y mantiene vivo el conflicto de clases.

  7. Linda pregunta para hacerle al “piola” de Anibal Fernandez, qué calificativo recibe el que es robado, cuando el que lo roba es un salame ?. Como decía Biondi, este tipo está loco, se hace el loco o qué le pasa ?.

  8. La existencia del delito explicada por el gobierno en términos de tensión social por las fuertes desigualdades,

    permite a su vez la sutil inoculación de la culpa en los mas prósperos para desarmar su resistencia a la expoliación por vía de impuestos destinados a la compra de votos para sostén del poder.

  9. Toda esta construcción teórica gubernamental que intenta explicar el auge del delito deberia verificarse con su inexistencia en los regímenes socialistas.

    Sin embargo los índices delictivos reales en tales países superan a los del capitalismo aunque son cuidadosamente ocultados, como sí tambien la severidad con que se lo castiga al delincuente.

  10. Quiero que la condena de estos insensatos sea caminar todas las noches, solos, por el 2do. cordón del Conurbano Bonaerense. Luego, si logran volver al Kalafate que se queden con todo lo que “tienen”.

  11. Querer solucionar el llamado problema de la inseguridad por la vìa de los discursos es lo mismo que pretender tomar la sopa con un tenedor.

    ¿Por què se mezclan temas que -si bien tienen algùn punto de conexiòn- podrìan perfectamente tratarse de modo separado?

    ¿Por què encerrarnos en la discusiòn de si el menor de 14 años que fusilò a un hombre en Valentìn Alsina, deben ser considerado ininputable o no mientras a nadie se le ocurre investigar quièn le diò la pistola 360 (que no se compra en un kiosco de la esquina) ni quièn o quienes le encargaron el robo del vehìculo, ya que nadie puede pensar que ese menor iba a desarmarlo y comercializarlo per se?

    ¿Por què no se habla de esto? Ningùn periodista, analista, entendido o desentendido en el tema seguridad (o inseguridad) ha reflexionado un segundo acerca de esta cuestiòn que nada tiene que ver con la condiciòn de imputabilidad del menor.

    A mi, no me interesa en absoluto, que al menor o mayor que me asesine, lo condenen a muerte, a cadena perpetua o a escuchar los discursos de la presidenta durante toda su vida. Lo que me importa es que no me asesinen. Eso es lo que la gente reclama. Preveciòn…que se eviten los crìmenes y no que se discuta sobre ellos una vez cometidos.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: