Hoy por ley se conmemora el 24 de marzo de 1976. Se ha criticado mucho al gobierno por promover esto ¿Qué es lo que hay que festejar? Sobre todo ¿qué es lo que ellos tienen que festejar?

Se la han pasado todos estos años derribando las tesis alfonsinistas que encapsulaban la responsabilidad por la represión ilegal restringiéndola por vía de decreto a las primeras juntas militares para después, el gobierno más pro montonero de todos, venir a convalidar la falsa fecha de inicio de la represión ilegal en ese día. Amplían la investigación de sus jueces adictos, que a diferencia de gobiernos anteriores ahora lo son casi todos, a los promotores de la Triple A, lo que implica relativizar esa fecha con razón, pero igual se quedan con su feriado ridículo.

Feriado supone fiesta ¿qué se festeja hoy? Si quisieran hacer hincapié en los derechos humanos, podrían haber establecido como feriado el 10 de diciembre. Pero eligieron hoy.

En realidad festejan porque a muchos de ellos, entre buchones y colados, nada les ha dado tanto de comer como el 24 de marzo de 1976. Todos esos que señalaron a sus compañeros de andadas para que los militares pudieran aprenderlos, que no son pocos, y ahora tratan de lavar sus culpas o los que se inventaron un pasado montonero trucho para obtener los beneficios de la venganza eterna en dinero y poder. Este gobierno que esconde todos sus chanchullos bajo la alfombra de esa fecha con tanto éxito a pesar de que se trata de un tema en el que no tienen nada que ver, le debe al 24 de marzo de 1976 todo.

Entonces no preguntemos más qué se festeja. Nadie tiene tanto para festejar hoy como el kirchnerato. Casi que la señora debería terminar el día volviendo a colgar el cuadro de Videla que descolgó Bendini.

Para terminar de convertir a la Argentina en una tragicomedia el “festejo” estará acompañado de imágenes del dictador Hugo Chavez, del genocida (definición técnica) Fidel Castro, y del otro genocida, el sanguinario Ché Guevara, consignas apoyando a otros grupos terroristas como las FARC. Los más radicalizados serán los que nunca han mostrado un ápice de arrepentimiento por bañar de sangre a la Argentina con su terrorismo para instalar un régimen opresor de todas las libertades. Esos le enseñan a todos los demás derechos humanos.

Todo el resto de nosotros también deberíamos festejar. Porque si entre los que tomaron el poder el 24 de marzo del 76, sus antecesores y éstos de ahora, la conducta inmoral y acomodaticia del argentino medio que ha estado con todos ellos, todavía seguimos existiendo como país, es todo un milagro.

Categories:

14 Responses

  1. Festejan la caída de Isabel ?
    Festejan al Nuevo Orden Militar ?
    Inconcientemente festejan al Totalitarismo,del cual están haciendo uso ahora.Total derecha e izquierda las dos la misma m…da

  2. José:
    No podía ser de otra manera, LE ERRARON, poco me importa cual fué su intención.
    Yo, como un civil jubilado de 70 pirulos, liberal Alberdiano, me di el lujo de destapar un vino bueno y brindar por los que nos liberaron en los 70 de los nefastos terroristas de ismierda que nos dominan hoy, y aunque no quiero nunca más un gobierno militar espero que la gente de campo haya iniciado la rebelión que permita que lleguemos a ser (aunque yo no lo vea) la República que muchos soñamos, para nuestros hijos y nietos

  3. QUerido Jose: No tiene que ver con el post, pero aqui dice bien clarito lo que NO ESTA PERMITIDO segun nuestra Cosntitucion y estos energumenos pretenden a costa del pueblo, seguir robando para sus patrones, segun el plan

    Retenciones, hiperpresidencialismo y violaciones constitucionales
    El principio esencial en las democracias constitucionales que dice que no hay tributo sin ley viene siendo desconocido en nuestro país por distintos medios: el dictado de decretos de necesidad y urgencia o de decretos delegados, basados, a su vez, en inconstitucionales delegaciones efectuadas por el Congreso.

    Antonio María Hernández
    Profesor. Presidente honorario de la Asociación Argentina de Derecho Constitucional. Ex convencional constituyente de la Nación

    El país se encuentra conmovido por el aumento de las retenciones a las exportaciones dispuesto por el Gobierno, que ha originado una fuerte reacción de los productores y entidades del campo.

    Sobre tan importante cuestión, estimamos necesario realizar las siguientes consideraciones desde un enfoque jurídico e institucional.

    En ese sentido, sostenemos que la medida es inconstitucional por las siguientes razones:

    1. Se instrumentó por medio de una simple resolución del 13 de marzo pasado del Ministro de Economía de la Nación, en lugar de una ley sancionada por el Congreso, como lo requiere la Constitución en los artículos 1, 4, 17, 75 y concordantes.

    Se ha violado un principio esencial en las democracias constitucionales, que dice que no hay tributo sin ley, que hunde sus raíces hasta la Carta Magna inglesa de 1215 y que ha sido establecido en las respectivas Leyes Supremas. El principio prescribe que siempre es indispensable una deliberación democrática de los representantes del pueblo, para establecer los tributos, mediante una ley, ya que también se sabe que el poder de imponer envuelve el poder de destruir. Y, por eso, el principio de legalidad en la tributación ha sido consagrado en las normas constitucionales de los estados democráticos.

    Este principio básico viene siendo desconocido en nuestro país por distintos medios: el dictado de decretos de necesidad y urgencia o de decretos delegados, basados a su vez, en inconstitucionales delegaciones efectuadas por el Congreso, que no puede delegar en manera alguna este tipo de competencias que son consustanciales a su rol institucional y a la división de los poderes.

    Vale la pena recordar que nuestra Constitución prohíbe expresamente –artículo 99 inciso 3– el dictado de decretos de necesidad y urgencia en materia tributaria, y lo propio ocurre para los decretos delegados, en una elemental interpretación sistemática y orgánica.

    Por otra parte, la legislación de emergencia no debe estar por encima de la Ley Suprema, como principio básico de teoría constitucional.

    Por si esto fuera poco, la degradación institucional es tal que, en base a los decretos antes mencionados, se dictan simples resoluciones por parte de los ministros, secretarios de estado, autoridades del Banco Central, etcétera, que en forma palmaria exhiben hasta dónde se ha avanzado por el Poder Ejecutivo y sus funcionarios por sobre las competencias legislativas del Congreso.

    Confiscatoriedad
    2. Este aumento de las retenciones a las exportaciones, particularmente en el caso de la soja que se eleva a más del 44 por ciento, es además inconstitucional por violación del derecho de propiedad de los productores, por cuanto existe confiscatoriedad, conforme jurisprudencia pacífica de nuestra Corte Suprema de Justicia, que señala un límite del 33 por ciento.

    3. Esta resolución pone de relieve el desconocimiento del sistema republicano prescripto en los artículos uno y concordantes de la Constitución Nacional. La división y equilibrio de los poderes, como principio fundamental del sistema republicano, fue expuesto por pensadores de la jerarquía de Locke, Montesquieu y Madison, y luego adoptado en las Leyes Supremas de las democracias constitucionales. Desafortunadamente, en nuestro país y en otros de América latina, se ha afectado este equilibrio de los poderes por el fenómeno del hiperpresidencialismo, caracterizado por el avance del Poder Ejecutivo sin los debidos controles del Congreso ni del Poder Judicial y en particular, de la Corte Suprema de Justicia.

    Fue Carlos S. Nino quien estudió en profundidad esta deformación del sistema republicano y democrático argentino y, por nuestra parte, hemos señalado además, las lesiones producidas por las emergencias al orden constitucional así como las deficiencias de la cultura constitucional y de la legalidad que padecemos.

    4. También se ha producido una honda lesión a nuestra forma federal de Estado, consagrada en los artículos 1, 5, 6, 121, 122, 123, 124 y concordantes de la Constitución Nacional.

    En efecto, al tratarse de impuestos de aduana que sólo corresponden al Gobierno Federal no integran la masa coparticipable de la cual puedan participar posteriormente tanto las provincias, como la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y los gobiernos locales. En el caso de la Provincia de Córdoba, este aumento significa un aporte aproximado al Tesoro nacional de 2.450 millones de pesos, de los que nada corresponden al erario provincial.

    Piénsese que el artículo 124 de la Ley Suprema reconoció la propiedad de los recursos naturales de las provincias y sentó las bases de la coparticipación impositiva y del gasto público federal en los artículos 75 incisos 2 y 8, entre otros aspectos tendientes a fortalecer nuestro federalismo y la descentralización del poder. Por eso esta medida es centralista y profundiza la dependencia política y económica de las provincias.

    Consideramos que ha sido manifiestamente insuficiente la reacción de los gobernadores de las provincias más afectadas, que se han limitado a reclamar mayores obras públicas en sus respectivos Estados. Creemos que el Congreso, el Poder Judicial y las Provincias deben ejercer de inmediato sus atribuciones constitucionales en esta materia y que además, no debe demorarse más el debate sobre la ley convenio de coparticipación impositiva, para dar cumplimiento al proyecto federal de Constitución.

  4. Qué bárbaro! Como por arte de magia, mi comentario anterior se borró. El blog es tuyo, José, y la libertad de expresión es de todos.

  5. Ninguna magia Marcela Ottone. Si arrancás tu comentario diciendo que me encantan los secuestros de niños y pelotudeces semejantes, te lo borro. No por magia sino porque entre gastarme en contestarte tus pavadas y borrarte, elijo la segunda opción.
    En cuanto a la libertad de expresión, para defenderla tratá de aprender lo que significa. Hacé tu blog para decir lo que quieras. En el mío las reglas las pongo yo.
    La segunda parte de tu comentario era interesante para discutir. A ver si lográs discutir sin descalificar que no se quién te califica a vos.

  6. De ninguna manera dije que te *encantaran* los secuestros de nadie. Simplemente preguntaste qué se festeja y yo respondí que quizás se festejara la desaparición de inocentes (niños) secuestrados, obviamente de manera irónica. Según parece, el monopolio de la ironía te pertenece. Y está bien, como vos decís, el blog es tuyo y tuya la autoridad de publicar y/o borrar lo que quieras. Publicar un blog, al menos con este tipo de contenido, no es lo mío. Lo dejo en manos de profesionales. Yo soy audiencia, público, y como tal, doy mi feedback porque este espacio abre el lugar para hacerlo. Y también decía que la cuestión no es festejar sino conmemorar. Respetuosos saludos, en este día en el que yo no festejo nada.

  7. Y de paso te respondo, que a mí me calificaste vos, automáticamente, tratándome de pelotuda y pavota (porque digo pelotudeces y pavadas) y borrando un comentario que vos consideraste pelotudo y pavo. Con mucha altura, claro.

  8. Si es cuestión de conmemorar y no festejar, entonces por qué la mayor parte del país no conmemora nada y utiliza este día más bien para festejar?.

  9. Por otro lado, durante la historia la Constitución Nacional se violó en reiteradas oportunidades, los golpes de Estado son solo una.
    Si es por conmemorar algo contra los golpes de Estado, también tendría que haber feriado por lo del 30, 43, 55 y 66. ¿Por qué será que muchos ni siquiera mencionan el golpe del 43?. ¿Será porque fué un “golpe bueno”, a diferencia de los demás que fueron “golpes malos”?.

  10. No te dije pelotua ni pavota, sino que me decías pelotudeces y pavadas, no es que las lanzabas al universo. No guardo tu mensaje pero no parecía irónico. Lo mío fue una reacción. Haya paz, retiro mis calificativos.

    Sobre lo que decís de la conmemoración no pasa de ser un juego de palabras. Nadie conmemora fechas opuestas a lo que se está defendiendo. Le llamen como le llamen los peronistas no “conmemoran” el 16 de septiembre, ni los radicales el 6 de septiembre. No tiene pies ni cabeza.

  11. Como la mayoría de la gente ,ese 60% que dijo no saber porqué es el feridado, y no conmemora nada porque no le interesa saber, estoy yo que no conmemoro nada tampoco. El problema con los militares es de un grupo no de todo el pueblo. Yo tenía 11 años cuando se produjo el golpe y durante los años del gobierno militar no he sabido nada de lo que pasaba, porque no me interesaban los problemas de los que no era parte. No me pienso solidarizar con nadie, no voy a conmemorar nada, ni voy a tomar partido por ninguno de los dos bandos. Los dos bandos han sido una mierda y no quiero saber nada ni con montoneros ni militares. Son fascistas los dos bandos.
    Los que dicen ser víctimas de los militares, que reclaman justicia por los hijos secuestrados, no se acuerdan de cuanta gente mataron sin ninguna compasión; mujeres, niños, todo lo que ellos querían eliminar lo eliminaban. Si el terrorismo pone bombas en cualquier lugar del mundo lo celebran, y después sin ninguna vergüenza hablan de derechos humanos. Esta gente es una escória. Lo mejor que pueden hacer es dejar de reproducirse.

  12. La indiferencia hacia la fecha de mucha gente se explica porque son de una nueva generación.

    Sólo estos enfermos de odio y rencor revuelven en un pasado de 32 años atrás

    como si quisieran reescribir la historia,

    apareciendo como vencedores de una guerra que declararon a un gobierno constitucional y a la nación toda,

    y en la que fueron derrotados.

    En los principos de esa guerra emitían jactanciosos “Partes de Guerra” haciendo apología de sus crímenes,

    despues cuando comenzaron las derrotas empezaron a clamar por los derechos humanos (que jamás respetaron de sus víctimas).

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: