Mi propuesta para YPF, Aerolíneas y empresas del estado en general.

Voy a evitar argumentar. Si la idea no se explica por sí sola, habré fallado:

YPF: Las acciones en poder del Estado Nacional se darán en pago a las sentencias firmes por reclamos previsionales, dando prioridad a las más antiguas. Si quedara un remanente, se formará un fideicomiso cuyo fin será pagar las futuras condenas contra el ANSES.

Aerolíneas Argentinas: Las acciones en poder del Estado Nacional serán repartidas entre los empleados del a Empresa. El mismo procedimiento se seguirá con el resto de las empresas estatales.

Areas petroleras y mineras: Se otorgarán en usufructo por 20 años en partes proporcionales a los titulares de asignaciones universales por hijo. A ese fin se formará una sociedad anónima cuyas acciones serán distribuidas del modo indicado. Transcurridos los 20 años, las áreas serán propiedad de los dueños de la superficie. Si los terrenos fueran fiscales, quedarán en manos de los accionistas de la compañía.

Se otorga a las comunidades llamadas “originarias”, la plena propiedad del subsuelo de las tierras que legítimamente habitan desde el día de la fecha.