Estuve en el estudio de Alejandro Simik haciendo fotos para la página de la radio y conocí su museo fotográfico que además es bar y donde se pueden ver cámaras de todos los tiempos mientras se toma un café. Un lugar de esos con los que te sorprende Buenos Aires todo el tiempo y que vale la pena conocer.

click to close

Categories:

4 Responses

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: