El multimillonario jefe de la CGT quiere recurrir a la medida infantil de prohibir lo que ahora llama “despidos” y antes “vacaciones” junto con su amigo ultrakirchnerista (antes ultra todo) Cornide.

En todo el espectro político ¿que porcentaje calculan ustedes que se dan cuenta de que esto va a perjudicar mucho más a los “trabajadore”? ¿Cuántos pensarán que es la peor medida de emergencia que se puede tomar? Yo diría que la cifra debe estar cerca del cero, y eso explica en que clase de país hostil para la gente que trabaja o intenta hacerlo nos hemos convertido.

El mercado está ajustando precios para defenderse del engaño keynesiano. Eso que ellos mismos llaman “ilusión monetaria” y que efectivamente es una ilusión. Todo se corrige con gran dolor porque parece que la fiesta, de la que la izquierda latinoamericana ha sido gran beneficiaria, carecía de respaldo. Algo de lo que se fueron dando cuenta de a poco todos cuando fueron al mercado con sus créditos a buscar los precios que sus negocios daban por supuestos y que habían sido alterados por la gran cantidad de dinero disponible propio de la “ilusión”. Todo empezó a hacer “plop”.

Los precios laborales, producto de nuestras “clases dirigentes” que se educan en economía con dogmas religiosos y consignas que los identifican como gente buena, en lugar de observar la realidad para hacer algo al respecto, acumularon años de legislación para hacer rígidos los precios laborales. Contratar a una nueva persona equivale a un matrimonio y mientras el negocio fluctúa por mejores y peores épocas el empresario sabe que los salarios que puede ofrecer no pueden fluctuar, sino sólo subir. Eso es algo que saben cuando las cosas andan bien y detienen sus decisiones de contratar personal porque es un enorme problema con la ley cuando el negocio no anda tan bien. No es un problema con el personal, lo que se demuestra con el trabajo en negro, que es gente que pacta cosas si y sólo si nos olvidamos todos de los deseos del estado de meter la cuchara.

Cuando las cosas se complican los precios laborales podrían adaptarse a las nuevas situaciones, siempre que las partes lo aceptaran, de otra manera se produciría una libre ruptura. Pero así como el empresario acepta vender sus productos por un precio menor de ser necesario, sus empleados podrían hacer el mismo cálculo y resignar parte de sus ingresos hasta que mejoren las condiciones. A su vez ellos serían parte del proceso de reacomodamiento general cambiando sus hábitos de consumo.

A eso le sumamos algo que se llama falsamente “indemnización” por despido. Es falso porque indemnizar quiere decir reparar un daño colocando a la persona en la situación anterior al hecho. Y en la situación anterior al hecho el individuo cobraba una mensualidad a cambio de dar una prestación. Como ya no se le paga tampoco se le exige la prestación. Si no hay una no hay la otra. Pero claro, quién de nuestros buenos querría admitir una realidad así. No se puede ser bueno sin una buena cuota de engaño.

Buenos o malos los empresarios saben aún cuando la cosa anda bien, lo difícil que es dar por terminada una relación laboral una vez que se inicia. Y que cuanto más dura la cosa es peor. Hacen sus cuentas y todo se vuelve mediocre para estar preparados para una eventual situación de divorcio. Antes de contratar a alguien lo estudian, le hacen un test preguntándole idioteces y los gerentes de personal recurren a consultoras para quitarse la responsabilidad frente a sus jefes si un día llegan a la conclusión de que la cosa no camina. Los que tienen menos medallas acumuladas, aunque sirvan más y se preocupen poco por el autobombo, están en las peores condiciones, porque el sistema obliga a tomar recaudos excesivos al inicio en lugar de observar los resultados en la relación. Todo se va convirtiendo en la gran farsa de la demostración con palabras de lo que no se sostiene en hechos.

Y esto es en las buenas épocas. En las malas no entra nadie, porque además se sabe que tenemos muchos sindicalistas peronistas y gobiernos ansiosos por demostrar lo “buenos” que son para poder seguir afanando en simultáneo. Entonces quieren triplicar las dificultades del empresario que debe reacomodar precios y se deben imaginar otras salidas. El despido es la que le queda, pero si le cobran una enorme cifra por eso se descapitaliza y las posibilidades de subsistir dentro de la empresa están relacionadas nada más que con cuanto cuesta soltarle la mano a alguien. La gente que está sin trabajo ni puede soñar con volver a tenerlo a ningún precio. La gente que está dentro tal vez vea igual licuado su ingreso en medio de un proceso inflacionario o de alguna devaluación para empobrecer a todos por igual. Eso en el mejor de los casos, porque en el peor el barco se hunde mientras todos permanecen en sus puestos.

Categories:

Tags:

30 Responses

  1. Abri el diario y encontrè la insòlita noticia de la amenaza del diputado Hèctor Recalde a la Corte: si saca otro fallo que nos “perjudique” iniciaremos juicio polìtico,

    Es de esperar que sus pares censuren esta amenaza e incluso que algùn fiscal -a pesar de los fueros de Recalde- examine hasta donde sus dichos no constituyen un delito.

    Con respecto a la otra ofensiva de la CGT para que el gobierno triplique la indemnizaciòn por despidos, la consecuencia inevitable serà -desde hoy mismo- que ninguna empresa tomarà un solo empleado màs y que, en el futuro -cuando màs o menos se componga el mercado- se incrementarà el trabajo “en negro”.

    Finalmente, es interesante la teorìa de Jorge Asìs acerca del fallo de la Corte: conjetura que es un golpe que el mismo K le asestò a Moyano & Cia para debilitar uno de los frentes màs complicados que puede tener el gobierno durante la crisis. Hila muy fino, pero ¿no tendrà algo de verdad?

    • @ricardo, ¿y qué importa si se incrementa en trabajo en negro? ¿acaso no es el trabajo en negro la realización más pura de esa “libertad contractual” entre empresarios y obreros que defiende el liberalismo clásico? ¿acaso hay mejor sistema que aquel en el que dos individuos pactan un precio por un bien de común acuerdo y sin interferencias ni distorsiones estatales? ¿para que queremos el empleo en “blanco”? ¿para engordar las cajas sindicales, para aumentar artificialmente los salarios, para que el Estado tutele los intereses privados? Nah, abajo el trabajo en blanco!

      • @mariano, mi referencia al trabajo en negro està entre comillas y lo escribì de tal modo porque ese es el cuco con que la CGT siempre asusta a los trabajadores.

        Por otra lado no creo que sea demasiado beneficioso que un trabajador no pueda establecer legalmente su relaciòn con quien lo emplea. Una cosa es que empleado y empleador se pongan de acuerdo en las respectivas prestaciones sin intervenciòn del estado y otra, muy distinta, que no exista modo de establecer el vìnculo legal que los une.

  2. Otro artículo para la antología del blog.

    Entre la Corte y los empresarios (antes cortesanos del poder) el compañero Moyano siente que le están serruchando las patas del kiosco.

  3. El sindicalismo Argentino, “Columna vertebral del Movimiento” siempre tuvo visión de futuro y capacidad de adaptación al progreso tecnológico.

    Cuando llegaron las primeras locomotoras diesel a la Argentina que necesitaban sólo del conductor para operarlas,

    obligaron al ferrocarril a mantener durante varios años el puesto de “fogonero”,

    necesario en las antiguas locomotoras de vapor “Para defender la fuente de trabajo”.

    El tripulante adicional pasó a ser entonces el “cebador de mate” del conductor.

    • @Pablito, es típico de toda ‘faccio’ esa clase de maniobras; lei hace tiempo que en la construcción de los subtes (creo) de New York (o de ese sistema de cañerías que tienen abajo que siempre sale humito como en las películas) como traían los caños de otro estado, que ya venían roscados, hicieron mantener un grupo de inútiles a cortar las roscas y volver a roscar el resto. O los problemas que le hacían a Gustav Swift por haber inventado el vagón refrigerador que permitía “importar” carne de otro estado.
      Mentalidad fascista.

  4. Ahora van a empezar a despedir gente…por las dudas y no van a tomar a nadie …por las dudas.
    La verdad estos tipos ni a propósito hacen tan mal las cosas.
    Qué bestias estos ñatos..!!!

  5. Dicen que tres palabras hicieron grande a USA.

    “Esta usted despedido”

    La extraordinaria movilidad laboral de USA asegura que el factor mano de obra busque permanentemente la optimización de su asignacion tanto para empleados como para empleadores.

    En cambio en nuestro país, los parásitos del género humano que supimos conseguir,

    ni siquiera tienen la inteligencia de los del reino animal o vegetal que nunca matan al organismo del que se nutren.

  6. Los rumores de la “triple indemnizacion” no haran mas que incentivar a los empleadores a despedir cuanto antes a todo el personal que puedan, lo que alarmara al gobierno y justificara la implementacion de tan absurda medida.
    Continuando con lo que dice pablito, una vez fui a una charla que dio pergolini en mi facultad y se quejaba que si filman una nota en la calle de dia, por convenio, tienen que llevar iluminista y tiracables (aun con camaras inalambricas). Queda para otro momento la reflexion de su discurso progre.

  7. Sin embargo no debemos ser injustos con el sindicalismo Argentino y reconocer el coraje y heroísmo de su lucha que lleva mas de 60 años:

    “Combatiendo al capital”

    (Como reza la “marchita”)

    Lucha que gracias a su tenacidad parece estar dando frutos.

    • @Pablito, eso siendo el gordo Moyano “nuevo terrateniente” con miles de hectàreas compradas con el sudor de sus esclavos.

      Un piojo resucitado, macaco ignorante, tìpico mafioso argento.

      La mafia argentina, corporativismo sindical peronista, no serà aniquilada asì nomàs.
      Necesitamos algo màs que un dictamen de la CS, como los tanos hace 20 años combatiendo a los Don Corleone, que le valiò la vida a varios jueces.

      Si acà un par tuviesen los cojones de aquellos, otro serìa el asunto.

      La pregunta del millòn es, si no acatan la resoluciòn de la CS, alguien se lo impedirà.
      O acaso, reconociendo el excelente hecho emanado del supremo organismo, alguien cree que es tan fàcil desarmar la estructura de èstos gordos?
      El aprete es su constante y què fuerza los enfrentarà?
      A macri le vetaron la fuerza policial cuando la necesitò y que?
      Si la ley es sòlo papel, serà una fantasìa màs, en èste Reino del Revès.

    • @Juanjo, Lamento informarte que el fallo de la corte es sobre esta fundado en un convenio internacional con la OIT, esto le da carácter constitucional, así que el gobierno tendrá que respetarlo o sera uno de los tantos cargos por violación a las instituciones que tendría que hacer frente ante un juicio político, ya que la instigación a la violación a la ley se llama apología.

      Saludos cordiales

      • @skynet, no lo lamentes, al contrario, es una buena noticia.
        De cualquier manera, habrà que ver en la realidad lo que pase, sigo escèptico en los resultados reales.

  8. Como un total creyente de las leyes del mercado que soy, una vez escuché un comentario dicho por monseñor Justo Laguna, que me impresionó y gravó en mi memoria por mucho tiempo, y pude darme cuenta de que el clero y la gente ven a la economía y los negocios como algo de gente indecente, y demuestran claramente que tienen una idea muy religiosa y puritana de la economía y ven como inmoralidades cosas que no tienen nada de inmoral, sin que es sentido común puro.

    Dijo Laguna que el salario no es una mercancía, es algo que dignifica al hombre y lo acerca a Dios, y el gobierno debe procurar que el salario sea “digno”. Pero pese al disgusto que le puede provocar a Laguna, el salario está sujeto a las leyes de la oferta y demanda como todos los demás bienes y servicios. El salario no es una dignificación sino un pago, es el pago de un precio por un servicio recibido. Nada más y nada menos. Claro que es digno el hombre que se lo gana trabajando, pero el salario no tiene nada que ver con las cosas del cielo. Es una transacción puramente terrenal. No hay salarios dignos o indignos, no hay forma de definir cuando el salario es digno y cuando no lo es. El precio del salario debe ser una libre transacción entre el empleado y el empleador, sin intermediación alguna, y en donde ambos se beneficien de ese transa.

    Si hay formas indignas de aprovecharse de otro, pero esa es una cuestión aparte, eso es un crimen, pertenece al campo del Derecho y de la Ética, pero mi opinión es que un salario es justo cuando recibe exactamente lo mismo que el trabajador aporta a la empresa, y la empresa o empleador recibe del trabajador exactamente la misma cantidad por lo que paga. Cualquier diferencia en más o menos lo hace injusto y tal vez indigno. La única forma de determinar el precio de los bienes y servicios es por la negociación libre, sin intromisiones, ni amenazas, ni triquiñuelas, ni extorsiones.

    No hay nada que hacer. Para determinar qué es un “salario digno” debe definirse exactamente que es eso. Luego se debe reflexionar que pasará cuando alguien recibe un pago, sin dar nada a cambio, mientras otro se perjudica, pagando por un infortunio que no puede evitar.

    Poner limitaciones o prohibiciones a los despidos es poner a las empresas en dificultados en una situación mucho peor y poner una barrera no a los despidos sino a la inversión y creación de nuevos puestos de trabajo. Nadie querrá contratar empleados si ve que cae en una trampa donde no se puede salir. Nadie invertirá capital en una industria, si quien maneja el negocio es un sindicato o el gobierno y el capitalista es un espectador que no tiene poder de decisión, donde de un día para otro se pueden esfumar todas las ganancias obtenidas durante años. Los límites y prohibiciones deben ser para los funcionarios, no para los ciudadanos que trabajan y producen honestamente.

    El fallo de la Corte Suprema es quizá lo más sensato que he visto en mi vida salir de una institución pública. Me gratifica saber además que proviene de una corte de jueces de quienes no esperaba nada. El fallo no hace más que restaurar la Constitución Nacional, sino la naturaleza de las cosas. El fallo ha dicho en su espíritu, que el hombre es libre de elegir. Que no hay representación sin mandato previo. Que nadie puede decidir por otro, sin consentimiento y aceptar lo que otros deciden sin opción alguna. Ha dicho que si algo no le conviene o satisface al individuo puede elegir otra cosa para remediar el problema. Los gángsteres de la CGT, del MTA no han entendido esto. No se han dado cuenta de que son prescindibles y que millones de trabajadores no quieren saber nada con ellos. No se si este fallo le viene bien o mal a Kirchner, lo importante es que le viene bien al hombre común y al trabajador que es usado y explotado por esta caterva de malandras que son los jefes sindicales. Y por fin, una vez, la Corte ha cumplido su cometido: defender la Constitución Nacional, y resguardar derechos de los ciudadanos de los malhechores.

  9. Ese tumor que tiene el Estado de Derecho argentino, el abogado Hector Recalde, ha dicho también que esto se puede arreglar políticamente por el gobierno o por el Congreso. Me da la impresión que Recalde, Moyano y Cia,toman a los fallos judiciales como meras opiniones y no como normas que forman parte del Derecho. Un fallo judicial en un caso determinado es la fuente para la toma de decisiones judiciales en casos futuros similares a este. Un fallo constituye un precedente para los casos futuros. El Congreso no puede anular fallos, sino legislar para adecuar los códigos a estos fallos y no al revés.

  10. ¿qué quiere decir despido sin causa justificada? Si un empleador quiere echar a un empleado, ¿no eso una causa suficiente?

  11. Esta guerra eterna entre gente que profesa la religiòn del dios estado y los individuos libres, libra otra batalla.
    Serà algo con lo que se viene genèticamente, el necesitar que alguien o grupos de otros seres humanos les indiquen, limiten, regulen las vidas y bienes.
    Esto ùltimo, junto con los HDP dictatoriales, que creen ser reperentantes y/ò interpretes de algun saber superios, iluminados, de còmo regular las sociedades para beneficio de los individuos.
    Desde Laguna (post Roark arriba) que con su pelotudo juicio moral solapadamente dictatorial sobre las decisiones de cada persona sobre cuantos bienes materiales se le recanta el culo obtener, hasta el capo mafia Moyano, abrevan de la endèmica ignorancia de tantos cerebros lavados que decidieron la esclavitud.
    Ambos, los que llevan a la manada y la manada, que siempre cree ver en autoridades, nò a un grupo de gente que està al servicio de quienes les dieron poder y que deben cumplir bajo pena legal, ese mandato a rajatabla defendiendolos sino a seres superiores son la mochila de plomo, el lastre eterno de la evoluciòn del saber humano.
    La lucha eterna entre los Stalin, Fidel ò Peròn ò los “gordos” por sòlo nombrar, son hijos de esa misma matriz.
    La matriz enemiga de la libertad.
    Se es liberal porque no puede ser otra la concepciòn natural humana. Todas las demàs elucubraciones son espurias, contranatura.
    La indignaciòn de èstos turros por el dictamen de la Corte Suprema, es el choque entre esas dos concepciones.
    La lucha de nuestra sociedad es muy difìcil, hace màs de medio siglo que se perdiò el conocimiento.
    Y eso no es poco.
    Hay que reeducar en la libertad luego de toda èsta mentira estatista, adoradora del becerro de oro, de esclavitud por elecciòn.
    Seguramente habrà que llegar a ver el desastre (màs aùn) hasta su màxima expresiòn, para que tanta cabeza hueca se pregunte algo.
    La misma lucha que tuvo un Ron Paul, anticipando el colapso econòmico y las mentes que se negaban a reconocer esa intervenciòn del poder hasta èste desastre econòmico, es el mismo tipo de guerra que acà libramos, no sòlo contra quienes hacen absoluto abuso del poder saqueando y eliminando derechos, sino una lucha librada (lo que es peor) contra tantas mentes ignorantes de la verdadera causa de todos los males.
    EL EXCESO DE PODER DEL ESTADO.

  12. este sitio es maravilloso!
    es como una máquina del tiempo, como estar leyendo las “novedades” filosóficas que se publicaban en el siglo XVIII. En serio, sin ironías, yo creía que los liberales como ustedes existían sólo en las novelas de Dickens o Victor Hugo. Es impactante comprobar que tienen existencia real.
    De paso, unas propuestas para acabar con la tiranía y la intervención maligna del Estado en la libertad humana:
    1- Legalizar el trabajo infantil. ¿Por qué el Leviatán habría de interferir en contratos libremente pactados entre empresarios y… niños?
    2- Abolición de la jornada de 8 horas de trabajo. ¿por qué ese límite arbitrario? ¿por que no podemos pactar trabajar 16 o 18 horas diarias?
    3- Eliminación de todo impuesto a la renta. Como decía el sabio Locke, ¿por que me quitan el fruto de mi laboriosidad?

    Ah, los liberales, esos anarquistas de la burguesía.

    • @mariano, tu comentario es absurdo, te quedas en una novela y no podes var mas alla.
      Deberías brindar algun argumento. Sos de los idiotas utiles que denuncian la revolucion industrial porque los niños trabajaban, sin tener la menor capacidad de comprender que era eso o morian. Para tu informacion, antes del capitalismo la mortalidad infantil era del 80%. A partir de la revolucion industrial, la poblacion britanica entre 1760 y 1830 se duplico. Gracias a que por primera vez, con al surgimiento del capitalismo, la gente podia progresar y mejorar su nivel de vida. A principios del siglo xx, la poblacion humana era de unos 1000 millones, un siglo despues, es de 6500 millones. Sin embargo la gente tiene cada vez menos hijos (en 1900 se consideraba numerosa una familia a partir del 7mo hijo). O sea, la poblacion mundial aumento enormemente no por tener mas hijos, sino porque gracias al sistema capitalista la gente dejo de morirse como moscas. Tu querido marx ya lo decia en el manifiesto: en una generacion, el capitalismo genero mas riqueza que toda la creada en la historia precedente de la humanidad. Y si no creas riqueza, no tenes comida, ni casas, ni hospitales, ni escuelas, ni infraestructura y un largo etc. ¿nunca te llamo la atención que casi todos los grandes inventos que han mejorado notablemente nuestra vida se hayan inventado hace poco tiempo? La civilizacion tiene 10,000 años de antiguedad y solo pudo salir de la pobreza en los ultimos dos siglos. Deberian investigar un poco que paso para que un idiota util como vos tenga una vida mas comoda que cualquier rico de antaño

  13. @mariano, que buenas propuestas. De paso te cuento que casi todo el mundo en la Argentina trabaja más de 8 horas, que también existe el trabajo infantil (y la explotación infantil como podés ver más abajo en el video de “La Cámpora”). En cuanto a la ironía tan ocurrente respecto a haber conocido liberales en las novelas de Dickens, te sugiero recurrir a fuentes menos emocionales y más documentadas, en las que te vas a enterar que el mundo maligno que describe fue aquel en el que se enteró de que existían los pobres con anterioridad a la revolución industrial, el problema fue que esta última los llevó a las ciudades (dónde los tenían que ver tipos como él) y dónde en lugar de morirse subsistían. uego lograron incoporarse al mercado y mejorar su situación hasta un punto que no habían conocido antes. La historia de las aspiraciones de los pobres empieza con la revolución industrial, pero de eso no te vas a enterar en ninguna novela de ese tipo. Despúes vinieron los modernos, como en tu caso, con sus leyes laborales, a someterlos de nuevo a la miseria y a enriquecer sindicalistas, de los que se describen en las novelas, pero de Mario Pusso.

  14. @mariano, el trabajo en negro es una solución, pero al problema del trabajo “en blanco” lleno de impuestos, no es algo bueno “per se”, así como las ambulancias son muy buenas cuando hay accidentes pero nadie sueña con subirse a una.

  15. Es el progreso del capitalismo de los últimos 3 siglos el que le cambio la vida a la gente a tal punto que en vez de laburar de sol a sol por la comida,

    hoy disfrutan de un bienestar antes ni soñado y muchas horas de ocio que algunos dedican a leer boludeces como “las venas abiertas de America Latina” y venir a hacer planteos socarrones a este blog.

  16. Si hay un efecto no deseado nefasto entre los múltiples beneficios del capitalismo,

    es el aumento de la productividad de la mano de obra que liberó de muchas horas de trabajo forzado a las personas,

    y que algunas mal emplearon dedicándolas a pergeñar ideologías obtusas que pretendieron imponer por la fuerza como experimentos sociales contra natura,

    que terminaron costando la vida a millones de seres.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: