Como dice Darío Gallo en una columna de hoy, los artistas K que facturan "honorarios" cuantiosos, se han puesto bajo el ala del peor estratega con Pepe Albistur a la cabeza para tratar de salir del brete en que se colocaron al ser propagandistas del gobierno más corrupto, sucio y mentiroso de la historia.

Después de que publicara las copias de las facturas en el blog y que Perfil las levantara se llamaron a silencio y se escondieron de los lugares que suelen frecuentar. Tardaron cuatro días en responder con una estrategia armada en la Secretaría de Medios que se resume en dar un nuevo significado a las palabras: Donde dice honorarios, quisimos decir otra cosa, dicen los cantantes jugando al victimización. Digamos que un "error material". Lo raro es que los cuatro cometieran el mismo error material. Seguido de eso operaciones de prensa de cuarta categoría, como para aumentar su responsabilidad y quedar más pegados aún.

Pero la queja de los artistas puede tener otro origen. ¿Y si realmente ellos no se quedaron con todo lo que facturaron como honorarios?

Son los problemas de hacer negocios con el lobo feroz y encima ir a refugiarse en su guarida cuando aparecen los problemas.

Categories:

Tags:

14 Responses

  1. Contando con la benevolencia del propietario del blog por las palabras que usaré, ¡qué bien les ha metido el palo en el culo a estos hipócritas ladrones representantes de la “cultura nacional”. Les está doliendo tan fuerte que lo recordarán por el resto de sus miserables vidas.

  2. Jose: Yo daba por supuesto que ninguno de los 4 embolsò la suma por la cual firmò. Eso me hace recordar al intendente Grosso que contratò a Pavarotti para que cantara en la avda.9 de julio por la suma 850.000 dòlares. ¿Remember? Despuès, cuando la oposiciòn armò barullo en la legislatura, supimos que de esa fortuna pellizcaban dos o tres intermediarios que inventaron para explicar lo inexplicable. La causa judicial creo que prescribiò o estarà aletargada en algùn rincòn de los tribunales.

  3. Quienes se indignaron con Zaragoza, esperen que falta lo mejor

    Zaragoza va a ser apenas un aperitivo “para ir picando”.

    Se viene el fe$tín de la Tara$ca Gro$$a del Bicentenario.(Si es que llegan)

    Recitales, fe$tivales expo$iciones,

    Todo para el “Campo Nacional y Popular”.

    Ya destinaron un edificio en Río Bamba al 900 para la “Organización”.

  4. ¿Y la retención de ganancias por cuanto se la hicieron?
    Parece no haber existido tal cosa puesto que la suma es redonda.
    Todo muy irregular.

  5. Y si asi fuera, tambiene s un enchastre. Honorarios pasan como gastos, otros conceptos no, por ahie s un entongue por ese lado. En todo caso poner una descripcion distinta d ela real en una factura de ese tamaño es un tema

  6. Esta ordalía del afano kirchnerista y de los vivillos asociados debe entenderse como el aprovechamiento de una oportunidad única que no se repetirá.

    Nunca hubieran llegado al poder si no hubiera sido por el benemérito Duhalde.

  7. El gobierno tiene la maravillosa oportunidad de hacer un descargo para comprobar (y convencernos) que el costo de nuestra representación artística en Zaragoza fue acotado, como lo exigen las circunstancias de un país que necesita echar mano al ahorro jubilatorio de los adheridos a las AFJP. Simplemente debería brindar acceso a la información (que debe ser pública para todos) y esclarecer puntillosamente si fueron estos cuatro artistas o hubo más, quiénes fueron los músicos, qué costos tuvieron los fletes, dónde se hospedaron cada uno, qué incluye los váticos, si viajaron en clase común o ejecutiva, cuánto tiempo estuvieron y, sobre todo, cuál fue el criterio de selección de nuestros embajadores telúricos. Nada de eso se sabe (o al menos no vi ninguna publicación masiva), de modo que cabe preguntarse en qué, cuánto y por qué se gasta (si se aclara bien, con justas razones, se podrá decir “invierten”)cuando la hambruna viene merodeando desde hace rato. “Cuentas claras, chocolate espeso” decía mi abuela.

  8. Que salga la gorda Sosa a decir que se fue a España en First Class por un costo de 10.000 dólares que podrían haber sido usados para alimentar a los niños hambrientos de Tucumán. Otro capítulo más de la izquierda hipócrita. Todavía me dura la risa de saber que Casullo (de carta abierta) murió internado en un Sanatorio Privado (Otamendi y Miroli) y no en un hospital público nacional y popular. La gorda debe tener el plan 410 de OSDE.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: