Le quité el “aero” al nombre de la empresa de aviación de bandera porque dadas las circunstancias me pareció lo más prudente. Al bochorno de los últimos días en Ezeiza se le sumaron las demoras y cancelaciones en Aeroparque.

Me molestan los extranjeros puteando al país en el Aeropuerto ¿De qué se quejan? Ellos vinieron voluntariamente. Buscaban los precios baratos del paraíso populista de América Latina. Esto es parte del espectáculo, como cuando van a Cuba a “disfrutar” del paisaje pintoresco de la gente viviendo como en el año 50 con un deterioro de medio siglo. Sáquense una foto con Cristina y relájense que esto es rutina.

Hoy mientras algunos medios eligieron “informar” que el asunto está solucionado muchos pasajeros se encontraron con sus vuelos cancelados otra vez.

Por ahora bondi, esperemos un poco y a desempolvar las carretas. Llegará el día en el que la única forma de viajar en avión sea ser amigo de la familia presidencial que cuenta con su propia flota.

Es un día como para recordar a la embajadora bolivariana, ex azafata y vecina del edificio Cavanagh doña Alicia Castro cuando nos hablaba de lo genial que iba a ser Aerolíneas cuando se la regulara mas, se la interviniera más, se la des-noventizara. La mayoría de los argentinos querían esto. Enjoy.

Categories:

12 Responses

  1. José no tengo claro cuál es la condición de Aerolíneas. No es estatal, pero ¿tiene el estado parte del paquete accionario, o sea es mixta con predominio privado?
    Se la ha acusado de falsear balances; hoy escuchaba a un sindicalista que decía que se sobrevendían pasajes en todos los vuelos. En fin, si es privada, o mixta con mayoría privada, igualmente es un desastre. Ya sé que está sometida a mil presiones del estado y de los gremios, y que ninguna empresa puede así ser más o menos normal.
    Por lo demás, sabemos que nuestras queridas empresas estatales, “las joyas de la abuela”, siempre fueron desastrosas.
    Como vos decís, es lo que la mayoría de los argentinos quiere.

  2. En los 80 la experiencia estatizadora condujo a la población a adherir a las privatizaciones en una proporción favorable de 70/30.

    Después de la crisis (mal diagnosticada) del 2001 volvió la adhesión estatizadora en proporción revertida 30/70.

    Como dice José : Enjoy it

  3. hay que revisar la fatidica ley 19.030 hecha a medida en su momento para que no le tocaran la quintita a AR. Con cielos abiertos van a pensar un poquito mas en las consecuencias .

  4. Dentro de poco ya vamos a tener el 70/30 en favor de la iniciativa privada.
    Pero eso no es lo importsnte, lo que debería interesarle a la población es que no se le debe poner ningún tipo de trabas a la iniciativa privada.

  5. Muy certero y necesario el apartado sobre los turistas criticando al país. Es cierto que esta contingencia no es más que parte del paquete turístico que implica venir a la Argentina. Como lo es no poder comer por la calle nada decente -según el estándar Argentino, por supuesto- cuando se visita Bolivia, o la falta de veredas en Italia. Nadie se pondría a despotricar contra eso. Sólo un pink-skinned, fat-ass tourist from a Caribbean Cruiser con camisa floreada.

    Siempre digo que una cosa es viajar, y otra muy distinta es ir de turista.

  6. Benegas, el asunto es tal como lo relata. La gente “progre” siempre hinchó con el tema de las privatizaciones. Ahora están viendo como Aguas Argentinas (estatizada) nos deja sin agua, Aerolineas Argentinas (cuasi-estatizada) vuela solo cuando quieren los gremialistas (la nueva camada – la anterior son diputados o embajadores), el correo argentino (estatizado) funciona a vapor. Una carta demora entre 6 y 7 veces los tiempos que demoraban a principios del siglo XX y cuenta con tarifas mas del doble de las que se pagan en paises limitrofes y las empresas privatizadas(las que quedan) con sus tarifas congeladas por un caprichoso que les impone desde el estado lo que deben ganar, no ponen un mango ni invierten aunque venga Freedy Krueger a comerselos crudos. No era esto lo que querian ? Lo están logrando muchachos.ENJOY IT.

  7. ¿Y si se tratara de un plan K para forzar a sus actuales dueños a desprenderse de una compañía “conflictiva”, y por ende devaluada, para que así la puedan comprar por precio vil los amigos del poder?.

  8. Del 46% que votó a Cristina, creo que es apenas un porcentaje muy bajo el que viaja en avión, como así también los que pagan los servicios de luz, gas, agua y demás empresas de servicios privatizadas.
    Son los mismos que consideran a las empresas privadas un ememigo que debe ser desangrado en beneficio de los más “débiles” y a la asistencia social como un derecho inalienable al que, obviamente, son ellos los que puedej usarlo.
    No te equivocás José. They are enjoing it.

  9. Pablito, tu hipótesis puede que sea verificada como una realidad. Tiempo al tiempo. Idéntico caso con las petroleras.
    El tema, entre otros, que me duele, es que la compañía, con este servicio, se denomine “Aerolíneas Argentinas”, cualquiera sea la nacionalidad de sus accionistas. Empeora las cosas.
    Y lo de tomar bondi, no es una variante de solución en términos de vuelos de cabotaje. Puede ser un viaje a la muerte.
    Mejor quedarse en casa, tomando mate y bizcochitos, o té con masitas, según target.
    Pero todos, j… por igual.
    Quiero un helicóptero como el de Cristina !!!

  10. Viajar en avión ha dejado de ser confortable. Desde San Juan, antes había cuatro vuelos diarios a Bs As por Austral y dos por Aerolineas Argentinas. Los servicios de Austral eran mucho más eficientes que los de Aerolineas Argentinas con aviones más grandes, modernos sobre todo Austral era muy puntual. Había viajado unas cuantas veces en las dos compañias y me daba cuenta de la diferencia de calidad. No obstante en Aerolineas Argentinas era posible viajar a más destinos, como Córdoba, Mar del Plata y Santiago de Chile. Después de la crisis del 2001, los pasajeros disminuyeron y dejaron de operar paulatinamente o reducir sus frecuencias otras lineas como Ladeco, Lan chile, Alta, Lapa, Southerwind, Dinar. Casi todas las lineas nacionales desaparecieron y dejaron a Aerolineas Argentinas como única compañia de servicio aéreo. Las lineas internacionales han reducido tanto la frecuencia que ya no prestan un servicio útil. Pero desde que Aerolineas tiene el monopolio del servicio, el número de vuelos ha bajado a uno o dos por día desde San Juan a Bs As, cuando en otras épocas llegaron a haber hasta 8 vuelos por día. Hoy en día ni siquiera es seguro si se puede viajar el día y hora previstas porque las cancelaciones de vuelos han pasado de ser una excepción a ser una regla.
    Aerolineas Argentinas, desplazó a todas las demás líneas del mercado y después de que se hizo del monopolío suprimió todos los destinos a diferentes partes del país excepto Bs As.

    En marzo pasado viajé hasta Bs As y hubo un conflicto en la empresa, y con ellos reprogramaciones, cancelaciones y muchos pasajeros varados. Llegué a Bs As subiéndome a un avión de una linea extranjera. Cuando regresé el conflicto seguía. me dirigi a aeroparque Jorge Newbery y el vuelo estaba cancelado, debí esperar casi nueve horas para abordar un avión. Asi que la próxima vez viajaré en ómnibus, que son lentos pero salen a tiempo.

  11. Lo de Ezeiza fue un bochorno. Si quieren parar los de Aerolineas que paren. Pero yo iba por American Airlines y tampoco dejaban salir vuelos de otras companias. Si quieren hundirse en su mierda me parece bien, pero que perjudiquen a otras aerolineas privadas que hacen las cosas bien, eso no me parece.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: