Para los que se pregunten a qué se dedica Felisa Miceli con tanto tiempo libre, gracias a nuestro lector Martín despejamos la incógnita.

Ella conserva su lugar como miembro del Consejo Asesor de Caras y Caretas, la revista de historia oficial de Felipe Pigna. De conocida trayectoria intelectual Felisa (¿o no?) supo ganarse fama ser buena para las historias después de justificar la súbita aparición de unos morlacos en su despacho en un préstamo fraterno. De ahí que Pigna la haya elegido para apuntalar el prestigio de su emprendimiento revolucionario.

¿Seguirá buscando casa?

Categories:

20 Responses

  1. Quisiera ver el rostro de ese tal Felipe Pigna porque no lo identifico. Pero está visto que es un bueno para nada. No veo que nadie hable bien de él.

  2. Bueno nunca mejor puesto el titulo de la revista….Caras (tipica mujer kakista como garre) y Caretas (hay que ser realemtne un karadura para llamarse historiador, decir los disparates que dice y admitir publicamente que entre tus konsejeros esta micelli)

  3. Creo que Felipe Pigna, fue junto con Pergolini uno de los creadores del GEN Argentino, y de algunas cosas mas donde Bolivarizaron nuestra historia…. ademas ayer idolatraron al Che Guevara….Un advenedizo, trepador y artifice tambien del “copy y paste” con antecedentes parecidos a los de Bucay..!

  4. Tiene la típica carita de intelectualoide zurdo, anteojos, barbita pseudo guevarocastrista pero no muy larga porque el es de Palermo soho vio? aire de “comprometido” y una cara de pelotudo mitológica.

  5. Sin voluntad de ofender (realmente me interesé por los comentarios que leí aquí) y pidiendo disculpas anticipadas por acotar algo que no viene al caso: ¿Notaron que en un blog para el desacuerdo estan todos de acuerdo?

  6. Pablovio, este es un blog personal. El desacuerdo del título es el mío y no con los que comentan que están en muchos casos tan en desacuerdo como yo. Lo expliqué muchas veces.

    Sin embargo desacuerdos han habido muchos, incluso con gente con pensamientos opuestos. Lo que pasa es que este blog se rige por dos reglas indispensables: 1. El blog es mío (derecho de propiedad) y 2. No se admiten boludeces.

    Entonces en lugar de gente que discute, han aparecido nabos diciendo cosas tales como “fachos, van a ver cuando ganemos en octubre” y otras reflexiones filosóficas de la misma calaña que yo borro. Si no aparecieron otros a decirme cuanto les desagrado, algo que me es por completo indiferente y también los borro. Los que no logran trascender con estas formas de sentirse malos se sienten frustrados y no vuelven.

    Lo remarco porque “la ideotogia” kakista que predomina en los que “están de acuerdo” se circunscribe a una forma de insulto, señalamiento, marginación al estilo más primitivo que se pueda imaginar. Es raro que puedan adaptarse a un blog que tiene una regla como la número 2.

  7. Ese pseudo pasquin de décima que tomo el nombre de la histórica publicación y la arrastro por el lodo, esta “fogoneada” por el Sindicato de los Porteros porque los Santamaria que la dirigen, financian y editan son algo así como los Moyanos porteriles ( Padre e Hijo por supuesto).
    Ese es otro “reducto protegido” que deberíamos ponerle el ojo los ciudadanos comunes …los Sindicatos, auténticas monarquias inexpugnables donde se suceden padres, hijos, cuñados, hermanos y entenados.
    Ejemplos sobran los Santamaria, los Moyano, los Barrionuevo, los Cavallieri, etc..etc..
    Y este Pigna y esta Miceli, vieron el “reducto protegido y subsidiado” y avanti con los faroles, se mandaron a la suya…o sea a seguir viviendo como parásitos.

  8. Creo que sería muy naif de mi parte no haber entendido que el “desacuerdo” era desacuerdo con el acuerdo general de este gobierno, y más ingenuo aun sería creer que yo no había notado esto. Lo que yo pretendía señalar, de alguna manera, es que hay muchisima gente que está muy cerca de lo que piensan ustedes pero que por una cuestión de nombres propios y de estilo se convierten en sus más radicales enemigos. Entiendo perfectamente que en un blog personal la verdad es de quien tiene el derecho de propiedad de ese blog, y no hay nada de malo con eso porque es así en todo sentido: el dueño de una casa maneja la verdad de esa casa, el dueño de un país la del país (en términos generales). A lo que apunto yo es a una cuestión de modo; creo que lo que se dice y el modo como eso es dicho son, sino lo mismo, por lo menos inseparables. Pensar el lenguaje en términos instrumentales, como mera herramienta para expresión de las ideas, es anacrónico, de los tiempos de la propaganda stalinista (aunque es lo que hace este gobierno también). El lenguaje vale por si mismo, y yo lo se porque fui testigo de como una afortunada combinación de palabras movió voluntades. Por eso, mi apreciación es esta: atacar con un estilo violento a quien ataca violentamente es pertrechar un sistema de información deficiente; dar por sentadas ideas u opiniones comunes a un grupo de gente, sin desarrollarlas del todo, es ser complice en la construcción de una opinión pública basada señaladamente en la simpatía, aunque tal vez en la especulación. Un desacuerdo, en este estado, se acerca peligrosamente a un acuerdo. Por eso, con la mejor voluntad de aportar, creo necesario, sino resolverlo, al menos plantear este problema: si el blog no tiene otra intención que ser un club de amigos que comparten opiniones, lo que está muy bien y me parece muy saludable, seguirá siendo autocomplaciente. Ahora bien, el hecho de que se traten temas de política lo lleva uno a pensar que el blog tiene ciertas ambiciones, al menos a mi forma de ver las cosas, y por lo tanto creo que para lograrlas mejor es necesario un replanteo técnico, estilístico. ¿Cuántas voluntades serían capaces de ver y aprehender la realidad en la que tanto creen ustedes sólo por el uso de unas cuantas palabras, como diría don Juan Manuel, “falagueras”?, ¿Cuántas almas podrían convertirse y asumir su ignorancia al enfrentarse a un desarrollo explicativo de la información y de las opiniones, que lleve al lector por todo el camino necesario para pensarlas, y no que le muestre sólo el producto acabado de ese pensamiento, incomprensible en último término para quien no piensa en eso?. Desconosco si a ustedes les interesa que más gente piense como ustedes. También desconosco si se consideran minoría o no en la realidad argentina. Si es así, creo que no debería existir miedo a dejar de ser menos.

  9. Pablovio usá la segunda persona del singular. Te sugiero que leas el blog, porque estás dando por sentado que no se justifica lo que se dice y tu descripción no responde a la realidad y es demasiado genérica como para entender de qué hablás. Es decir, incurrís en lo que objetás con una crítica general. En tus palabras, tu opinión resulta acabada y sin permitir al lector “seguir todo el camino” para pensarlo.
    En cuanto a las ambiciones del blog, dejámelas a mi que es mi problema.

  10. Algo más, el desacuerdo no es con el acuerdo general del gobierno, es mucho más amplio. No podés hablar de un blog desde un pedestal sin siquiera haberlo leído.

  11. Siguiendo con el punto…no habrìa que desempolvar aquellos ensayos de “portaciòn de cara”?.
    Se està dando ùltimamente.

  12. La verdad que sí Juanjo, puede que suene discriminatorio pero vamos: ¿habias visto antes una cara de pelotudo de dimensiones semejantes?

  13. Martín estás muy acertado. Eso es algo que he observado mucho entre los intelectualoides de la universidad, tienen todos un rasgo común. Usar anteojos pequeños, poner cara de culo, usar barbita candado. Este tipo es uno más de los describo´.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: