El día del periodista que se celebra actualmente, el 7 de junio, fue establecido por un congreso de periodistas llevado a cabo en Córdoba en 1938. Recuerda la fundación en esa fecha de 1810 del periódico La Gazeta por parte de Mariano Moreno y por disposición de la Primera Junta de Gobierno como órgano oficial.

En un país como la Argentina con una vergonzosa tradición de periodismo al servicio del poder (en muchísimos casos de todos los poderes sucesivos), de periodismo estatal por arriba y por debajo de la mesa, la fecha no es muy adecuada como ya lo mencioné en este blog, por más que uno pueda considerar muy serios los propósitos políticos de la Revolución de Mayo, y en mi caso, aún cuando me une a Mariano Moreno un parentesco que de cualquier modo no me impide ser crítico de su impronta jacobina.
Otro personaje merece ese sitial de honor en la historia del periodismo argentino. Domingo Faustino Sarmiento escribió en una roca camino al destierro en Chile : “On ne tue point les idees”, es decir, “las ideas no se matan”. Este axioma por sí solo podría resumir el poder moral del periodismo, lo escribió como respuesta interior a la arbitrariedad de ese exilio, debido a las críticas que había vertido en su semanario “El Zonda”, fundado en San Juan el 20 de Julio de 1839.

Lo de “semanario” fue una intención, pues sólo salieron 6 números en el mes y medio de su existencia. El 25 de agosto del mismo año debió cerrarlo y escribir su testamento, ahogado por la suba del precio de la impresión por parte de la imprenta del Estado dispuesta por el gobernador Nazario Benavidez. Benavidez que había autorizado la vuelta de Sarmiento de su primer exhilio respondía la estructura de poder nacional rosista, a la que estaba enfrentado Sarmiento. Sumado a eso El Zonda había hecho ironías sobre la mujer del gobernador Telésfora Borrego de Benavidez y se quejaba por la situación de la educación en la provincia.

Por esta historia tan particular que está tan relacionada con las circunstancias actuales del poder y del periodismo como con los métodos constantes con los que se ha condicionado la opinión libre en La Argetnina, la fecha del 20 de julio es mucho más adecuada que el 7 de junio para celebrar el día del periodismo. Así que lanzo la propuesta desde éste blog esperando que otros se sumen.

Seguirá habiendo quienes festejen la posibilidad de medrar dineros públicos ejerciendo de chupamedias, el 20 de Julio será para apostar por la independencia del periodismo, por su lucha contra el estatismo, por su misión eminentemente liberal, por su visión crítica y su función de molestar al poder. Como los días de conmemoración sirven para señalar horizontes y para levantar la mirada sobre la mediocridad general, recordar al autor de la frase “las ideas no se matan” como síntesis de la función de la prensa, servirá para alimentar la esperanza sobre la devastación de la expresión libre que sufre actualmente La Argentina.

Categories:

4 Responses

  1. Yo propongo en cambio, la fecha del primer boletín publicado por sarmiento para el Ejércto Grande. El que arrasó a Rosas, e inauguró el proceso que culminó con la proclamación de la Constitución del 53

  2. También era un boletín oficial, mejor que el de Moreno, pero no se ajusta al parámetro que intento poner como modelo.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: